POLÍTICA
23/09/2018 22:29 CEST | Actualizado 24/09/2018 13:22 CEST

Pedro Sánchez, sobre los indultos: "El Gobierno no se pronuncia sobre hipótesis, sino sobre realidades"

Pedro Sánchez dice compartir la "empatía" de la delegada del Gobierno en Cataluña pero rechaza hablar de posibles indultos a los presos independentistas.

Pedro Sánchez ha defendido las declaraciones de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, quien habló de la posibilidad de indultar a los políticos independentistas presos. Pero lo ha hecho respaldando su "empatía" y rechazando abordar la cuestión del indulto, algo que ha definido como una "hipótesis".

El presidente del Gobierno lo ha hecho desde Canadá, donde se ha reunido con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Allí, Sánchez ha defendido recuperar la "empatía" en la gestión de la crisis en Cataluña y ha asegurado que, aunque "el carril de la justicia tiene su recorrido", la "responsabilidad" de su Ejecutivo "es responder desde la política".

De hecho, el presidente del Gobierno ha dicho compartir las palabras de Cunillera porque, afirma, "durante muchos años el lenguaje ha sido de confrontación y división". "Lógicamente, hay que reivindicar la legalidad", ha dicho Sánchez, quien también ha apostado por el "diálogo" y la "empatía". Pero ha añadido: "El Gobierno no se pronuncia sobre hipótesis, sino sobre realidades".

"La reflexión que siempre he hecho es que en Cataluña la prioridad no es otra que la convivencia", ha afirmado el presidente del Gobierno, quien ha recordado que él siempre criticó al Ejecutivo de Rajoy por dejar "a un lado" la política y apostar todo "a la respuesta judicial".

"Lo que proponemos es dejar a un lado la vía judicial y hablar de política", ha dicho Sánchez, quien valora los pasos que está dando la Generalitat de Cataluña al participar de reuniones bilaterales con su Gobierno y multilaterales con las autonomías. "La normalización institucional es básica", ha añadido.

Además, aprovechando que el Pisuerga pasaba, en este caso, por Quebec, donde se encontraba Sánchez, el presidente del Gobierno ha dicho que esta región, donde se celebró una consulta de autodeterminación, es que "desde la política se pueden resolver" problemas como el catalán.