POLÍTICA
31/05/2014 11:39 CEST | Actualizado 31/05/2014 20:10 CEST

Cientos de personas inician la reconstrucción de Can Vies sin oposición policial

Unas 400 personas participan este sábado en el intento de reconstruir el edificio 'okupado' de Can Vies, cuyo desalojo y derribo parcial ha provocado una oleada de disturbios en la ciudad.

Los participantes en el intento de reconstrucción han dejado los escombros en la puerta de la sede del distrito de Sants a través de una cadena humana.

Después de que una veintena de personas haya accedido al recinto, protegido con vayas después de ser parcialmente derruido por una excavadora, han comenzado a decorar la zona y retirar las ruinas.

Vecinos y simpatizantes del centro social han desplegado la cadena humana a lo largo de los 750 metros que separan la sede de Can Vies, en el número 40-42 de la calle Jocs Florals, hasta el 104 de Creu Coberta, sede del Consistorio en el barrio.

La acción se ha desarrollado en tono festivo y reivindicativo, con vecinos de todas las edades y cánticos como 'No podrán desalojar la cultura popular', 'Libertad detenidas' y 'Sí, sí, sí, Can Vies está aquí'.

La acción coincide con la XIII edición de Firentitats, una muestra de entidades vecinales que durante toda la jornada llena de puestos la calle Sants y Creu Coberta, que se han mezclado con los centenares de manifestantes que han llenado la calle.

NOCHE SIN INCIDENTES

Además, la quinta noche de protestas en el barrio de Sants por el desalojo y derribo del edificio 'okupado' de Can Vies se ha zanjado este viernes sin incidentes por primera vez en la semana, después de cuatro jornadas de altercados que han dejado un balance de 61 detenidos, desperfectos por valor de 171.000 euros y decenas de heridos.

La protesta de este viernes comenzó con una concentración a las 21.00 horas en la plaza de Sants, donde centenares de vecinos -en el momento de más afluencia llegaron a ser un millar- organizaron una cacerolada y gritaron consignas a favor de Can Vies y en contra de la presencia policial en el barrio.

Tras la lectura de una manifiesto, los organizadores abrieron un turno de palabras en el que varios activistas llamaron a extender la "revuelta popular" a barrios y ciudades.

Al contrario que en las anteriores noches, cuando sobre las 23.00 horas comenzaron los primeros altercados, a esa hora la concentración comenzó a disolverse pacíficamente. Era la primera protestas después de que este viernes el Ayuntamiento paralizara el derribo completo del edificio.

La normalidad se hizo visible con la apertura al tráfico de la carretera de Sants y el paseo de Sant Antoni, la ausencia del helicóptero policial que ha controlado el barrio las últimas noches y el funcionamiento normal de la parada de metro de plaza de Sants.

Además, han convocado una manifestación a las 19.00 horas de este sábado en la plaza Universitat de Barcelona y una concentración previa a las 18.00 horas para acudir en columnas desde los diferentes barrios de la ciudad.

El colectivo que ocupa el edificio exige la liberación de todos los detenidos, la paralización del derribo y la dimisión del alcalde, Xavier Trias, y el concejal del distrito, Jordi Martí.

Photo gallery La reconstrucción de Can Vies See Gallery