POLÍTICA
22/05/2018 20:31 CEST | Actualizado 22/05/2018 20:38 CEST

Zaplana, el tercer president valenciano investigado y el segundo detenido

El ya expopular se suma a una lista en la que figuran Francisco Camps y José Luis Olivas.

GTRES

Eduardo Zaplana es el segundo expresident de la Generalitat Valenciana del PP, de los cuatro con los que ha contado este partido en la Comunitat, detenido y el tercero investigado por la justicia por posibles delitos relacionadas con la corrupción.

El expresident de la Generalitat y exministro de Trabajo ha sido detenido este martes, junto con otras personas, en una operación contra el blanqueo de capitales que dirige el juzgado número 8 de València.

Zaplana se convierte así en el tercer expresident de la Generalitat investigado por la justicia después de que ya lo fueran José Luis Olivas, quien ejerció el cargo entre 2002 y 2003, y Francisco Camps, que fue president entre 2003 y 2011, cuando dimitió por la conocida como "causa de los trajes" del caso Gürtel, de la que fue absuelto.

Además, es el segundo expresident detenido, después de que en 2015 lo fuera Olivas por las operaciones de Bancaja en el Caribe mexicano.

Olivas, quien también fue presidente del Banco de Valencia (2004-2011) y Bancaja (2004-2012), renunció en 2017 "expresa y voluntariamente" a todos sus honores como exjefe del Consell, tras confirmarse la pena de año y medio a la que fue condenado por falsedad y delito contra la Hacienda Pública.

Sin embargo, todavía sigue encausado en el caso Bankia, banco del que fue vicepresidente, y en la investigación sobre la concesión de préstamos de Bancaja para el proyecto "Grand Coral", en el Caribe mexicano, causa por la que fue detenido en junio de 2015, junto a otros cuatro exdirectivos de la extinta caja de ahorros valenciana.

Olivas fue concejal del PP en el primer equipo de gobierno de Rita Barberá, y conseller y vicepresidente de la Generalitat con Eduardo Zaplana como president, a quien sucedió en 2002 cuando este fue designado ministro de Trabajo y Asuntos Sociales por José María Aznar.

Ostentó el cargo como jefe del Consell hasta un año más tarde, mientras que en 2004 fue nombrado presidente de Bancaja. La integración de la caja en Bankia lo elevó como vicepresidente de esta entidad, solo por debajo de Rodrigo Rato, aunque en 2011 presentó su dimisión, pocos días después de la intervención del Banco de Valencia por parte del Banco de España.

Francisco Camps, por su parte, dimitió en julio de 2011 como president de la Generalitat después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) decretara la apertura de juicio oral contra él y otros cargos de su Administración en la conocida como "causa de los trajes" del caso Gürtel.

En mayo de 2009 fue imputado en esta causa, por la que dimitió dos años más tarde (dos meses después de ser reelegido como president por mayoría absoluta), y de la que finalmente fue absuelto en enero de 2012.

No es ésta, sin embargo, la única causa sobre la que ha tenido que responder Francisco Camps desde que cesó como president, ya que acumula actualmente tres investigaciones (antes imputaciones) en sendos casos que investigan diferentes aspectos de su etapa al frente de la Generalitat.

Las dos primeras se refieren a supuestas irregularidades en la organización de los grandes premios de Fórmula Uno en Valencia, en el llamado caso Valmor, y además se encuentra investigado por prevaricación en la causa relativa a las presuntas irregularidades detectadas en contratos de la fundación que organizó la visita de Benedicto XVI a Valencia en 2006.

Camps podría igualmente ser investigado dentro de la causa conocida como la "rama valenciana del Gurtel", en la que se investiga la financiación irregular del PP valenciano, y en la que el expresidente fue señalado por varios acusados como el artífice de ello.

El único expresident de la Generalitat del PP que no tiene problemas con la justicia es Alberto Fabra, quien sucedió a Camps en 2011 y ejerció el cargo hasta 2015, cuando el PP perdió el Gobierno de la Generalitat.

ESPACIO ECO