20 consejos para un 'road trip' épico

Os salvarán del aburrimiento, reducirán el número de discusiones y os mantendrán a salvo.

Los road trips o rutas por carretera suelen ser viajes memorables, pero debéis aseguraros de que el vuestro lo sea por los motivos adecuados.

Independientemente de si vais a hacer un viaje en carretera de unas pocas horas o embarcaros en un viaje épico cruzando todo el país, estos consejos os salvarán del aburrimiento, reducirán el número de discusiones y os mantendrán a salvo.

1. Planificad el viaje entre todos los pasajeros.

“Quizás la mayor trampa de un road trip no sea la ruta ni los lugares que vais a visitar, sino los propios compañeros de viaje”, advierte Paul Johnson, fundador de NorthOutdoors. Incluso un mejor amigo puede convertirse en tu peor pesadilla durante un viaje largo y tortuoso, por lo que es muy importante ponerse de acuerdo antes de empezar el viaje. “Llegad a algún acuerdo inicial sobre lo que vais a intentar hacer. ¿Queréis llegar a vuestro destino lo antes posible? ¿O es más bien un viaje tranquilo de exploración en el que el objetivo es perderse y descubrir nuevos lugares?”, plantea Johnson.

2. Poneos de acuerdo con el presupuesto.

Si viajas con otros adultos, necesitaréis poneros de acuerdo con el presupuesto. Por ejemplo, ¿viviréis a base de bocadillos o pararéis en los restaurantes de carretera recomendados? ¿Dormiréis en el coche o en hoteles? “Es preferible conocer desde el primer momento qué expectativas tiene cada persona para evitar momentos tensos durante el viaje”, recomienda Johnson.

3. Preparad una ‘playlist’ perfecta con antelación.

Manejar el móvil al volante no solo es una imprudencia, sino que también puede acabar con una atmósfera relajada. Además, es probable que paséis por zonas sin cobertura, donde no llega internet y no funciona el GPS ni la radio. En estos casos, tener preparadas varias listas de reproducción os ahorrará silencios incómodos. “Incluid tantas canciones animadas y divertidas como se os ocurran. Eso hará que vuestros niveles de energía y vuestro humor se mantengan en caso de que las otras opciones fallen”, propone Angella Jensen, del blog Angie’s Awesome Adventures.

4. Incluid también algún ‘podcast’.

Incluso vuestras canciones favoritas pueden empezar a cansaros si las escucháis muchas veces. Para acabar con la monotonía, probad a escuchar un podcast, ya sea un tutorial para aprender una nueva habilidad o un documental sobre crímenes. Hay disponibles muchos listados de podcasts para elegir el que más os guste.

5. Decidid los lugares que queréis visitar sí o sí.

Si queréis visitar ciertos lugares por el camino, conviene que localicéis antes de empezar los sitios donde debéis parar. “Investigad y planificad estos detalles para saber exactamente dónde tenéis que parar y por qué, en vez de viajar incontables kilómetros del tirón”, comenta Juma Brown, del blog FlyerDiaries. “Esto reducirá la cantidad de tiempo que pasaréis aburridos y os ofrecerá más oportunidades de vivir anécdotas memorables”. Estas paradas dictarán cuánto debéis conducir cada día para mantener el ritmo y no perderos nada.

6. Reservad un tiempo para paradas inesperadas.

Aunque es importante ajustarse a un plan, no hay que seguirlo tanto al pie de la letra si eso conlleva perderse otras oportunidades. “Hay atracciones junto a la carretera como museos o miradores que pueden hacer que vuestro viaje sea especial”, asegura Jenn Stolfa, escritora de la página web Take Them Outside. “Disfrutaréis saliendo del coche para conocer la cultura local y vuestro cuerpo agradecerá que le deis la oportunidad de estirarse y ponerse en movimiento. Si viajáis con niños, estas paradas serán un descanso que les ayudará a aguantar las largas horas de viaje”.

7. Preguntad a los lugareños cuáles son los mejores sitios para visitar.

¿Buscáis comida o algo de diversión? Páginas como TripAdvisor son geniales para conocer la valoración de la gente, pero no son el mejor medio para descubrir las joyas ocultas. “Los consejos de los lugareños son estupendos para conocer atracciones turísticas y lugares para comer”, señala Chris Wain, de Africa Travel. “Que no os asuste pedir opinión a la gente en tiendas y cafeterías locales sobre dónde se come bien o cuál es la ruta más rápida para llegar a un sitio. La gente de la zona conoce mejor el terreno que cualquier blog de reseñas, así que no los descartes”.

8. Llevad algo de dinero en efectivo.

Si vivís en una ciudad grande, tal vez os hayáis acostumbrado a depender de vuestra tarjeta de crédito para pagar, pero esto no siempre es una opción en pueblos o ciudades pequeñas. Hay gasolineras independientes, parques nacionales y otros comercios en los que igual tenéis que pagar en efectivo, por lo que conviene tener siempre algo a mano.

9. Tomaos la alimentación en serio.

De los aperitivos que llevéis puede depender que vuestro viaje sea un éxito o un fracaso. No recurráis solo a comida basura; vuestro cuerpo os lo agradecerá. “Muchas veces la gente abandona su dieta saludable solo porque está haciendo un viaje por carretera”, lamenta Johnson. Si cargáis el maletero de refrescos y patatas fritas, quizás sintáis fatiga y tengáis que hacer alguna parada de emergencia. Matad el gusanillo con fruta, barritas de proteínas y algún producto vegetal y no os olvidéis de beber mucha agua. “Mi arma secreta es parar en una tienda de comestibles de las que hay hasta en el pueblo más pequeño para comprar comida en vez de parar en una hamburguesería”, aconseja Johnson.

