TENDENCIAS
30/01/2018 04:27 CET | Actualizado 30/01/2018 04:27 CET

Diane Keaton sale en defensa de Woody Allen, acusado de abusar de su hija Dylan Farrow

En Hollywood, muchos ahora se arrepienten de haber trabajado con él.

GTRESONLINE

La actriz Diane Keaton ha salido en defensa de Woody Allen, acusado de abusar de su hija adoptiva Dylan Farrow en 1992.

"Woody Allen es mi amigo y continúo creyendo en él", ha declarado Keaton, una de las grandes musas del realizador neoyorquino, en su Twitter.

La protagonista de Annie Hall (1977) y Manhattan (1979) ha invitado a sus seguidores a ver una entrevista a Allen emitida en 1992 por el programa 60 Minutes.

En ella, Allen negó haber abusado sexualmente de Dylan Farrow cuando era una niña, unas acusaciones que han vuelto a salir a la luz en los últimos meses ante la catarata de casos de agresión sexual en Hollywood y por el impulso de los movimientos #MeToo y #TimesUp.

DENUNCIAS DESDE 1992

Dylan Farrow, la hija adoptiva de Woody Allen y Mia Farrow, que ahora tiene 32 años, ofreció a mediados de enero su primera entrevista en televisión, en la que reafirmó sus acusaciones. "Todo lo que puedo hacer es contar mi verdad y esperar que alguien me crea, en lugar de sólo escucharme", explicó.

Las acusaciones nacieron en 1992, en medio de la tormentosa separación de Allen y Mia Farrow, en la que la actriz ganó en los tribunales la custodia de sus hijos. Allen había iniciado una relación con otra hija adoptiva de Farrow, Soon-Yi Previn, que tenía 19 años y con la que finalmente se casó en 1997.

En 2014, Dylan Farrow envió una carta a The New York Times en la que contaba cómo el realizador había abusado de ella, pero los hechos ya habían prescrito legalmente.

HOLLYWOOD SE AVERGÜENZA DE TRABAJAR CON ALLEN

Las declaraciones de Keaton se unen a las recientes de Alec Baldwin, quien opina que "renunciar" a Woody Allen es "injusto y triste". "¿Es posible apoyar a los supervivientes de la pedofilia y de abusos y acosos sexuales y, al mismo tiempo, creer que Woody Allen es inocente? Así lo creo", escribió en Twitter.

Sin embargo, Keaton y Baldwin son una minoría en Hollywood, frente a los intérpretes que han mostrado en los últimos días su arrepentimiento y tristeza por haber trabajado con Allen.

Como muestra, Rebecca Hall y Timothée Chalamet donaron sus sueldos correspondientes a sus papeles en películas de Woody Allen, Selena Gómez hizo una importante contribución a Time's Up, y Greta Gerwig dijo que tenía remordimientos por haber trabajado en la película To Rome With Love (2012).

Kate Winslet admitió este domingo, en un encuentro con críticos de cine en Londres, que lamenta las "malas decisiones" que tomó al haber trabajado con ciertos cineastas, sin mencionarle directamente.

Después del escándalo en torno al productor Harvey Weinstein, acusado de decenas de casos de agresión sexual, numerosas revelaciones del mismo tipo salpicaron a artistas como Kevin Spacey, Dustin Hoffman, James Franco, Brett Ratner, John Lasseter, Louis C.K. o Bryan Singer.

Allen dijo sentirse "triste" cuando comenzaron a salir a la luz los casos de abuso y acoso sexual.

ESPACIO ECO