POLÍTICA
30/09/2015 08:55 CEST | Actualizado 30/09/2015 10:20 CEST

Mas, sobre su imputación: "No desobedecí, fue una rebelión democrática"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido el referéndum del 9 de noviembre de 2014 y ha asegurado que en ningún momento actuó fuera de la ley: "Legalmente no desobedecí. Políticamente hubo una rebelión democrática: pusimos las urnas".

En una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha avanzado su estrategia para defenderse tras haber sido imputado, afirmando que aunque el Tribunal Constitucional suspendió el 9N, la Generalitat preguntó qué debía suspender y no obtuvo respuesta, de ahí que todo siguió hacia adelante: "Como no respondieron, no nos frenamos".

Preguntado por las consecuencias que puede tener su imputación, ha afirmado que durante este proceso Cataluña podría llegar a la conclusión que no le interesa el actual "ordenamiento jurídico y decide cambiar de marco", en alusión a la independencia.

El presidente en funciones se ha confesado "democráticamente rebelde ante el Estado por ponerlas urnas" pero ha negado la desobediencia legal, al tiempo que ha señalado que "las querellas -del 9N- están superadas" por la movilización del 27S "desde el punto de vista político".

RAJOY SE DEFIENDE

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha criticado que se atribuya a su Ejecutivo la imputación de Mas, por lo que ha defendido la separación de poderes y ha pedido a "todos" respetar y acatar las decisiones judiciales.

"Es falso y además profundamente injusto atribuir este tipo de decisión al Gobierno", ha asegurado en los pasillos del Congreso para resaltar que el Gobierno no tiene nada que ver con las decisiones que toma el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Ha afirmado que su Ejecutivo lo que hace es acatar y respetar las decisiones judiciales, algo que ha enfatizado que deberían hacer todos, para añadir que Mas tendrá que "comparecer y explicar" lo que le pregunten los jueces como han hecho dirigentes de "todas las fuerzas políticas".

EL ESTADO "ACTÚA A LO BRUTO"

Mas, por su parte, ha descartado que se produjera malversación de fondos públicos por el 9N, puesto que algunos de los gastos que se produjeron, como los ordenadores, se han destinado luego a escuelas e institutos.

Preguntado por lo que sucederá si le inhabilitan y si desobedecería esta hipotética sentencia, Mas ha afirmado que no es un problema de "obedecer o no", sino que sería una medida que tendría consecuencias en caso de seguir "bajo el ordenamiento español".

"Si me inhabilitan y seguimos sujetos al ordenamiento jurídico español, tendrá unas consecuencias. No podemos salir de la realidad. Otra cosa es si llegamos a hacer ordenamiento jurídico catalán y de acuerdo con un Estado catalán", ha añadido.

Mas ha advertido de que el Estado "actúa a lo bruto" y hará "todo lo posible" para "cargárselo", pero no ha querido avanzar acontecimientos si es inhabilitado en el actual ordenamiento jurídico: "Ya nos enfrentaremos cuando suceda", ha afirmado.

MENSAJE A LA CUP

Por otro lado, Mas se ha reafirmado este miércoles en su voluntad de repetir en el cargo y ha lanzado este aviso a la CUP: "Soy corresponsable de haber llevado las cosas hasta aquí. No he ayudado a llevar al país hasta aquí para, llegado este momento, decir 'ya os espabilaréis".

Ha admitido que la CUP puede "influir" en la nueva legislatura porque sus diputados son claves, pero le ha pedido no olvidar que logró algo más de 300.000 votos mientras que Junts pel sí superó los 1,6 millones de sufragios.

Mas ha expresado su disgusto con que la CUP le identifique como el presidente de los recortes. "Hemos administrado los recortes que nos ha impuesto Madrid", ha dicho, y ha recordado al partido de Antonio Baños que la Generalitat ha desobedecido sistemáticamente los límites de déficit impuestos por el Gobierno central.

TE PUEDE INTERESAR