POLÍTICA
19/10/2015 17:50 CEST | Actualizado 19/10/2015 17:50 CEST

Quién pagó los cafés y otras respuestas del debate de 'Salvados'

Mientras Pablo Iglesias y Albert Rivera hablaban en Salvados con Jordi Évole como moderador, otro debate se desarrollaba este domingo en las redes sociales de forma paralela. ¿Quién pagó los cafés que se tomaron durante la charla? ¿Por qué nadie entraba en el bar del Tío Cuco, donde se desarrolló el programa?

Cecila, la dueña del establecimiento barcelonés, ubicado en Nou Barris, ha dado respuesta este lunes a algunas de esas preguntas. En la Cadena Ser ha asegurado, entre risas, que ni Iglesias ni Rivera pagaron los cafés. "Ellos no, evidentemente. A algunos invitó la casa. No a todos, porque fueron demasiados días y demasiada gente", ha reconocido.

La otra pregunta, sobre por qué ningún cliente entró a consumir durante el debate, tiene una explicación más clara. No es que el bar no tenga clientes, sino que el programa cerró el establecimiento para grabar. Lo ha reconocido el propio Jordi Évole en Al rojo vivo mientras hablaba este lunes con Cecilia.

"Agradecerte que nos dejases el bar, que lo pudiéramos cerrar durante aquella mañana, que había clientes que querían entrar y, claro, ante el mogollón técnico que teníamos allí liado... Que no pudieron estar ni los que acompañaban a Albert Rivera y a Pablo Iglesias", ha explicado Évole ante una Cecilia que ha admitido que este lunes ha tenido más clientela de la habitual y, sobre todo, muchos periodistas.

Eso sí, ha dejado claro que las personas que salían en otras mesas del bar no eran figurantes. "Son gente del barrio, clientes desde hace muchísimos años", ha aclarado Cecilia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ESPECIAL PUBLICIDAD