TENDENCIAS
28/04/2015 13:19 CEST | Actualizado 28/04/2015 13:19 CEST

Guía para contestar cumplidos con mala intención (GIFS)

A veces son breves enunciados, escasas cuatro palabras que nos dejan con una sensación ambigua: ¿Tengo que dar las gracias por lo que me acaban de decir? ¿O realmente me está dejando caer que sólo estoy bien maquillada? Frasecillas que a simple vista son mansas como un gatito ronroneando, un piropo a simple vista que, en el fondo (y tú te has dado cuenta) rezuma bilis y maldad empaquetadas entre sonrisas. Sentencias como por ejemplo…

"Pero qué guapa, ¿has adelgazado?"

Aham. Sí. También lo hemos notado por aquí. Te ha dicho que antes, con tus kilitos de más, eras bastante más indigno de mirar. Vamos, que te la ha colado por la escuadra. Respira hondo, y agradece, que es de buena educación: "Muchas gracias; he ido guardando las bolsas de patatas fritas que no me he comido estos meses. Las tengo ahí por si las quieres, que ya no las voy a usar".

"Qué mala cara, ¿te encuentras bien?"

¿Qué pasa?, ¿que para un día que no te da tiempo a untarte corrector y darte un poco de máscara ya parece que eres un despojo humano? De verdad, qué poco tacto tienen algunos. Dicho a buenas o dicho a malas, a esto solo cabe una respuesta: "Pues estoy mejor que nunca, ¿tú todo bien?".

"¡Cómo se nota que eres rubia! (jejeje)"

Tonta. Te ha llamado tonta. Lerda. Poco inteligente. Estupidita, si lo prefieres. Pero con un "jejeje" al final que suaviza todo mientras tira de uno de esos topicazos tan absurdos que soportamos las mujeres. Por tu albina testa se te cruzan insultos de todo tipo, pero prefieres darte la vuelta mientras sueltas: ""Hablas demasiado rápido para que te pueda comprender. Terminemos aquí nuestra conversación, gracias".

"Muy bonito, pero para venir a mi boda mejor busca algo 'menos tú'"

A lo mejor me importa tres narices que pienses que esta falda es demasiado corta o este top demasiado recatado. A lo mejor me siento la persona más sexy del mundo con estos estos taconazos rojos. A lo mejor me da igual tu opinión, reina de la moda, más que nada porque no te la he pedido. Pero en vez de eso, sonríes y contestas: "Tienes razón, para tu boda pega algo más corriente".

"¡Qué guapo tu chico! Ya nadie esperaba que encontraras novio"

Una de dos, o estás diciendo que yo no entraba en tu lista de personas que podían tener pareja en ningún momento —por los motivos que sea, no me hagas rebuscar entre el fango—, o me ves tan cabra loca que no das un duro por esta relación. Sea como sea, me estás diciendo que esta relación no casa conmigo. Gracias, amig@. Te odio. Te odio fuerte. Peeeero en vez de eso: "Sí, ha sido difícil encontrar a alguien tan perfecto como yo".