TENDENCIAS
30/03/2016 07:47 CEST | Actualizado 30/03/2016 07:47 CEST

El detalle de 'Zootrópolis' que aplaude Internet (y los fans de los conejos)

Zootrópolis ha sido uno de los principales estrenos de cine de la temporada. La cinta de Disney llegó a las pantallas españolas hace varias semanas (se estrenó el 12 de febrero) y es una curiosa mezcla entre animación, humor y thriller. Aunque en España su acogida ha sido correcta (sin llegar, ni por asomo, a las cifras de Frozen), los números en general la han acompañado y solamente en su primer fin de semana en Estados Unidos recaudó 75 millones de dólares (había costado 150, 134 millones de euros) y, en todo el mundo, el 20 de marzo llevaba casi 600 millones (535 millones de euros).

Pero más allá de todos esos datos, hay una curiosidad que ha llamado la atención de los internautas.

"Hay un logro importante en Zootrópolis", explicaba en la web rusa Pikabu el usuario zelenka14 tras haberse dado cuenta de que sus dibujos animados son de los pocos que respetan las auténticas orejas de los animales. Lo entenderás mejor con el siguiente montaje.

En esta película de Disney las especies animales controlan una increíble metrópolis llamada Zootrópolis, precisamente. Y los directores han cuidado los detalles: por fin, los animales (en concreto la conejita Judy) colocan sus auriculares y sus teléfonos móviles en sus auténticas orejas, precisamente por donde tienen que escuchar. Sin embargo, son pocas las cintas en las que sus creadores se preocupan de cómo utilizan las orejas sus protagonistas, como muestra ese montaje con imágenes de la película TED y de otras películas japonesas.

Remarcar estas incoherencias auditivas de los personajes de ficción es un placer recurrente para muchos internautas. De hecho, hay varios foros y cuentas que hablan sobre ello, especialmente japonesas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Este artículo fue publicado originalmente en la edición francesa de 'The Huffington Post' y ha sido adaptado del francés.

 

NUEVOS TIEMPOS