TENDENCIAS
30/06/2018 04:57 CEST | Actualizado 30/06/2018 12:47 CEST

Cinco momentazos y tres errores del concierto de 'OT' 2017 en el Santiago Bernabéu

Los 16 concursantes de 'Operación Triunfo' actúan ante 60.000 personas.

Los concursantes de 'Operación Triunfo' 2017 y el cantante Raphael en el concierto en el Santiago Bernabéu.
Angel Manzano via Getty Images
Los concursantes de 'Operación Triunfo' 2017 y el cantante Raphael en el concierto en el Santiago Bernabéu.

"Dieciséis almas y un sueño, muchos miedos que contar. Dando pasos conseguimos que se hiciera realidad". Así comienza Camina, la canción de la novena edición de Operación Triunfo que se ha convertido en un himno para miles de seguidores del programa.

Los 16 soñadores que cruzaron la pasarela del plató de OT como absolutos desconocidos en octubre jamás pensaron que nueve meses más tarde 60.000 personas corearían todas sus canciones durante cerca de tres horas. Eso fue lo que ocurrió ayer.

El concierto de Operación Triunfo 2017 en el Santiago Bernabéu, celebrado este viernes por la noche y al que acudió El HuffPost, era el más esperado por los fans. El estadio del Real Madrid tiene grandes dimensiones y apenas acoge actuaciones de artistas como Bruce Springsteen o los Rolling Stones.

Únicamente dos ediciones del programa musical se han atrevido a actuar en este estadio. Amaia Romero y sus 15 compañeros de la última edición del programa cogieron este viernes el testigo de la primera edición del programa, capitaneada por Rosa López, que llenó el recinto deportivo en junio de 2002.

Al igual que hace 16 años, los fans respondieron. Llenaron de gritos, aplausos y pancartas el estadio, a pesar de las altas temperaturas y de que ese mismo día se celebraban otros dos macroconciertos en la capital: Pablo Alborán en el Palacio de los Deportes y Guns N' Roses en un festival en la Caja Mágica.

En El HuffPost hemos querido destacar cinco momentazos y tres errores de este concierto tan especial:

1. Amaia de España nunca falla

Una vez más, Amaia volvió a demostrar este viernes en el concierto la razón por la que se convirtió en ganadora del programa: nunca decepciona.

La artista de Pamplona fue capaz de meterse en el bolsillo a los 60.000 espectadores con emoción y sentimiento. Interpretó Miedo, de M-Clan, de manera espectacular, únicamente con su voz y un piano. Sin ningún fallo. El estadio enmudeció para escucharla.

Posteriormente, Amaia repitió la hazaña con actuaciones como Shake it out, de Florence And The Machine, y City of Stars, de la película La La Land, junto a Alfred García. "Buah, es increíble estar aquí", aseguró Amaia con la humildad que la caracteriza.

2. Invitados de lujo

El concierto contó con la participación de artistas consagrados como Raphael (que cantó Mi gran noche junto a los concursantes), Luis Fonsi (que cantó Échame la culpa con Aitana), Bustamante (que cantó Por debajo de la mesa, de Luis Miguel, con Ana Guerra), Pastora Soler (que cantó Quédate conmigo con Nerea) y Zahara (que cantó Con las ganas con Aitana y Amaia).

Los invitados hicieron interpretaciones muy buenas, en las que se notó que tenían más tablas que los concursantes. Raphael hizo de maestro de ceremonias al arrancar el concierto con Mi gran noche. Fue aplaudido como si se tratara del mismo ganador del programa.

Unos aplausos que también recibieron emocionados el resto de invitados. "Este momento me lo guardo para siempre como uno de los momentos más especiales de mi vida", aseguró la cantautora Zahara, tras su interpretación, acostumbrada a aforos más reducidos.

Angel Manzano via Getty Images

3. El beso más esperado

Como muchos fans ansiaban, finalmente dos de los concursantes más queridos, Aitana y Cepeda, se dieron un beso al terminar de interpretar la canción No puedo vivir sin ti, de Los Ronaldos.

Tras muchos meses de rumores, ambos cantantes confirman así su relación, que comenzó dentro de la Academia como una bonita amistad.

4. Un homenaje a la diversidad

Los triunfitos hicieron constantes guiños al colectivo LGTBI durante las actuaciones, entre las que destacaron las canciones grupales A quién le importa y La Revolución Sexual. El concierto tuvo lugar justo un día después del Día Internacional del Orgullo y cuando la ciudad de Madrid está a punto de celebrar las fiestas del Orgullo. "Es el mes del amor libre", dijo Ricky.

"Si de verdad quieren que estemos en libertad, que hagan leyes que nos amparen. Ojalá la sociedad deje de ponernos trabas", afirmó Marina, que se define como bisexual, con una bandera del arcoiris antes de cantar The voice within, de Christina Aguilera.

"Luchad por lo que sois y nunca dejéis que nada os cambie", señaló Thalía.

Curiosamente, Agoney y Raoul no se besaron tras cantar Manos vacíascomo han hecho en otros conciertos de la gira. Aunque sí pronunciaron su lema: "Por el amor, por la libertad y por la visibilidad".

Universal Music Spain (Twitter)

5. Promoción de las carreras musicales

Al igual que ha ocurrido en las anteriores ediciones del programa, los concursantes que han sacado canciones durante la gira pudieron presentarlas en el concierto.

Miriam interpretó Hay algo en mí, con un fuerte mensaje feminista.Roi cantó y tocó la guitarra en Por una vez más.Cepeda defendió su primer single Esta vez y Mireya cantó Corazón vendío.Pese a que son canciones muy nuevas, fueron coreadas masivamente por los asistentes al concierto.

Y ahora os contamos los tres errores del concierto:

1. El sonido fue un auténtico desastre

A pesar de que era el concierto más esperado, el sonido que se escuchó en el Bernabéu fue un auténtico desastre. Constantemente se producían acoples y la voz se distorsionaba, llegando a ser molesto en algunos momentos.

Un evento de estas dimensiones no puede permitirse que actuaciones como Issues de Aitana y Quédate conmigo de Nerea y Pastora Soler queden deslucidas o se escuchen mal en algunos momentos. Se necesita un sonido limpio y nítido, como el que ofreció Vetusta Morla una semana antes en la Caja Mágica. A medida que avanzaba la noche, el sonido fue mejorando.

Además, el micrófono con el que presentaban las actuaciones también dio problemas y apenas se escuchaba a los concursantes. Una de las gradas superiores llegó a corear "No se oye" durante unos minutos para que arreglaran el problema. "Me han dicho que chille porque no se me oía", confesó Aitana tras una actuación.

Angel Manzano via Getty Images

2. Un concierto sin apenas novedades

El concierto del Bernabéu era prácticamente calcado al resto de recitales que han ofrecido los chicos a lo largo y ancho de la geografía española. Si no fuera por la presencia de los invitados y la introducción de las canciones que sacan los concursantes, habrían interpretado exactamente la misma lista de canciones y en el mismo orden que siguieron en el concierto de Vistalegre en marzo.

Se echó de menos un poco de variedad e improvisación, puesto que un concierto no puede ser como un programa de televisión en el que hay que atenerse al guión y todo está tasado en el tiempo.

3. La desaparición de Rosa de España

Una de las sorpresas de la noche la dio Rosa López, ganadora de la primera edición del programa, quien no se quiso perder la cita y acudió al concierto. Actuó como telonera de los nuevos triunfitos, con la interpretación de su single Al fin pienso en mí y un popurrí de sus canciones más conocidas como Europe's living a celebration.

A pesar de su presencia en el estadio, Rosa no volvió a aparecer en el escenario. Algunos asistentes esperaban que interpretara Gracias por la música, junto a Amaia, en el concierto, puesto que ambas grabaron esa canción para la gala navideña del programa.

Redferns

JOHNNIE WALKER PARA EL HUFFPOST