NOTICIAS
22/12/2016 12:43 CET | Actualizado 22/12/2016 15:29 CET

De lo cotidiano a lo especial, los momentos de la Navidad

La Navidad está llena de momentos especiales, pero no todo son novedades, es más, cada año solemos repetir la misma rutina y las mismas tradiciones. De hecho, si nos paramos a pensar durante cinco minutos, nos daremos cuenta de que muchos de esos instantes forman parte de nuestro día a día a lo largo del año. Es el ambiente y la magia de la Navidad los que aportan ese toque diferente que los hace especiales y que nos permite disfrutar con el doble de ilusión durante estas fechas.

LAS COMIDAS FAMILIARES

Es cierto que no son los únicos días del año en los que podemos comer o cenar en familia, pero, para muchos, las navidades son la única ocasión para reunir a toda la familia. Hijos que estudian fuera de casa, otros que no trabajan en su ciudad de origen... Durante esta época se acaban las excusas y se multiplican los esfuerzos para llegar a tiempo a casa. Es por eso que una cena, una comida o un sencillo aperitivo con nuestros seres queridos pueden estar rodeados de magia y cariño.

PONER LA MESA

Lo hacemos día tras día, semana tras semana, pero preparar una mesa de Nochebuena no tiene comparación con el ritual diaria. Escoger los centros de mesa, la vajilla, la cubertería y los elementos de decoración. Muchos se lo toman tan en serio que lo asumen como su tarea personal dentro del engranaje que supone organizar el maratón de fiestas navideñas. Un momento que transforman en diversión y reunión.

PREPARAR LA CENA

Te guste o no acercarte a los fogones, las navidades ejercen una especie de imán que anima a casi todos a participar en los menús. Bien sea para proponer platos, preparar la comida o ejercer de pinche para ayudar a los más expertos. Al fin y al cabo, todo sabe mejor si lo preparas en familia y con cariño y, sin quererlo, convertirás una 'obligación' en un rato divertido con tu familia.

LAS TERRAZAS CON AMIGOS

Al acabar bachillerato, los grupos de amigos tienden a separarse. Universidades, Erasmus, trabajos... Poco a poco cada uno va haciendo su vida, alejándose de su entorno más íntimo y dejando atrás la vida que llevaba hasta ese momento. Las navidades son el momento perfecto para reencontrarse y dedicar una tarde a reunirse con los amigos para ponerse al día y recordar 'batallitas'. Especialmente si se acompaña de unos refrescos y algo para picar. Lo que hace unos años era habitual puede convertirse ahora en una celebración.

LAS PELÍCULAS DE SOBREMESA

¿Quién no agradece los fines de semana de tranquilidad disfrutando de la película de sobremesa de turno? Puede que no sean los mejores títulos de la cartelera y de que las usemos como somnífero para dormir la siesta, pero en Navidad toman un giro inesperado. Para disfrutar de un plan en familia, termina de comer con calma, siéntate en el sofá y atiende a la selección navideña de las cadenas de televisión, te aseguramos que pasarás un rato divertido y mágico.

Todos estos momentos mágicos, pueden serlo todavía más si los acompañas de un refresco como Coca Cola: las risas entre amigos, la recompensa para los que cocinan durante toda la tarde y la bebida que muchos elegirán durante sus celebraciones.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!