TENDENCIAS
19/08/2015 07:57 CEST | Actualizado 19/08/2015 07:57 CEST

SOS, ¡me ha desparecido el móvil!

Es la manera más rápida y sencilla de arruinarte las vacaciones o una noche de fiesta. Lo sabes porque, si no te ha pasado a ti (ay, afortunado), le ha pasado a algún familiar o amigo, desencadenando EL drama social del siglo XXI por excelencia.

Y es precisamente en esta época del año cuando más facilidades tienen los de la mano larga para hacerse con tu smartphone: te despistas medio segundo y, al volver a mirar tu toalla, tu querido/adorado/venerado teléfono ha volado. Y con él, de paso, toda tu agenda, tus fotos personales, tu acceso a redes sociales, los asuntos de trabajo…

A continuación, recogemos algunas claves para saber cómo actuar y una serie de consejos para (intentar) que el móvil no desaparezca de tu bolsillo… yéndose a uno ajeno:

1. Búscalo con calma antes de que cunda el pánico. Sospechas que puede haberse tapado con algo. Además, si has sido precavido, te habrás descargado antes de tus vacaciones la appClap! Phone Finder. Así solo tendrás que aplaudir para encontrarlo.

2. Ten siempre el volumen del móvil al máximo para poder llamar desde el teléfono de algún amigo.

3. Si haces esto, procura también que tu tono se diferencie del resto de veraneantes de Benidorm. Igual la melodía que viene estándar en el iPhone hay que cambiarla…

4. Vigila el teléfono: ojito con eso de dejarlo enchufado en la barra del chiringuito porque te puedes llevar algún disgusto que otro.

5. Con un software de protección instalado podrás intentar geolocalizar el maldito aparato desde otro terminal. Así funcionan aplicaciones como Find My iPhone o Sim Checker.

6. Por descontado: no guardes en el teléfono información comprometida. Ninguno querríamos que nos hicieran un Jennifer Lawrence

7. Denúncialo a la policía: es la parte más engorrosa del proceso pero, si les proporcionas toda la información que necesiten, igual existe alguna posibilidad de recuperarlo.

Sigue leyendo más consejos en Grazia.es

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

#CuandoElDescansoEsUnSueño