BLOGS
07/05/2013 08:25 CEST | Actualizado 06/07/2013 11:12 CEST

HuffPost viaja al (Lejano) Oriente: Aquí está la edición japonesa de The Huffington Post

Konnichiwa! La salida de Huffington Post Japan representa cumplir nuestro objetivo de invitar a un número creciente de voces de todo el mundo a una conversación que es cada vez más global. Y es la prueba viviente de que los medios de comunicación del siglo XXI han trascendido las barreras antes insuperables de la geografía, la lengua y la cultura.

Konnichiwa! Estoy en Tokio desde el viernes pasado, preparando el lanzamiento de The Huffington Post Japan. Después de unas cuantas noches con el sueño desajustado, me he adaptado ya por completo a las 13 horas de diferencia, una transición que ha sido más fácil gracias al espíritu de omonotenashi, la legendaria y genuina tradición de hospitalidad japonesa. Estoy aquí con mi hija Isabella y un pequeño grupo de editores internacionales del HuffPost trabajando con nuestro equipo japonés en sus oficinas de Akihabara para poner en marcha la nueva edición, la primera en Asia. Estamos encantados, tras el lanzamiento de las ediciones en el Reino Unido, Canadá, Francia, España e Italia, de haber viajado ahora a Oriente; no solo a un país más, sino a todo un continente y todo un hemisferio, con consecuencias que no tienen nada de simbólicas. La salida de Huffington Post Japan representa cumplir nuestro objetivo de invitar a un número creciente de voces de todo el mundo a una conversación que es cada vez más global. Y es la prueba viviente -dado que Huffington Post Japan "vive" a partir de hoy- de que los medios de comunicación del siglo XXI han trascendido las barreras antes insuperables de la geografía, la lengua y la cultura.

Lanzar HuffPost en Japón sería una labor fascinante siempre, pero hoy el país vive unos momentos cruciales. El primer ministro, Shinzo Abe, tomó posesión por segunda vez en 2012, y ha prometido evitar los errores cometidos por otros dirigentes mundiales con las medidas de austeridad, de manera que Japón pueda "romper con la contracción económica del pasado". Las trágicas consecuencias del terremoto, el maremoto y la catástrofe nuclear que tanta destrucción causaron en marzo de 2011 siguen siendo muy visibles, pero también lo son la extraordinaria capacidad de resistencia, el valor y la empatía mostrados tras la tragedia y que continúan todavía hoy.

Además de contar los relatos de esos acontecimientos tan decisivos e invitar a los japoneses a que cuenten sus propias historias, HuffPost Japan examinará y ensalzará la cultura del país, desde las tradiciones más arraigadas -por ejemplo, la meditación zen y las ceremonias del té, con sus elaborados rituales y sus fascinantes maestros del té como Sen no Rikyu- hasta su afición a los intereses más curiosos, como los concursos de llantos de bebé. También destacaremos el peculiar punto de vista japonés sobre uno de mis temas favoritos, el acto de dormir, con los hoteles cápsula y el increíble número de gente que duerme en los trenes. Y, por supuesto, HuffPost Japan ofrecerá un sitio en el que hablar de comida, libros, teatro, cine, viajes y deporte.

En materia de medios de comunicación, Japón presenta dificultades y oportunidades como ningún otro. Como dice nuestro consejero delegado, Jimmy Maymann: "En la mayoría de los mercados, el 20-25% de nuestros lectores utilizan dispositivos móviles, pero en Japón será muy distinto. En Japón, internet móvil es internet". En Japón se publican tres de los mayores periódicos del mundo. Y los japoneses son ávidos usuarios de los medios y las redes sociales, no solo Facebook y Twitter, sino servicios de smartphone como Line, Comm y Gree. Akira Morikawa, desarrollador de Line, califica el rápido crecimiento de la mensajería social como "un movimiento", y añade que "confiamos en que se extienda a Estados Unidos, Europa y otros lugares".

Para Asahi Shimbun es prioritario desde hace años ayudar a diversas comunidades y causas en Japón, en especial a organizaciones que apoyan la cultura y el deporte. Algunos de sus mejores momentos como empresa de comunicación se han producido en momentos de tragedias y dificultades, sobre todo con su cobertura exhaustiva del desastre nuclear de Fukushima en 2011 y su denuncia del escándalo de información privilegiada en Recruit a finales de los años ochenta. Y una de las claves de su filosofía -y su crecimiento- es mirar más allá de las fronteras de Japón y dirigirse al mundo en general: además de en japonés, Asahi Shimbun informa en inglés, chino y coreano.

