INTERNACIONAL
29/10/2014 16:32 CET | Actualizado 29/10/2014 16:32 CET

Explota un cohete no tripulado de la NASA para abastecer la Estación Espacial Internacional (VÍDEO)

Un cohete Antares de la compañía privada Orbital Sciences Corporation, cargado para llevar suministros a la Estación Espacial Internacional (EEI), explotó la noche del martes poco después de su lanzamiento desde las instalaciones de la NASA en la Isla Wallops, en Virginia.

La firma está "evaluando el estado de la misión" de carga de este vehículo no tripulado, según la NASA, que ha precisado que no hay indicios de que haya habido víctimas. La explosión se produjo seis segundos después del lanzamiento del cohete por causas aún por determinar. Un piloto que volaba a 3000 pies de altura vivió la explosión en directo mientras sobrevolaba la zona. Lo grabó con su tableta y lo ha colgado en YouTube. Lleva casi 200.000 reproducciones.

"Es todavía muy pronto para saber los detalles de lo sucedido", ha indicado el vicepresidente ejecutivo de la compañía, Frank Culbertson. "Llevaremos a cabo una investigación a fondo de inmediato para determinar la causa de este fracaso y qué medidas se pueden tomar para evitar que se repita un incidente como este", ha añadido.

El cohete Antares llevaba consigo la cápsula Cygnus, valorados juntos en 200 millones de dólares, cargada con más de dos toneladas de material de reabastecimiento para los tripulantes del complejo espacial en órbita y sus experimentos. Esta era la cuarta misión de Cygnus, incluyendo el vuelo de prueba, y el primer lanzamiento nocturno del cohete Antares.

Entre la carga científica se encontraba un experimento para realizar observaciones espaciales de meteoritos en el momento de entrar en la atmósfera de la Tierra y varias investigaciones realizadas por estudiantes para analizar el efecto de la microgravedad en el crecimiento de las plantas.

Después de dar por concluido en 2011 su programa de transbordadores, la NASA se quedó sin vehículos propios para enviar carga y tripulación a la estación espacial por lo que se ha apoyado en el sector privado para las misiones de reabastecimiento y depende de las naves rusas Soyuz para enviar a sus astronautas.

OCHO MISIONES NO TRIPULADAS

Orbital Sciences es una de las dos empresas privadas contratadas por la NASA para transportar carga a la EEI, un complejo internacional de 100.000 millones de dólares en el que participan 15 naciones y que orbita a unos 385 kilómetros de la Tierra.

La compañía firmó un contrato de 1.900 millones de dólares con la agencia espacial para efectuar ocho misiones de abastecimiento no tripuladas con los cohetes Antares y la cápsula Cygnus. La otra empresa es SpaceX, creada por el cofundador de PayPal, con un contrato de 1.600 millones por 12 misiones con su cohete Falcon 9 y su cápsula Dragon.

"Lo ocurrido hoy no nos desalentará en nuestros esfuerzos por ampliar nuestra ya exitosa capacidad para enviar cargamento desde suelo estadounidense a la EEI", ha afirmado en un comunicado William Gerstenmaier, responsable adjunto del Directorio de Operaciones y Exploración Humana de la NASA.