TENDENCIAS
10/06/2015 16:17 CEST | Actualizado 11/06/2015 13:40 CEST

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa: la extraña pareja portada de '¡Hola!'

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, portada de la revista ¡Hola!. Podría ser una foto normal de un evento cualquiera. Pero es que la diva de los azulejos y el escritor premio Nobel de Literatura aparecen juntos en la primera página del magacín del corazón, que insinúa que podrían tener una relación mediante dos fotografías: una más formal de un evento en Londres y la otra de un encuentro —lo que llaman "un almuerzo para dos"— en la que la pareja aparece de espaldas y cogidos del brazo o de la mano. Una relación sorpresa que, de confirmarse, dejaría (y ya deja) boquiabierto a más de uno.

¡Hola! no suele dar puntada sin hilo. Pese a hablar de cotilleos o de corazón, sus años como decana de la prensa rosa hacen que no falle, y menos en la portada, donde expone su historia principal. Más aún cuando se trata de una de sus grandes abanderadas, Isabel Preysler. La filipina, exesposa del cantante Julio Iglesias y viuda del que fue ministro socialista Miguel Boyer, es uno de sus estandartes, de sus caras más recurrentes.

Preysler y su prole han protagonizado cientos de portadas de ¡Hola! y le han dado decenas de exclusivas. De hecho, en la de este mismo miércoles además de ella aparece Ana Boyer, su hija pequeña, contando sus trucos sobre fitness. ¿Casualidad? Sería muy, muy extraño que la relación que se insinúa no estuviera confirmada (¿acaso iba a enturbiar la cabecera las relaciones con los Boyer-Iglesias-Preysler mordiendo la mano que le da de comer?).

Según cuenta la publicación en su web, Preysler y Vargas Llosa se conocen desde hace tres décadas, cuando ella le entrevistó precisamente para la revista en 1986 en San Luis (Misuri, EEUU). El número que ha llegado a los quioscos este miércoles afirma que "muy probablemente, las circunstancias de sus vidas hayan propiciado que su amistad se haya estrechado y fortalecido últimamente. Poco a poco, Isabel ha ido retomando sus compromisos públicos tras la muerte de Miguel Boyer, hace ocho meses. 'Después de unos años realmente duros, mi vida ha vuelto a la normalidad, ha declarado Isabel, que ha contado con el incondicional apoyo de los suyos en estos momentos tan difíciles".

PATRICIA LLOSA, MUY APENADA

Preysler lleva viuda desde septiembre, pero se desconocía que el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, casado desde hace 50 años con su prima Patricia Llosa, se ha separado, como anuncia la publicación en este número.

Sin embargo, ahora Patricia Llosa ha salido a desmentir la ruptura. En un comunicado remitido a El País que ha emitido el mismo día de la salida de la revista, ha asegurado sentirse sorprendida y apenada. Llosa ha afirmado que celebró sus bodas de oro hace apenas una semana rodeada de toda su familia:

“Mis hijos y yo estamos sorprendidos y muy apenados por las fotos que han aparecido en una revista del corazón. Hace apenas una semana estuvimos con toda la familia en Nueva York celebrando nuestros 50 años de casados y la entrega del doctorado de la Universidad de Princeton. Les rogamos respetar nuestra privacidad”.

El matrimonio de los Llosa nunca había mostrado discordancias. De hecho, especialmente emotiva fue la declaración de amor que le hizo el literato a su esposa al agradecer el premio Nobel. Aquí puedes recordar el momento en el que se emocionó al decir "El Perú es Patricia, la prima de nariz respingada y carácter indomable...":

Curiosamente, el escritor estuvo casado con Julia Urquidi, que era su tía, además de ser tía también de la que hasta hace poco ha sido su pareja, Patricia. Julia y Mario contrajeron matrimonio en 1955 y se separaron en 1964, cuando el autor de Pantaleón y las visitadoras o La Fiesta del Chivo la dejó por su sobrina Patricia, con la que se casó en 1965 y con quien tiene tres hijos que le han dado media docena de nietos. Por ella tuvo una gran discusión, de la que mucho se ha hablado pero poco se sabe, con el ya fallecido premio Nobel Gabriel García Márquez.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

EL HUFFPOST PARA IKEA