NOTICIAS
21/03/2016 21:20 CET | Actualizado 21/03/2016 21:20 CET

Escrache al 'youtuber' Álvaro Reyes, acusado de apología del machismo y el acoso

YOUTUBE

El youtuber Álvaro Reyes, que se define como experto en "consejos de seducción" y que ha sido acusado en las redes sociales por apología del acoso y machismo, fue objeto de un escrache mientras se encontraba en un bar el pasado mes en Barcelona.

La acción de protesta puede verse en un vídeo colgado en YouTube por la cuenta Álvaro Reyes Game Over en el que se ve cómo un numeroso grupo de chicas acudieron al bar donde se encontraba Reyes y, tras rodear la mesa en la que estaba sentado y ante su cara de sorpresa, comenzaron a denunciar la actividad del youtuber.

(Sigue leyendo después del vídeo...)

"Esta persona da talleres de cómo acosar a las mujeres por la calle", dice una chica. "¿Acosar?", responde Reyes. "Son 700 euros por enseñar a los tíos a acosar a las mujeres", apunta otra. "Frases suyas son: "las mujeres son seres emocionales, no se rigen por la lógica", "las mujeres no saben lo que quieren y es nuestro deber enseñárselo", "un no es un sí". Tras varios minutos siendo increpado por este grupo, Reyes decide abandonar el local y marcharse arrastrando una maleta.

Este joven creó su canal de YouTube en noviembre de 2012 y desde entonces ha logrado más de 50 millones de visitas y supera los 440.000 suscriptores.

En este espacio ha publicado vídeos como el que se titulaba El beso ciego, en el que besaba a chicas por la calle sin su consentimiento. La polémica por lo que mostraba le llevó a eliminar este y otros parecidos.

Vídeos que llevaron a Zanira Kulaeva, una joven de 22 años residente en Sabadell, a crear una petición en la plataforma Change.org pidiendo a YouTube que le cerrara el canal y que, por ahora, ha logrado más de 89.000 firmas.

"Lo vi por el canal de AuronPlay y puse una petición en la que reclamaba que lo que estaba haciendo a las mujeres no era noble y estaba enseñando, no sólo el acoso, sino una violación emocional y física", explica a El Huffington Post Kulaeva, quien asegura que se han creado otras peticiones pidiendo que se cerrara la que ella creó.

En su petición, Kulaeva reproduce muchos de los mensajes que Reyes publicaba, no sólo a través de su canal de YouTube, sino también en Twitter y que también ha eliminado.

(Sigue leyendo después del tuit...)

El volumen de críticas a su canal llevó a Reyes a publicar un vídeo hace unos días en el que culpaba a los medios de comunicación de la imagen que se tiene de él y negaba haber enseñado "a faltar el respeto a las mujeres". "Si alguien interpreta eso por lo que se ha publicado en los medios de comunicación, pido disculpas, pero no puedo controlarlo", se excusaba.

Además, asegura que piensa que "no es no" y que es "mentira" que lo haya negado. Aunque matiza: "podemos cambiar de opinión y ahí es donde digo que es transitorio. Eso no significa que tengamos que seguir insistiendo hasta que la chica cambie de opinión, pero igual nos la encontramos otro día de fiesta y está más receptiva".

EL HUFFPOST PARA IKEA