POLÍTICA
17/02/2014 20:47 CET | Actualizado 17/02/2014 21:42 CET

Jorge Fernández: "Han muerto 15 personas en Ceuta, perdón, formalmente en Marruecos"

EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha querido defender la labor de la Guardia Civil en la frontera en Ceuta, pero al hacerlo ha tenido el siguiente lapsus:

"Han muerto 15 personas en Ceuta, perdón, formalmente ha sido en Marruecos, pero buscaban una vida mejor".

Fernández Díaz, que ha intervenido en un acto organizado por el diario La Razón al que ha acudido la cúpula de la Guardia Civil y la Policía, ha asegurado que las funciones de la Benemérita son "un pronóstico feliz para el afligido, en tierra y en mar, en Ceuta, en Melilla y en toda España".

"Gracias a ellos, España es un país razonablemente seguro", ha proseguido el titular de Interior, que ha definido la muerte de 15 inmigrantes frente a la costa de Ceuta el pasado 6 de febrero como un "hecho trágico".

Sin embargo, Fernández Díaz ha mantenido su defensa de la actuación de la Guardia Civil, que disparó bolas de goma a los inmigrantes que llegaban a nado a la playa de Ceuta, tal y como reconoció en el Congreso de los Diputados la semana pasada.

El ministro ha afirmado que los agentes seguirán actuando "como siempre", lo que para Fernández Díaz es actuar bajo los principios de "congruencia, proporcionalidad y pleno respeto a los derechos humanos".

LAS CONTRADICCIONES

Según un vídeo difundido el pasado viernes por LaSexta, los inmigrantes que lograron llegar a la playa con vida pisaron la arena de la playa española, con lo que su expulsión "sobre la línea de agua" sería considerada irregular.

Pero desde la Guardia Civil aseguraron que este proceso de devolución es habitual y que forma parte del protocolo.

En las imágenes también se ve cómo los agentes esperan de pie, sin hacer nada, a la llegada de los inmigrantes. Se ha criticado que esperaron viendo cómo se ahogaban los que no lograron alcanzar la tierra. Pero la Benemérita asegura que los agentes no podían lanzarse porque se encontraban en aguas marroquíes, donde las fuerzas alauitas estaban trabajando.

Otro asunto polémico es el uso de material antidisturbios. En la grabación se observa cómo los agentes disparan al agua mientras los inmigrantes tratan de alcanzar la orilla. En un principio, el director general de la Guardia Civil negó el uso de este tipo de material, sin embargo, días después el propio ministro le contradecía y admitía su uso.

De hecho, algunas ONG han publicado imágenes de inmigrantes con marcas que, según indican, habrían sido producidas por las pelotas de goma.

En los últimos días el número de cadáveres ha ido en aumento hasta alcanzar la cifra de 15 personas muertas, aunque no se descarta que ese número vaya a más. Así lo ha esperado el propio ministro en el acto en La Razón.