10. “Donde hay camiones aparcados se come bien”.

Las áreas de descanso para camiones no son exclusivas de los camioneros. Tienen buena iluminación, instalaciones grandes y muchos viandantes, por lo que suelen ser más seguras y cómodas que las áreas de descanso que solo tienen lo básico. Tened cuidado cuando salgáis de la carretera y, si podéis elegir, intentad parar siempre en estas áreas de descanso para camiones.

11. Empezad a conducir temprano para aprovechar la luz del día.

Si queréis evitar el tráfico, salid lo antes posible, aunque eso implique despertar a las 4 o 5 de la mañana. “Ponerse en marcha a esta hora implica que empezará a salir el sol cuando llevéis una o dos horas de viaje, lo que os permitirá contemplar unas vistas espectaculares del amanecer en un lugar distinto cada día”, comenta. “Además, las carreteras aún no están muy llenas de gente de camino al trabajo. Así el viaje no será tan frenético y, por lo tanto, será más seguro”.

Y, en cuanto a seguridad, también es buena idea acabar la jornada cuando empieza a oscurecer, ya que la noche es, con diferencia, el horario más peligroso para conducir debido a la mayor cantidad de conductores somnolientos y bajo los efectos del alcohol, por no hablar de que muchos insectos salen durante la noche, cuando no es la mejor hora para conocer la fauna local.

12. Repostad combustible en cada parada que hagáis.

¿Vais a hacer una parada? Echad gasolina. ¿Estáis atravesando un pueblo? Echad gasolina. Aunque tengáis medio tanque lleno, nunca está de más llenar el depósito por si os toca recorrer un tramo muy largo en el que no hay gasolineras a la vista.

13. Dosificad los juegos y las chucherías para todo el trayecto.

Si viajáis con niños, no agotéis todas las actividades y chucherías al principio del viaje. Stolfa recomienda reservar juegos, libros y chucherías para más adelante, cuando de verdad hagan falta. También podéis parar en una tienda de comestibles para que los niños elijan algo a medida que avanza el viaje.

14. Haced paradas para hacer algo de ejercicio.

Otro consejo para quienes viajen con niños: aseguraos de sacar tiempo todos los días para hacer algo de ejercicio. “Levadlos al parque o simplemente a caminar en la cinta del gimnasio del hotel”, recomienda Mike Miller, fundador de Wilderness Times. “Lo último que queréis es que los niños estén llenos de energía, subiéndose por las paredes y preguntando 53 veces por hora si falta mucho para llegar”.

15. Aprended a cambiar una rueda.

Saber cambiar una rueda es una habilidad importante, sobre todo si vais a atravesar zonas donde la asistencia en carretera tarda mucho en llegar, si es que llega. “No solo deberíais saber cambiar una rueda, sino también saber hacerlo en ese vehículo en concreto”, advierte Stolfa. Repasad todo el proceso para saber dónde está la rueda de repuesto, comprobad la presión de las ruedas y aseguraos de que sabéis llevar a cabo todos los pasos para volver a poner el coche en marcha.

16. Llevad una batería externa para cargar el móvil.

En los viajes por carretera, normalmente podéis confiar en la batería del coche para cargar los móviles, pero a veces hay emergencias y a nadie le hace gracia quedarse parado en la carretera con un coche muerto y sin batería en el móvil. “Será más fácil que podáis pedir ayuda por teléfono si tenéis una batería externa por si acaso”, avisa Stolfa.

17. Preparaos para climas más extremos.

Tanto si solo viajáis por España como si lo hacéis por Europa, os vais a encontrar con muchos climas distintos. Si planeáis hacer un viaje largo, aseguraos de estar preparados para lidiar con todos los desafíos que os pueda poner la naturaleza. Eso incluye llevar el calzado adecuado, meter en la maleta ropa para distintas situaciones y llevar cadenas por si nieva. Viajar en invierno es una aventura completamente distinta y sois vosotros quienes os tendréis que adaptar a las circunstancias, no al revés.

18. Informad a vuestro banco del viaje que vais a hacer.

No os interesa utilizar la tarjeta de crédito sin conocer las condiciones en determinados países ni mucho menos quedaros atrapados en una gasolinera o en un restaurante con una tarjeta de crédito congelada por posible fraude. “Informad a vuestro banco del viaje que vais a hacer y las ciudades que planeáis visitar”, aconseja la experta en finanzas personales Andrea Woroch. “Eso ayudará al banco a vigilar posibles fraudes y a garantizar que contéis con vuestros fondos cuando los necesites”.

19. Tened a mano una copia de las direcciones.

En la actualidad, mucha gente confía tanto en el GPS para desplazarse que no sabría ni encontrar la salida de un túnel sin él. Sin embargo, la señal de GPS no siempre funciona en la carretera. “Siempre deberíais llevar una copia de las direcciones por si acaso, ya sea en un mapa o por escrito”, señala Jake McKenzie, de Auto Accessories Garage. “Si no podéis comprobar el GPS ni llamar para pedir ayuda, os podéis perder muy fácilmente. Tener unos cuantos mapas en la guantera e incluso una brújula os puede ahorrar mucho tiempo en caso de que os perdáis y no haya cobertura”.

20. Sed respetuosos.

Pasar tantos días en la carretera saca de quicio a cualquiera, sobre todo si viajáis con niños pequeños. Sin embargo, no es excusa para ser desagradable. Sed educados con los lugareños con los que interactuéis, no tiréis basura al suelo y dejad que otros coches se incorporen a vuestro carril. Un poco de respeto os facilitará la vida en la carretera.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido y adaptado del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Las siete ciudades españolas a las que debes viajar según la prensa extranjera