NOTICIAS
18/02/2014 20:42 CET | Actualizado 19/02/2014 13:19 CET

Paco González vuelve a las ondas: "Ni siquiera me importa el odio eterno que siento por los asesinos"

"Volver a vivir sin miedo es lo único que me importa". "Ni siquiera me importa el odio eterno que siento y sentiré por ellos". Con esas frases, entre otras, y con una larga de agradecimientos, el periodista Paco González ha vuelto a las ondas de la Cadena Cope tras el intento de asesinato de su mujer y su hija.

El periodista, con voz firme pero por ratos temblorosa, ha recordado en antena parte del asalto supuestamente encargado por una joven obsesionada con él desde hace años. En él, su mujer, Maite, y su hija María sufrieron varias puñaladas de las que su esposa todavía se recupera. Los responsables fueron detenidos e ingresaron en prisión.

"Hoy mi hija hace vida normal, casi no cojea" a pesar de las "puñaladas" que ella misma ha disfrazado en su colegio como un accidente con un cuchillo. "Maite está viva. Solo le han quitado la sonrisa" y no tendrá "lesiones de por vida", ha dicho de la que definió como "el corazón de la familia en torno al que giramos todos". "Está intentando ser feliz, aunque de momento no le sale", ha lamentado en su programa, Tiempo de Juego, asegurando que desearía despertar "y que fuera mayo o agosto" para comprobar la mejoría de su pareja.

"LAS CONTÍNUAS FRASES DE TE VOY A MATAR"

Lo que la familia desearía es que "la pesadilla quedase muy lejos", incluidas las "contínuas frases de 'te voy a matar'" proferidas por los agresores, a los que ha definido como asesinos.

En su largo capítulo de agradecimientos, el veterano periodista ha incluido a su empresa, al resto de periodistas, al personal sanitario, a la Guardia Civil, a las personas que socorrieron a sus familiares, a las personalidades del deporte o a dios, entre otros.

Si hasta los peores días tienen segundos que parecen el paraíso, dijo citando a Jorge Luis Borges, "los primeros instantes en el paraíso no llegaron en los primeros días" después de la tragedia, reconoció.

Sin embargo, González está dispuesto a "cargar las pilas", mirar adelante y mantener el programa a disposición de los oyentes, que podrán ir a verlo (como hizo la supuesta instigadora de la agresión) y sacarse "las fotos que quieran".

RESPONSABLEMENTE