Por último, la empresa no solo es un auténtico pilar del periodismo, sino de los valores cívicos. Como ha escrito el presidente de Asahi Shimbun, Kimura Tadakazu: "Creemos que la comprensión entre unos y otros mejora y la democracia madura cuando somos capaces de respetarnos y escucharnos sin supuestas superioridades morales y cuando expresamos nuestras opiniones particulares con franqueza". Y este es el credo de la compañía, presentado en 1952: "Ser imparciales y ecuánimes; salvaguardar la libertad de expresión y de esa forma contribuir a perfeccionar una nación democrática y garantizar la paz mundial. Entregarnos al bienestar del país, en nombre de la justicia y el humanitarismo; rechazar cualquier forma de delito, violencia y corrupción. Contar la verdad con justicia y rapidez; presentar unos comentarios editoriales progresistas pero imparciales. Fomentar la tolerancia en todo momento; conservar el sentido de la responsabilidad y la dignidad sin sacrificar la vitalidad y la frescura".

El director editorial de HuffPost Japan es Shigeki Matsuura. Nacido en Hokkaido, la segunda isla más grande de Japón, se graduó en la Universidad Científica de Tokio y trabajó para varias empresas de medios y tecnologías de la información, entre ellas Condé Nast Publications Japan, donde contribuyó al lanzamiento de la edición japonesa de Wired. También ayudó a poner en marcha BLOGOS e incluso diseñó una trayectoria orbital para un satélite. En los últimos tiempos, dirigía GREE News, una división de la empresa de aplicaciones móviles y juegos GREE, y consiguió que el sitio creciera tanto en ingresos como en tráfico. En la entrada que ha escrito para el primer día dice que "The Huffington Post Japan aspira a ser el lugar en el que mantengamos una conversación sincera sobre el futuro de Japón, y nuestros editores se esforzarán en traer sus voces y sus ideas a nuestras páginas para lograrlo".

Entre los blogueros presentes en nuestro lanzamiento están Yukio Edano, miembro de la Cámara de Representantes japonesa, que reflexiona sobre si la estrategia económica del primer ministro, la denominada "Abenomics", podrá arreglar la persistente deflación del país; Seiko Noda, también miembro de la Cámara de Representantes, sobre su esperanza de que haya nuevas políticas que favorezcan a las mujeres en el mercado de trabajo japonés; la antigua Miss Japón Yurie Yoshino, que cuenta su batalla con una variedad poco frecuente de cáncer; y Kenji Shibuya, de la Universidad de Tokio, que propone a la envejecida población japonesa qué hacer para mantenerse sana.

Ha sido un enorme placer trabajar con todos los que han contribuido al lanzamiento del HuffPost Japan, un trabajo de equipo que se ha desarrollado durante muchos meses en dos continentes. En la Asahi Shimbun Company, damos las gracias al consejero delegado, Toshikazu Kimura, Shinichi Yoshida, Takamichi Ono y Yoichi Nishimura. En HuffPost Japan, mi más profundo agradecimiento a nuestro director editorial Shigeki Matsuura, la responsable de portada Chitose Wada, el editor de tráfico y tendencias Atsushi Nagayama, la reportera Chika Igaya, los editores de noticias Akihiro Chishiro y Naoko Utsumiya, y los editores de blogs Kenji Ando y Kaori Matsumoto. En AOL Japan: Yasushi Okue, Nori Sakata, Yuji Ando, por sus contribuciones, que nos han permitido llegar hasta aquí. Y, por supuesto, mi máximo agradecimiento a nuestro equipo del HuffPost en Estados Unidos, que han dedicado mucho tiempo en Nueva York y Tokio a asesorar y formar a los redactores japoneses y llevar el ADN del HuffPost a Japón: Nicholas Sabloff, David Flumenbaum, Joanna Zelman, John Pavley, Otto Toth, Nik Petrov, Philip Moortgat y el resto de nuestro gran equipo técnico.

Demos juntos, pues, la bienvenida a Japón que llega a la familia del HuffPost. Y, como siempre, les ruego que utilicen la sección de comentarios para hacernos saber sus opiniones.