NOTICIAS
13/03/2016 10:53 CET | Actualizado 13/03/2016 10:53 CET

"Hoy Europa mandaría a Aylan de vuelta a Turquía"

AFP

La fotografía de Aylan Kurdi, el niño sirio que murió ahogado tratando de cruzar el Mar Egeo, dio la vuelta al mundo hace unos meses y generó una gran ola de indignación. Esta semana ha vuelto a aparecer su imagen en un enorme grafiti frente al Banco Central Europeo en Frankfort. Es un recordatorio más para los líderes europeos que continúan mostrándose incapaces de hacer frente de una forma eficiente y humana a la peor crisis de refugiados que ha vivido Europa desde la II Guerra Mundial. Su última receta puesta sobre la mesa, el pre-acuerdo alcanzado entre la UE y Turquía hace unos días, debería ser ratificado en la cumbre europea que se celebrará en Bruselas a finales de la semana próxima. La medida podría complicar aun más la vida a los miles de niños y sus familias que tratan de encontrar la paz en Europa.

Una de cada cuatro peticiones de asilo que se producen en Europa cada día es llevada a cabo por un menor. Más de 3450 menores que viajaban sin estar acompañados por ningún adulto pidieron asilo en Europa en el mes de enero de este año, siendo el 46% de ellos de Afganistán. Los iraquíes, afganos y refugiados de otras nacionalidades no podrán beneficiarse del nuevo régimen de reubicación – por cada migrante interceptado tratando de llegar a Grecia, uno sirio será enviado de Turquía a un país de la UE – ni tampoco pedir asilo ni beneficiarse de ninguna protección internacional o nacional en Turquía, como ha denunciado Save The Children.

Los niños representan el grupo más vulnerable y se teme que el acuerdo con Turquía pueda empujarles a buscar otras rutas de entrada a Europa aun más peligrosas. Imad Aoun, responsable de comunicación de Save The Children se encuentra en Polikastro, Grecia, a cinco kilómetros de Idomeni, el punto caliente en que se ha convertido la frontera con Macedonia, donde unos 10.000 refugiados se mantienen concentrados. En una conversación telefónica, Aoun ha narrado a El Huffington Post las reacciones sobre el terreno al acuerdo entre la UE y Turquía y la situación en la que se encuentran los menores refugiados.

¿Cuál es la situación en estos momentos?

No ha dejado de llover en los últimos tres días. La zona está llena de barro, con inundaciones en algunas partes y, claro, la ropa de los refugiados está empapada. Hay una gran frustración porque aquí nadie sabe lo que va a pasar. Las fronteras están cerradas y no se sabe si volverán a abrirse.

¿Qué le parece este pre-acuerdo que la UE y Turquía han alcanzado?

Es ilegal, se mire por donde se mire. No hay ninguna consideración sobre lo que más conviene a los niños, ni a los adultos tampoco. Es un poco frustrante para nosotros porque hablamos con ellos todos los días. Creemos que las decisiones que se toman al más alto nivel no tienen consideración en absoluto con lo que está pasando aquí sobre el terreno. Nuestra preocupación para Save The Children y otras organizaciones que estamos aquí es que este acuerdo empeore las cosas.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Un niño refugiado llora bajo la lluvia en el campamento griego de Idomeni.

¿Cuál ha sido la reacción en la zona, entre refugiados y ONG que están sobre el terreno, al pre-acuerdo?

No sabemos lo que va a pasar. No sabemos cuando se va a poner en marcha esas medidas. Por el momento todo el mundo sigue acercándose a la frontera con la esperanza de que la puedan cruzar. Pero parece que las puertas seguirán cerradas por un buen tiempo porque Serbia, Eslovenia y Croacia han cerrado también sus fronteras así que Macedonia cerró ayer [9 de marzo] la suya para todos. Por otro lado siguen llegando barcas llenas de gente a las islas aquí en Grecia provenientes de Turquía. El pre-acuerdo no ha cambiado esta situación.

¿Cuáles son las dificultades específicas a las que se enfrentan los niños que llegan a Europa?

