INTERNACIONAL
05/12/2016 11:11 CET | Actualizado 05/12/2016 12:06 CET

La foto que resume el año más loco de la política mundial

White House

La imagen tiene poco más de cinco meses, pero a estas alturas parece que se tomó hace muchísimo más. En ella aparecen cinco líderes mundiales: David Cameron, Francoise Hollande, Angela Merkel y Matteo Renzi. Todos, con la excepción de Merkel, han caído.

Lo que da cierto "miedo", al menos respeto", es pararse a pensar en lo que esta imagen representa... Si las cosas han cambiado de una forma tan radical en sólo cinco meses... ¿Qué pasará dentro de otros cinco? Veremos. Este 2016 nos ha demostrado, más que nunca, que todo es posible. Y más en el mundo de la política, como prueban estos sucesos con los que muy pocos contaban.

BREXIT 'SÍ': DAVID CAMERON CAE

Al menos en el seno de Europa eran muy pocos los que se imaginaban el club de los 28 sin Reino Unido, pero sucedió. Los británicos votaron a favor de la salida de la UE y dado que la promesa de este referéndum fue la estrella del programa de David Cameron, el premier sintió que tenía que dimitir. Cameron había defendido la permanencia.

"No soy el capitán adecuado para dirigir el proceso, lo hará el nuevo primer ministro", dijo aquel 24 de junio con un semblante muy serio y acompañado por su mujer.

Ahora, en lugar de Cameron, Reino Unido tiene al frente de su política a Theresa May, encargada de gestionar la salida de su país de la UE.

FIN DE LA ERA OBAMA

Que Barack Obama no podía seguir siendo el presidente de EEUU es algo obvio: así lo dictamina la Constitución del país. Lo que muy pocos fueron capaces de predecir fue que su sucesor fuera a ser el magnate Donald Trump.

La campaña electoral estadounidense fue de sorpresa en sorpresa. Cuando la ex secretaria de Estado Hillary Clinton anunció su candidatura, todo parecía hecho. Pero nada más lejos de la realidad: le costó hacerse con la nominación demócrata, ya que Bernie Sanders estuvo pisándole los talones hasta casi el final y, cuando lo consiguió, Trump estaba ahí para complicarle todas sus intenciones.

Finalmente el elegido por los estadounidenses para liderar el país fue Trump, algo que consternó a medio mundo y que ha abierto miles de incógnitas sobre cómo será su gestión. Obama ha pedido que se le de un voto de confianza. A partir del 20 de enero veremos en imágenes con líderes del mundo veremos al magnate del tupé.

MERKEL RESISTE

La gran superviviente de la imagen es la canciller alemana Angela Merkel. La política, en el poder desde 2005, se propone presentarse a la reelección en los comicios generales de 2017 para el que sería su cuarto mandato.

Su decisión de volver a presentarse llegó, según dijo, después de una reflexión "infinita". Además, de esta manera asume su responsabilidad en momentos "difíciles" e "inciertos". La canciller es más que consciente de cómo están las cosas en la UE, de que esa imagen no se volverá a repetir con todos sus compañeros en el poder y que... Es toda una incógnita con quién posará si sale reelegida en el cargo.

HOLLANDE NO REPITE

Diciembre comenzó con un notición en Francia: el presidente de la República, François Hollande, renunció a presentarse a las elecciones presidenciales, cuando todo el mundo esperaba que se presentara. Fue algo insólito: hasta ahora ningún presidente en ejercicio había renunciado a aspirar a un segundo mandato.

Hollande es consciente de que su persona no pasa por un buen momento entre los franceses y que iba a perder las elecciones. A esto hay que añadirle decepciones personales, como la candidatura oficial de Emmanuel Macron, su ministro de Economía y amigo -y que, tras la victoria de François Fillon en las primarias de los Republicanos, los sondeos le ubicaban en una quinta posición, muy por detrás de Macron y de Jean-Luc Mélenchon (del Partido de Izquierda).

Dado que no volverá a posar como presidente de Francia en una imagen como la que acompaña a este texto, la gran incógnita es quién le sucederá. En Europa cruzan los dedos para que no sea la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen.

RENZI SE VA

De la imagen el último en caer ha sido Matteo Renzi. Su gran apuesta política -y personal- fue la reforma constitucional. Aprobada en el Parlamento, decidió someterla a referéndum nacional y cometió un error -según ha admitido él mismo-: vincular la consulta a su futuro. Quizá la historia les suena... El desenlace es el mismo que en Reino Unido: el resultado no es el que el impulsor del referendo esperaba, por lo que decidió dejar el cargo.

Puestos a encontrar semejanzas simbólicas, Renzi también ofreció una rueda de prensa para anunciar su salida acompañado de su mujer. Dejó para la historia una imagen muy semejante del que era su homólogo británico.

EL HUFFPOST PARA IKEA