POLÍTICA
26/11/2014 08:49 CET | Actualizado 26/11/2014 08:49 CET

Margallo deja Cuba sin ver a Raúl Castro

REUTERS

¡Se ha quedado sin la foto! El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha culminado su primera visita oficial a Cuba sin poder ver a su presidente Raúl Castro, pero ha dejado mensajes sobre la necesidad de mayor rapidez en las reformas económicas y la situación de los expresos políticos de la isla.

No figuraba en la agenda oficial pero se daba por hecho que Raúl Castro recibiría al ministro, que finalmente se tuvo que conformar con entrevistarse con el primer vicepresidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, 'número dos' del Gobierno cubano.

Ni la parte cubana ni la española han explicado los motivos de ese "plante" de Raúl Castro a Margallo, quien ha impartido en La Habana una conferencia sobre la Transición española en la que, sin mencionar expresamente a Cuba, ha ensalzado el pluralismo, el consenso y las libertades políticas.

En los últimos meses, Raúl Castro ha recibido a cancilleres de países como México o Panamá. También se entrevistó en 2010 con el antecesor de Margallo, el socialista Miguel Ángel Moratinos; y el pasado diciembre con el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, el mayor representante del Partido Popular en visitar la isla hasta la visita del actual ministro de Exteriores.

MARGALLO NO ACEPTA PREGUNTAS

Margallo ha rematado su agenda en Cuba con una declaración ante los medios sin opción a preguntas, donde ha expresado el deseo de España de que las reformas económicas puestas en marcha por el gobierno de Raúl Castro lleven "un ritmo más rápido", para que dejen mayor margen a la iniciativa privada y la inversión extranjera.

En este nuevo contexto económico de la isla, García-Margallo ha referido a la necesidad de "descentralizar la toma de decisiones", algo que "redundaría en un mayor crecimiento económico, que se traduciría en una mayor prosperidad de los cubanos".

El jefe de la diplomacia española también ha mencionado la situación de los expresos políticos y ha pedido a Cuba que deje viajar a la isla a aquellos que fueron excarcelados y trasladados a España entre 2010 y 2011, gracias a la mediación de la Iglesia cubana ante el Gobierno de Raúl Castro, apoyada por el Gobierno de España, entonces presidido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

EL HUFFPOST PARA AMBAR