NOTICIAS
11/07/2015 19:57 CEST | Actualizado 11/07/2015 19:57 CEST

Petros Márkaris: "Volver al dracma sería un desastre"

REUTERS

Es economista de formación: un griego nacido en Estambul, educado en Alemania y adorado por millones de lectores en todo el mundo gracias a sus novelas negras con el inspector Jaritos y su familia como protagonistas.

Pocos como Petros Márkaris han retratado mejor la Grecia de la calle, sus tensiones, riquezas y miserias, así como la corrupción de su clase política y empresarial. Nunca se ha fiado de Syriza, y en estos días, como tantos otros compatriotas, vive con angustia –y con un cabreo notable- el pulso entre el gobierno griego y la UE. Nos atiende por teléfono desde su casa en Atenas, mientras el Eurogrupo negocia la última propuesta griega. Grecia se juega su futuro en las próximas horas.

¿Cómo está viviendo estos momentos de tensión?

Si llegamos a un acuerdo, será en principio una buena noticia. Pero no será fácil para los griegos: las condiciones serán muy duras, porque negociar con los bancos cerrados y vacíos no es un buen punto de partida. El acuerdo será mucho más duro para los griegos que hace cinco meses.

Entonces, ¿el resultado del referéndum no ha ablandado a la UE? ¿No sería posible que haya algún acuerdo –sobre la deuda, aunque no quede por escrito- que mejore la última oferta sobre la mesa?

Francamente, no comparto su optimismo. No creo que haya cambios que hagan que las condiciones sean más suaves para los griegos. De hecho, todo el mundo aquí está preparado para afrontar medidas muy duras.

Entonces, qué sentido ha tenido la convocatoria del referéndum del pasado domingo?

Lo que ha demostrado es que Tsipras era sincero cuando dijo que no quería abandonar la UE, y ahora tenemos la prueba de ello. El problema siempre ha sido su partido, Syriza. El referéndum no era en realidad sobre el ‘si’ o el ‘no’, sino un instrumento para reforzar a Tsipras internamente. Y lo ha conseguido en Grecia; lo que no tengo tan claro es que él haya salido reforzado ante Europa.

Es un secreto a voces que las instituciones europeas –como ocurrió en Italia, con Berlusconi- hubieran preferido otro primer ministro en Grecia…

Lo sé, pero es ingenuo pensar esto. En este momento ningún líder puede ganar a Tsipras en unas elecciones. En Grecia, sólo juega él.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

¿Cree que, si hay acuerdo, los que votaron ‘no’ se sentirán traicionados por Tsipras?

¿Traicionados? Más bien desencantados, pero eso es algo que el propio Tsipras ya da por descontado. Todos sabemos que no estamos en una posición que nos permita alcanzar un mejor acuerdo. Lamento decirlo, pero es así.

Cuando presentó su último libro en Madrid –Hasta aquí hemos llegado, de Tusquets-, se mostró muy crítico con Yannis Varoufakis, el mediático ministro de finanzas que dimitió este lunes.

Y forzar su salida ha sido una demostración de fuerza de Tsipras. Al sacrificar a Varoufakis hace un gesto hacia los europeos, que no podían soportarle. Tsakalotos (su sucesor) es un tipo serio. Tiene de bueno que es realista, no un charlatán: es más pragmático, mejor político. Al gobierno griego le irá mejor con Tsakalotos.

En estos momentos todo está en el aire. ¿Cree posible que Grecia salga del euro y vuelva al dracma?

Volver al dracma sería un desastre. Estamos en un país que ya no tiene dinero en los bancos, con la economía seca… Pensar que nos iría mejor con el dracma es una ilusión. No tendríamos ninguna opción de mejora con el dracma.

¿Confía entonces en que haya acuerdo?

Es lo que deseo, aunque no puedo estar seguro. Si queremos cambiar Europa para mejor, algo que la UE necesita urgentemente, hay que estar dentro de Europa, luchar desde dentro para conseguirlo.

¿Qué espera de Europa?

Espero que en algún momento dejemos de hablar de Grecia, y tengamos en cuenta que Europa, tal y como está ahora, no tiene muchas posibilidades de sobrevivir. Aferrándose a la austeridad, sin una proyección política, Europa no va a funcionar. Necesitamos desesperadamente un cambio, un enfoque político diferente. No podemos seguir indefinidamente hablando de dinero y de cifras…

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...