BLOGS
05/09/2013 11:55 CEST | Actualizado 05/11/2013 11:12 CET

La Comisión Nacional de Competencia abre expediente sancionador a varias marcas automovilísticas

Nissan, Renault, Toyota, Chrysler, General Motors, Fiat Group, Ford, Chevrolet, Hyundai, Honda, Kia Motors, Peugeot, Citroën, Volkswagen Audi España, Seat, Urban Science y Snap-On Solutions tienen desde esta mañana un motivo más de preocupación en territorio español.

Nissan, Renault, Toyota, Chrysler, General Motors, Fiat Group, Ford, Chevrolet, Hyundai, Honda, Kia Motors, Peugeot, Citroën, Volkswagen Audi España, Seat, Urban Science y Snap-On Solutions tienen desde esta mañana un motivo más de preocupación en territorio español. Y es que la Comisión Nacional de Competencia ha decidido abrir expediente sancionador por posibles prácticas anticompetitivas.

Tras una serie de investigaciones iniciales, la CNC ve indicios de acuerdos de intercambio entre marcas de información comercial sensible y estratégica, tal como precios, condiciones comerciales y condiciones de servicio.

Además, la CNC también ve indicios de acuerdos de fijación de precios y condiciones comerciales entre las redes comerciales de las marcas Audi, Seat, Nissan, Toyota, Land Rover, Hyundai y Opel.

Tras una serie de inspecciones que tuvieron lugar en las sedes de los implicados en los meses de junio y julio, se ha tomado la determinación de iniciar este expediente sancionador, que podría acarrear multas que pueden llegar al 10% del volumen de negocio de los implicados.

A nivel de red comercial, tras las investigaciones, también se va a abrir expediente sancionador contra Servicalidad, Howarth Auditores España y Seat, la Asociación de concesionarios de Volkswagen, Audi, y Skoda, la de Seat, además de a más de 50 puntos de venta de las marcas Volkswagen, Audi y Seat y contra Nissan Iberia y a siete de sus concesionarios.

Once concesionarios de Toyota, otros once de Hyundai, seis de Land Rover, ocho de Opel, así como la asociación de concesionarios de esta última también están en la palestra y podrían ser sancionados.

Ahora nos tocará seguir con atención el avance del proceso, las investigaciones y las alegaciones, pero con tanto implicado, estaríamos ante un caso muy importante, más cuando el estado está ayudando con dinero público a las marcas y a la red de concesionarios a través de los planes de achatarramiento.

[Fuente: Comisión Nacional de Competencia]

Noticia originalmente publicada en Autoblog.