NOTICIAS
12/11/2015 10:44 CET | Actualizado 12/11/2015 11:46 CET

Mas ofrece a la CUP una cuestión de confianza en diez meses a cambio de su apoyo

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha ofrecido este jueves un pacto a la CUP: a cambio del apoyo a su investidura, estaría dispuesto a someterse en diez meses a una cuestión de confianza ante el Parlament, en la que los 135 diputados podrían acabar obligando a investir a otro president.

En el arranque de una nueva jornada del debate de investidura, antes de procederse este mediodía a una segunda votación, Mas ha explicado su última oferta a la CUP para que hoy le preste al menos dos votos a favor y ocho abstenciones para alcanzar la mayoría simple.

Otra de sus propuestas a la CUP consiste en formar un gobierno presidido por él pero con tres grandes áreas compartidas -economía y empleo, asuntos exteriores, institucionales y de la transparencia y, por último, estado del bienestar- con otros miembros del ejecutivo.

Mas, que ha abogado por "un gobierno definitivo sin tardar demasiado", cree que no tiene sentido que la Cámara haya empezado a trabajar --en referencia a la aprobación de la resolución soberanista-- pero no pueda trabajar "a pleno rendimiento".

La presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos (C'S), Inés Arrimadas, ha acusado al presidente de la Generalitat en funciones, de "poner en peligro" a los funcionarios catalanes, con sus "locuras" independentistas, y de "entregar Cataluña a la CUP". Con un tono mucho más agrio que en su discurso del pasado martes tras la decisión del Constitucional de suspender la declaración rupturista, Arrimadas ha advertido a Mas de que "las locuras que está haciendo son contraproducentes para los 7,5 millones de catalanes", que "lo que necesitan es un sueldo y vivir tranquilos".

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha acusado hoy al candidato a la reelección de haber "degradado" la Presidencia de la Generalitat y haberla convertido en objeto de "subasta" y "rifa", y le ha avisado de que "es hora de decir basta", porque la historia de Cataluña "no lo merece".

Por su lado, el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, ha dicho que hay "frustración y enfado" entre el independentismo por la falta de acuerdo entre JxSí y la CUP para investir al presidente de la Generalitat.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, ha explicado que durante la concentración que la ANC celebrará este domingo para pedir unidad a JxSí y la CUP bajo el lema 'Governem-nos junts' ('Gobernémonos juntos'), habrá que "regañar a los diputados que han sido incapaces de ponerse de acuerdo".

Mientras se produce el segundo debate de investidura, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado que tanto el Ejecutivo como el Tribunal Constitucional estarán "muy vigilantes" ante posibles incumplimientos de la decisión del tribunal de suspender la resolución independentista aprobada por el Parlament catalán.

El ministro, en declaraciones a Onda Cero, ha subrayado que la providencia dictada ayer por el tribunal de garantías supone que el Parlament no puede admitir a trámite ninguna iniciativa o ley que desarrolle los objetivos de esa proposición independentista.

El responsable de Justicia ha explicado que el TC puede actuar de oficio o a petición del Gobierno ante un incumplimiento de esa suspensión y ha asegurado que ambos estarán "muy vigilantes", dado que "nadie está por encima de la ley".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Photo gallery Artur Mas See Gallery

NUEVOS TIEMPOS