POLÍTICA
04/11/2014 14:46 CET | Actualizado 04/11/2014 17:26 CET

Rajoy cree posible pactar con el PSOE una reforma constitucional, pero exige saber cuál

Si se abre, "con perdón, el melón" de la Constitución, en palabras de Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno cree que "es posible que el PP y el PSOE se pongan de acuerdo". Ese es el grado de convergencia que el jefe del Ejecutivo cree que podría alcanzar con el principal partido de la oposición.

Sin embargo, Rajoy exige a la oposición que aclare la concreción de la propuesta, que ahora no pasa de un "discurso" y un "eslogan", según él. "Estoy dispuesto a escuchar todas las propuestas de reforma de la Constitución que se hagan. Todas. Pero me gustaría que se hicieran", ha reclamado durante la clausura del Congreso Nacional de la Empresa Familiar en Alicante.

Las preguntas que Rajoy tiene para Pedro Sánchez y el PSOE son:

  • "¿Qué es lo que se quiere reformar?"
  • "¿Esto es para contentar a alguien? ¿Serviría esa reforma para contentar a ese alguien?"
  • ¿Dará "más competencias para las comunidades autónomas? Si es con más, ¿cuáles?" ¿Cederá el Estado competencias en "obras de infraestructura", o en Defensa, Exteriores o política económica?
  • ¿Se extenderá el modelo de conveno o concierto para todas las comunidades? "¿Nos apuntamos a eso que algunos llaman Estado federal asimétrico?"
  • ¿Es posible hacer una Constitución con el mismo nivel de consenso de 1978?"

Rajoy ha recordado que toda reforma debería contentar a una pluralidad de partidos y ha recelado de la posibilidad de que los que piden "la autodeterminación" estén dispuestos a negociar.

"Una Constitución para sólo dos partidos no es el mejor servicio que se le pueda a hacer a España", ha advertido.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST