POLÍTICA
03/12/2018 00:28 CET | Actualizado 03/12/2018 01:22 CET

PP y Ciudadanos, condenados a entenderse si quieren gobernar en Andalucía

Pese al mal resultado, Juanma Moreno podría ser presidente si logra el apoyo de los 'naranjas' y de la ultraderecha de VOX, grandes triunfadores de la noche.

EFE
Juan Marín y Juanma Moreno.

La derecha ha dado un golpe encima de la mesa en Andalucía, logrando derrotar a casi cuatro décadas de socialismo en esta región.

Y lo ha hecho con resultados dispares que, sumados, podrían dar una mayoría inédita que auparía a Juanma Moreno, candidato del Partido Popular, a la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Para ello, Moreno necesitará pactar con Ciudadanos, cuyo candidato también ha dicho que optará a ser elegido presidente, y con la ultraderecha de VOX, que ha entrado con fuerza en el Parlamento con 12 escaños.

Y Moreno no le ha hecho ascos al apoyo de la extrema derecha para alcanzar el poder. "Han acabado 40 años de hegemonía socialista en Andalucía", ha dicho el líder del PP andaluz tras anunciar que se presentará a la investidura.

"El mandato de los andaluces ha sido nítido, quieren cambiar, quieren un nuevo gobierno en Andalucía", ha asegurado el líder del PP andaluz, que ha anunciado que "desde mañana mismo" iniciará un diálogo "franco y sincero" para lograr "un gran acuerdo que permita el cambio".

"Esta noche se ha hecho realidad el sueño de cientos de miles de andaluces que han soñado durante tantos años con otro estilo, con otras formas, con algo mejor. Hoy estamos en una etapa nueva, podemos pasar página y una parte de nuestra historia y comenzar a escribir juntos una nueva página", ha aseverado el candidato popular.

"¡Presidente, presidente!", gritaban los suyos a Moreno mientras en la sede de Ciudadanos, su líder en Andalucía, Juan Marín, también anunciaba su candidatura al sillón presidencial. Porque, dice, "tiene que liderar el cambio quien crece".

Y es que Ciudadanos es uno de los grandes triunfadores de la noche al pasar de los 9 diputados y 369.000 votos de 2015 a los 21 escaños y más de 650.000 votos de este 2 de diciembre, mientras que el PP ha perdido más de 300.000 votos y 7 asientos.

"Hoy quiero dar las gracias a todos esos andaluces que creían que este cambio era posible. Hoy hay diputados que suman para este cambio y el cambio ha llegado a Andalucía", ha señalado Marín, que ha recordado el crecimiento de su partido: "Hemos trabajado duro e hicimos creer que el cambio empezaba en 2015 y ahora, cuatro años después, hemos pasado de nueve a 21 escaños".

Con ese argumento, el líder de la formación naranja, Albert Rivera, ha reclamado al PP que apoye a Marín "para que gobierne Ciudadanos" y se ha preguntado qué motivos tienen los populares para no hacerlo.

Mensajes al margen, la realidad es que PP y Ciudadanos están condenados a entenderse y, sobre todo, a seducir a la ultraderecha para lograr alcanzar el poder.

APRENDE A USAR TU DINERO