NOTICIAS
23/09/2014 16:33 CEST | Actualizado 23/09/2014 16:33 CEST

¿Cómo puede ser la vida alienígena? El biólogo Richard Dawkins lo revela

ROSA M. TRISTAN

Si hay un biólogo controvertido y polémico en este planeta es sin duda el británico Richard Dawkins. Catedrático en la Universidad de Oxford, Dawkins ofreció el lunes 22 de septiembre una conferencia en la inauguración del Festival Starmus, que se celebra en Tenerife. Sorprendió porque no habló de la no existencia de Dios, sino de cómo puede ser la vida extraterreste, puesto que no duda de su existencia. “Hay mucha vida en el Universo, y si digo que la hay de mil millones de formas diferentes es poco”, señaló.

La audiencia era de excepción. Siguiendo sus palabras estaban el físico Stephen Hawking, a sus 72 años todo un ejemplo de resistencia humana, premios Nobel como Robert Wilson o Harold Kroto, cosmonautas como Alexei Leonov y el músico y astrónomo Brian May. Todos ellos forman parte del espectacular elenco científico que ha logrado reunir el también astrónomo Garik Israelian, del Instituto de Astrofísica de Canarias.

Dawkins reconoció que si encontramos vida fuera de la Tierra “cambiará la visión humano-céntrica que tenemos” y apoyó la necesidad de seguir buscando. También afirmó que “no debemos tener miedo [a la vida extraterrestre] porque la detectaremos por radiaciones, y las distancias serán tan inmensas que no hay posibilidad de que nos invadan”.

El biólogo apuntó que esa vida alienígena debe ser compleja como la nuestra, basada en los genes, pero posiblemente no en el ADN, sino en el ARN, que definió como su estado primitivo. Incluso debatió cómo serían esos seres en un planeta con una fuerza de gravedad mayor que la terrestre (los describió pesados y con las patas muy fuertes) o con una fuera menor (con finos puntos de apoyo sobre el suelo, casi flotantes). También detalló cómo podrían ser sus ojos, “porque estos órganos podrían haber evolucionado hasta de 40 formas independientes en ese planeta".

EL FIN: LA DIVULGACIÓN

Imaginarse, con datos basados en la biología evolutiva, como podrían ser los habitantes de otros mundos fue la aportación de Dawkins a un evento que se celebra por segunda vez en la historia en Canarias. Este encuentro, que cuenta con el apoyo del Gobierno insular, reúne a muchos científicos de primera línea con astronautas y músicos para hablar “de la Humanidad y el Universo desde el punto de vista de la divulgación”, en palabras de Israelian.

Antes que Dawkins, el físico norteamericano Robert Wilson relató cómo fue el proceso científico que le llevó a revelar, con su compañero Arnold Alan Penzias, que el ruido que captaban con una gran antena en 1964 era el eco que proviene del Big Bang, el inicio del Universo, conocido como "radiación cósmica de microondas". Por este trabajo recibirían el Premio Nobel de Física en 1978. “Hubo un momento en el que pensábamos que ese ruido venía de la materia orgánica de dos palomas que anidaron en la antena, así que las cogimos y las enviamos por correo lo más lejos posible. Pero no eran las culpables”, recordaba el científico con humor. También habló de los incrédulos que les animaban a abandonar su trabajo. “Pero éramos jóvenes y al final la ciencia necesita gente nueva, aire fresco que retome los temas; al final, gracias a ese empeño nuestro se acabó por aceptar la teoría del Big Bang”, dijo.

La sala del hotel donde se celebró la inauguración estaba a rebosar. Stephen Hawking entre ellos, acompañado de una de sus enfermeras y una asistente, parecía no perder palabra de lo que explicaban sus colegas. Entre una y otra, era requerido por quienes querían llevarse una foto del famoso científico que ha dedicado su vida a intentar comprender cómo funciona el Universo. Algo que parece haberle dado fuerzas para vivir con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) desde los 20 años.

Stepehn Hawking, observando una de las intervenciones durante el Festival Starmus.

“En las Islas Canarias nos sentimos enormemente honrados de tener la oportunidad de realizar nuestra humilde pero comprometida contribución en relación a este empeño de la Humanidad”, señaló en su intervención Juan Bautista Ruiz Alzola, director de la Agencia de Investigación.

Por delante quedan cinco días con intervenciones tan esperadas como la de Hawking, que como algo excepcional ofrecerá dos conferencias, y conciertos como el de Rick Wakeman, exintegrante del grupo de rock Yes, y de Brian May, que forma parte del consejo asesor del Festival Starmus.

ESPACIO ECO