POLÍTICA
22/12/2016 22:30 CET | Actualizado 22/12/2016 22:30 CET

La campaña de Le Pen no consigue los fondos necesarios para las elecciones francesas

ASSOCIATED PRESS
Marine Le Pen, leader of the French Front National, FN, speaks during a joint news conference with Head of Austria's Freedom Party, FPOE, Heinz-Christian Strache in Vienna, Austria, Friday, June 17, 2016. (AP Photo/Ronald Zak)

La dirigente del partido de ultraderecha francés Frente Nacional, Marine Le Pen, no tiene los fondos necesarios que necesita su campaña para las elecciones presidenciales de 2017, ya que ningún banco le presta dinero por razones políticas, según ha informado un alto funcionario del partido.

El secretario general del Frente Nacional, Nicolas Bay, ha asegurado a la emisora Europe 1 que había pedido un préstamo de cerca de 27 millones de euros para la campaña presidencial y legislativa 'a los bancos de Francia, Europa y de todo el mundo'. Bay ha señalado que los bancos franceses se niegan a prestar dinero al partido. 'Eso plantea un problema de discriminación basado en opiniones políticas', ha añadido.

Un portavoz del banco Societe Generale ha señalado que la entidad niega de manera sistemática cualquier préstamo a partidos políticos para mantener una neutralidad política.

Le Pen tiene el apoyo de cerca de un cuarto de los votantes franceses, según las encuestas, pero la financiación a la campaña es un gran problema para su candidatura.

En 2014, salió a la luz que el partido había recibido 9 millones de euros de un prestamista ruso. La implicación de Rusia en las elecciones occidentales se ha convertido en un tema delicado desde que las agencias de Inteligencia estadounidenses acusaron a sus homólogas rusas de tratar de influir en las elecciones de Estados Unidos a través de piratería informática, algo que Moscú niega.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Francia se inclina a la derecha. El camino a las elecciones de 2017 en Francia

-"Son los muertos de Merkel": la ultraderecha europea la culpa del atentado de Berlín

-Le Pen utiliza un argumento racista para decir que no es racista

ESPACIO ECO