ECONOMÍA
29/01/2014 09:34 CET | Actualizado 29/01/2014 09:34 CET

Las ventas del comercio minorista descienden un 3,9% y encadenan seis años a la baja

PHOTOS.COM

No ha sido un buen año para el pequeño comercio en España. Las ventas del comercio minorista a precios constantes (eliminada la inflación) bajaron en 2013 el 3,9 % respecto al ejercicio anterior, con lo que este indicador del consumo encadena seis años consecutivos a la baja.

Según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el pasado diciembre las ventas se mantuvieron estables en el conjunto del sector, si no se tienen en cuenta las ventas en las gasolineras, que subieron el 0,3 %. En ambos casos, suponen los mejores datos para un mes de diciembre desde que empezó la crisis.

Por modos de distribución, todos redujeron sus ventas en 2013, especialmente las empresas unilocalizadas. Las grandes cadenas acusaron menos el descenso, del 0,4%. El empleo en el sector disminuyó un 1,9% en 2013, especialmente en las pequeñas cadenas y las grandes superficies.

Las principales patronales del sector esperaban que sus ventas subieran en diciembre impulsadas por la campaña de Navidad, en la que muchos establecimientos se juegan gran parte de los ingresos de todo el año.

El pasado septiembre fue el primer mes de crecimiento (un 2,2%) de las ventas de los minoristas en tres años. En 2012 cayó un 6,8%, casi el doble que el pasado año, el peor dato desde el inicio de la crisis.

PILLALO