ECONOMÍA
06/04/2016 16:30 CEST | Actualizado 06/04/2016 16:30 CEST

El FMI dice ahora que abaratar el despido en tiempos de crisis es perjudicial

GTRES

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que las reformas del mercado laboral enfocadas en una reducción de la protección de los trabajadores pueden tener efectos negativos a corto plazo para la economía aplicadas en periodos de crisis, al incentivar el despido, debilitando la demanda agregada y retrasando la recuperación.

El organismo aboga por dar prioridad a otras posibles medidas, incluyendo la reforma de los mercados de productos y servicios, así como la bajada de impuestos laborales y aumentar el gasto en políticas activas de empleo.

Un planteamiento que choca con las que hizo el propio FMI en junio del año pasado cuando, en sus recomendaciones para España, propuso reformas en el mercado de trabajo como la de acercar los costes de indemnización por despido de temporales e indefinidos y la introducción del contrato único con una indemnización en función de la antigüedad.

O las que hizo en junio de 2013, cuando reclamó abaratar más el despido, reducir el número de contratos, simplificar la negociación colectiva, reducir las cotizaciones sociales y rebajar significativamente los sueldos.

Ahora, la institución cree que, en el corto plazo, el recorte de la protección de los trabajadores puede llevar al despido inmediato de empleados. "El desencadenamiento de una ola de despidos, reformando la protección del empleo, debilita aún más la demanda agregada y retrasa la recuperación económica", advierte.

"Las reformas de los mecanismos de protección del empleo y los sistemas de prestaciones de desempleo tienen efectos positivos en los periodos de prosperidad, pero pueden debilitar la demanda agregada y tornarse contractivas durante los periodos de recesión", afirma la institución internacional en el capítulo III de su informe Perspectivas Económicas Mundiales.

En concreto, el FMI señala que las actuaciones dirigidas a relajar la protección de los trabajadores pueden contribuir a mejorar las perspectivas de empleo de grupos infrarrepresentados como jóvenes con baja cualificación e inmigrantes, pero pueden tener "efectos imprevisibles" en el desempleo agregado al incentivar tanto la contratación como el despido, subrayando que su impacto variará en función del diseño y forma de aplicación.

De este modo, la institución subraya que "en los malos tiempos la flexibilidad de los salarios puede resultar más deseable que la flexibilidad del empleo". Asimismo, el análisis del Fondo apunta a que el ajuste de los beneficios por desempleo puede resultar más positivo en casos de normalidad o prosperidad económica, mientras resulta igualmente contraproducente a corto y medio plazo durante épocas de crisis.

La institución considera que a corto plazo los efectos de reducir los beneficios para los desempleados son "ambiguos", ya que el efecto positivo de impulsar la contratación al impulsar a la baja los salarios puede verse contrarrestado por el impacto "desproporcionado" en las familias con menos ingresos que tienen que afrontar deudas, lo que conllevará una reducción del consumo y a una caída de la producción.

TE PUEDE INTERESAR

ESPACIO ECO