NOTICIAS
27/02/2014 11:59 CET | Actualizado 27/02/2014 11:59 CET

Visitar Altamira vuelve a ser posible: las cuevas reciben a sus primeros visitantes

EFE

El Museo y Centro de Investigación de Altamira ha abierto sus puertas hoy, primer día de las visitas experimentales que servirán para evaluar la presencia humana en la cueva, con "algo más de gente de lo normal", pero sin colapsos y con la expectación de los medios de comunicación.

El pasado 18 de enero, el Patronato de Altamira acordó que la cueva prehistórica situada en Santillana del Mar comenzaría a recibir visitantes de forma experimental para analizar el impacto de la presencia humana, antes de decidir definitivamente si se reabre o no al público.

Esas visitas experimentales se harán durante 37 minutos, con cinco personas más el guía cada semana, para dar continuidad a los estudios sobre el estado de la cueva que se realizan desde septiembre de 2012. Esta nueva fase de los estudios se considera, por parte de la dirección del museo y los técnicos, como "experimentos científicos con visitas".

POR SORTEO

Hoy el Museo de Altamira ha abierto a las nueve y media de la mañana, como cada día, ante la expectación de un gran número de periodistas, y está recibiendo a los visitantes con normalidad.

Está llegando "algo más de gente" de lo habitual, y la diferencia con un día corriente no está siendo demasiado significativa. De los primeros en llegar han sido dos centros educativos de Cantabria: un colegio y el instituto Las Llamas de Santander.

Pero esos chicos no formarán parte del sorteo por el que se elegirán a las cinco personas que hoy serán las primeras en acceder a la cueva desde que se cerró en 2002, porque uno de los requisitos es ser mayor de edad. Los elegidos tendrán que vestir monos desechables, gorro, guantes, mascarillas y calzado especial.

La guía que realizará la primera visita es María Luisa, que es la empleada más antigua de Altamira y lleva casi 41 años trabajando allí. En declaraciones a Efe ha dicho que está "emocionadísima". "Llevo una emoción enorme. He tenido la suerte de acceder muchisísimas veces a Altamira, pero cada vez que se entra se vive de una manera diferente", ha manifestado.

Photo gallery Arte rupestre See Gallery

EL HUFFPOST PARA AMBAR