Cuando los refugiados llegan aquí en Grecia la mayoría llevan semanas viajando, incluso meses en algunos casos. Durante esa travesía no han podido dormir lo suficiente, comer de forma adecuada… Se encuentran bajo un gran estrés físico y mental. Y lo que les espera tras ese viaje es quedarse atrapados en Grecia. En este campo hemos encontrado casos de enfermedades respiratorias. Los refugiados tratan de mantenerse a buena temperatura, por lo que empiezan a quemar plásticos, ropas y otros objetos, algo que está generando muchos problemas respiratorios para los niños. Por otro lado, estamos observando en muchos manchas en la piel y otros problemas cutáneos, debido a la falta de productos higiénicos, facilidades fito-sanitarias…No se han podido duchar desde hace mucho. Ayer mismo vimos como un niño fue enviado al hospital con neumonía.

Los niños sufren también un gran impacto psicológico. Muchos han desarrollado traumas por algún episodio difícil en sus casas o por el camino. También hay niños viajando solos. Nuestra preocupación es que ahora que se han cerrado las fronteras, traten de cruzarlas por otros lugares y caigan en las redes de los contrabandistas.

¿Qué consecuencia va a tener el acuerdo entre la UE y Turquía para los niños?

Lo que hemos visto del acuerdo es que por cada familia que sea “alojada” en Europa desde Turquía, tiene que haber otra que se juegue la vida y venga aquí a Grecia. Esto no cambia nada, pero sí pone a más gente en riesgo, diciendo que tan pronto alguien cruce ilegalmente el mar Egeo y sea interceptado, un sirio será enviado legalmente a Europa. Esto crea un ciclo muy extraño. La única manera de ser reubicado desde Turquía es que alguien se juegue la vida cruzando el Mar Egeo...

Si sigue en marcha este acuerdo, quienes ya están allí en Grecia, ¿serán enviados a Turquía?

No lo sabemos, no sabemos si este mecanismo va a afectar a los refugiados que ya están aquí. Lo más probable es que sean enviados, sí, pero no hay una confirmación clara de que esto vaya a ser así.

¿Tienen los niños alguna protección especial o un trato diferente en el pre-acuerdo entre la UE y Turquía, o serían también enviados de vuelta a Turquía como el resto de migrantes?

Los niños, especialmente si viajan solos, tienen derecho a que su solicitud de asilo sea considerada de forma individual y se determine se les debe conceder asilo aquí o en otro país. Pero según este acuerdo, todos serán enviados de vuelta a Turquía sin un análisis riguroso de sus circunstancias personales.

¿Podrían enviar a los niños refugiados de vuelta sin siquiera un examen de su estatus?

Sí, absolutamente, con este acuerdo, todos los refugiados, incluyendo los niños, aunque viajen solos, pueden ser devueltos a Turquía o incluso a sus países de origen sin un análisis riguroso de sus condiciones, sólo porque tengan una determinada nacionalidad o les falten algunos papeles.

O sea que si Aylan, el niño sirio que murió hace meses ahogado tratando de llegar a Grecia, hubiera conseguido cruzar el mar y llegase hoy a Grecia, según este acuerdo las autoridades lo devolverían a Turquía…

Por lo que sabemos del acuerdo hasta ahora es que eso sería posible, sí. Sería devuelto sin un análisis de su situación.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Un niño reclama la apertura del paso entre Grecia y Macedonia.

Recientemente Europol ha publicado un informe en el que asegura que al menos 10.000 niños refugiados han desaparecido al llegar a Europa ¿Sabe cuál puede ser la razón de su desaparición?

Pueden haber sucedido varias cosas. Hay distintos escenarios en las rutas que llevan a los refugiados a Europa. A veces los niños son registrados en un país, pero no en otro, lo que no significa que desaparezcan sino que no están en el sistema, pero, por ejemplo, muchos podrían estar a salvo con su familia en Alemania o Austria. En otros casos, los niños pueden ser trasladados por los contrabandistas desde el inicio hasta el final, de forma que no están registrados y las autoridades no saben donde están… Hay también casos de niños viajando solos, adolescentes de 15, 16, 17 años que van en grupo y cuando llegan a un país se registran como adultos, pero quizás al cruzar a otro se registran como niños. Esa diferencia en la información de registro puede explicar también muchas “desapariciones”. Cada país tiene su propio sistema de registro, sus propias leyes.... No hay intercambio de información y eso explica en gran medida estas desapariciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Europa: derribemos estas vallas

- El primer astronauta sirio en el espacio vive como refugiado en Turquía

- España ofrecerá acoger a unos 450 refugiados desde Grecia, Italia y Turquía

- La lección que los refugiados de la Suecia de Olof Palme pueden dar a la Europa actual

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST