TENDENCIAS
23/08/2018 14:11 CEST | Actualizado 23/08/2018 14:12 CEST

A Màxim Huerta le salió bien la jugada de la dimisión y tenemos las pruebas

Dos meses de novela.

GTRES

Londres, la provenza francesa y los campos de lavanda, la costa azul, rincones idílicos de Italia, la región de las Marcas en el país mediterráneo, la costa española... La ruta de Màxim Huerta desde su dimisión como ministro de Cultura y Deportes el 13 de junio es de novela, y seguramente una inspiración para la que está escribiendo, según explicó recientemente en Socialité (Telecinco). Tras las 10 fotos que marcaron su fugaz paso de apenas seis días por el Gobierno de Pedro Sánchez, el valenciano ha llenado su Instagram de imágenes que demuestran el partido que ha sacado a su renuncia. La jugada fue perfecta. Huerta lleva, al menos, dos meses recorriendo el mundo, según sus publicaciones, mientras José Guirao, su sustituto, lidia con la cuestión de si el Valle de los Caídos es o no patrimonio cultural.

El periodista decidió cerrar una etapa y borrar su cuenta de Twitter, pero en cambio en la de Instagram ha estado muy activo. En ella, una fotografía marcó su salida del Gobierno: la que inmortaliza a su madre y a él de espaldas, con el mensaje "para defender aquello que más amas, a veces, es necesario retirarse" y que firmó con sus iniciales, como la mayoría de nuestros políticos en redes sociales. Dos días después, el mensaje era claro. Màxim Huerta cogía el avión a Londres y escribía una cita de Dickens: "Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos".

El escritor ha seguido este camino durante el verano, que parece que aún no ha acabado para él, en compañía de su círculo más cercano. Todo en su perfil es optimismo e imágenes con las que da a entender que sólo se está dedicando a una cosa, a disfrutar. Incluso ha recogido moras, como en el mejor de los cuentos. "No es la mejor foto, pero es VIDA", dijo en otro mensaje desde Londres, justo cuando arrancó su dilatada escapada.

Otra de las fotos, cuya localización es Altea (Alicante), recoge un momento en familia, en la que cita una canción de Dani Martin, Qué bonita la vida, para mandar un mensaje más de felicidad.

Tiene buena cara, ha cogido color, está aprovechando para leer mucho, para dibujar, para promocionar Firmamento y es muy fan del director francés Guillaume Canet. Toda esa información es la que desprenden estos siete momentos de Huerta (entre muchos otros de su Instagram), ordenados desde el más reciente —de este jueves— al más antiguo:

1. Cantiano, Italia

23 de agosto. "Un café y un montón de recuerdos que se quedan en la maravillosa casa de Cantiano. Postdata: no hacer mermelada de moras sin zumo de limón", escribe junto al hashtag #Unviajedenovela.

2. Vico del Gargano, Italia

20 de agosto. De nuevo, en Italia.

3. Faro del Albir, Alicante

6 de agosto.

4. Almería

2 de agosto.

5. Marsella, Francia

26 de julio.

6. En los campos de lavanda franceses

7 de julio.

7. Londres, Reino Unido

19 de junio.