TENDENCIAS
23/10/2015 09:16 CEST | Actualizado 23/10/2015 09:16 CEST

Un entierro con mucho estilo

OMNEO

31 de octubre. La paleta se funde a negro. Un color intrínseco a la noche de Halloween y al día de Todos los Santos que hace de la muerte algo siniestro. El negocio funerario es uno de los más exitosos del mundo. Todos nos morimos, y en general, todos queremos ser enterrados, de una u otra forma. Los servicios funerarios son un negocio.

En el momento de mayor dolor de la familia, las funerarias hacen su agosto. El ataúd, las flores, las velas, la sala… "Tener una funeraria es como tener un bono del tesoro", me dijo una vez el máximo ejecutivo de una de Burgos. Y de hecho las empresas funerarias que cotizan en bolsa, Funespaña por ejemplo, suelen tener un comportamiento muy positivo.

En la muerte no hay crisis. De hecho es un negocio de ingresos tan recurrentes que la aseguradora Mapfre controla Funespaña tras comprar en varias operaciones los derechos de voto, hasta alcanzar más del 95%; y el Ayuntamiento de Madrid quiere quedarse con la concesión de la Funeraria de Madrid para controlar los ingresos, aunque tendría que abonar a Mapfre unos 50 millones de euros.

Para intentar hacer de la muerte un negocio, pero algo más asequible, y sobre todo más moderno, una start up española que se llama Omneo Group está aplicando por primera vez la tecnología para transformar los restos de los seres queridos en una pieza de cuidado diseño conectada a Internet. Todo un lujo tecnológico. Se cambia el jarrón de las cenizas por una escultura personalizada hecha a partir de esas cenizas.

Es un diseño de autor gracias al escultor Bruno Mezcúa, que tras trabajar durante algunos años en el Cementerio de la Almudena pensó en fórmulas para optimizar su proceso creativo, y además hacer una escultura que pudiera permanecer en la familia sin necesidad de tener que ocupar espacio en un cementerio.

La incineración forma parte de nuestras tradiciones y costumbres hoy en día y, cada vez más, los españoles nos llevamos las cenizas de nuestros seres queridos a casa. Pues después de décadas sin contemplar ninguna innovación en el sector funerario, desde esta empresa se rompen los estereotipos funestos asociados a la muerte y acerca esta realidad al universo 2.0.

La nueva fórmula de "estar presente" se llama Omneo, un nuevo concepto de diseño mortuorio creado a partir de la solidificación de las cenizas del fallecido. La urna está fabricada a partir de dichas cenizas. Es una pieza de tacto suave y delicado, que se presenta en un estuche protector que transmite la misma sensación de pureza.

Mezcúa y su socio Iñigo Zurita introducen una tecnología específica gracias a la cual, con solo pasar el teléfono móvil ante la pequeña caja, es posible acceder al obituario de la persona fallecida en una red social creada en paralelo. Esta red se llama Omlime, y reúne la biografía del fallecido, recuerdos, fotografías, vídeos in memoriam e incluso mensajes que la persona haya dejado grabados. Los familiares y amigos pueden tener de esta manera presente a su familiar querido. ¿Es o no morirse con estilo?

RECOMENDACIONES

1.- Meliá Internacional apuesta por Asia-Pacífico

La primera cadena hotelera española abrirá hasta siete establecimientos más en China, su principal apuesta hasta el 2017. Con más de 200 millones de turistas esperados para 2020, China se ha convertido en el primer mercado emisor, con un gasto por turista superior al de los estadounidenses, que ocupan el segundo lugar.

Meliá, que anunció recientemente su alianza con la primera agencia de viajes online de China, CTrip, da un nuevo paso al frente para la atracción y fidelización de estos turistas, que esperan encontrar en sus estancias una serie de características y atenciones, y presenta el programa PengYou by Meliá, que supone la adaptación de 80 hoteles en todo el mundo a las necesidades y expectativas de estos clientes, incluyendo una formación específica para sus empleados. Entre otros detalles, los hoteles PengYou by Meliá tendrán personal con dominio del idioma mandarín, aceptación de la tarjeta china Union Pay, canales de televisión en lengua china, menús y productos del minibar adaptados a sus gustos, y materiales en general, traducidos. 

2.- Iberia: cielo despejado

El servicio de análisis del Banco Sabadell, a la espera del Investors day de IAG —la matriz de Iberia—, considera que la compañía está en perfectas condiciones de balance para invertir en sus acciones. Su recomendación de compra rubricada por su analista Francisco Rodriguez se basa en que su precio objetivo tiene una espectativa de revalorización de un 20% hasta los 9,7 euros por acción, gracias al bajo precio del petróleo —y por lo tanto del queroseno— , la mejora económica de España y de Europa lo que permitirá a la compañía seguir manteniendo los ratios de ocupación.

3.- Ferrari ya cotiza en Bolsa

ferrari bolsa ny

Estreno de Ferrari en la Bolsa de Nueva York.

Ya están cotizando las acciones del cavallino rampante tras un proceso de salida a Bolsa del que se ha hablado largo y tendido en los últimos meses. Su matriz, Fiat Chrysler, propietaria de un 90% de las acciones, ha logrado recaudar casi mil millones de dólares (casi 900 millones de euros) tras colocar un 10% de esta firma, que no es un simple fabricante de vehículos, sino toda una marca de prestigio. Mientras la familia Ferrari seguirá manteniendo el 10% del capital, los actuales accionistas de Fiat recibirán próximamente el resto de las acciones de Ferrari.

En esta ocasión se ha decidido que la OPV se lleve a cabo en Estados Unidos, por lo que cotizará en dólares. Como en cualquier otra salida a bolsa, lo más interesante es saber el precio al que debuta en el mercado. Saldrá a un PER (relación precio-beneficio) más elevado que otros fabricantes de automóviles, ya que hay que tener en cuenta que Ferrari es más considerada una marca de lujo que un fabricante de vehículos al uso. Incluso ha debutado con un PER más elevado que firmas de lujo como LVMH o Dior, lo que no ha impedido que nada más estrenarse en el parqué las acciones hayan llegado a subir un 15%.

A juicio de Felipe López Gálvez de Self Bank no le pasará factura el caso Volkswagen, porque éste se limita a motores diésel, cuyas características principales presumían de ofrecer alto rendimiento, bajo consumo y bajas emisiones. Los modelos Ferrari, por su parte, nunca han montado motores diésel, y se basan en motores gasolina de alta cilindrada, sin preocuparse nunca del consumo  las emisiones, lo que hace pensar que Ferrari nunca haya necesitado falsear la emisión de sus motores.

ESPACIO ECO