Alejandra Jacinto: "Ossorio se regodeó en sus palabras y se reía cuando le pedimos su dimisión"

Alejandra Jacinto: "Ossorio se regodeó en sus palabras y se reía cuando le pedimos su dimisión"

Entrevista con la portavoz de Unidas Podemos en Madrid: "Las palabras de Ossorio son una cortina de humo para tapar la responsabilidad de Ayuso"

Todavía resuenan los gritos de “dimisión” que retumbaron en la Asamblea de Madrid durante el pleno del jueves.

Gritos dirigidos al vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, por sus palabras asegurando que los familiares de los fallecidos en la primera ola de la pandemia de coronavirus “ya lo habían superado”.

Lejos de rectificar, Ossorio acusaba a la izquierda de manipular sus declaraciones y se remitía a sus palabras, pese a que estas no dejaban duda de lo que había afirmado.

Los diputados del PSOE abandonaron el hemiciclo en protesta por lo sucedido mientras los del PP ovacionaban al consejero madrileño.

24 horas después, Alejandra Jacinto, portavoz de Unidas Podemos, que asistió a todo lo sucedido, responde a las preguntas de El HuffPost.

¿Qué sintió al escuchar a Ossorio decir que los familiares ya lo han superado?

Lo que sintió la mayoría de la gente: repugnancia. Me repugna que un vicepresidente del Gobierno de Ayuso sea capaz, dos años después de lo sucedido en las residencias, donde 7.921 personas fallecieron como consecuencias de unas órdenes muy expresas del Gobierno de Ayuso que ordenaron no trasladar a hospitales a personas que ellos decidieron que sus vidas valían menos; no haya sido capaz de sentarse con esas familias que merecen respeto pero también verdad y justicia para reparar el daño causado. Me produjeron repugnancia. Es absolutamente indigno e inmoral, demuestra una falta de empatía que no es nueva y que no está a la altura del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Por eso pedimos su dimisión y que Ayuso le cesara. Nosotras registramos una reprobación que llevaremos al próximo pleno porque un gobernante tiene que tener un mínimo de empatía y de situarse del lado del dolor ajeno y no cuestionarlo. En todo caso, las palabras miserables de Ossorio no dejan de ser una cortina de humo para tapar la responsabilidad de Ayuso y su Gobierno, que son los responsables de que sucediera esa tragedia en las residencias.

Parece difícil que esa reprobación salga adelante, ¿no?

Parece difícil, nosotros lo vamos a intentar. Creo que el resto de fuerzas políticas progresistas también van a registrarla. En todo caso, creo que independientemente del resultado, la sociedad madrileña está tomando buena nota de esa bajeza moral de Ossorio y esa incapacidad para estar en el cargo. Pero no debemos olvidar que esas palabras están siendo usadas para tapar a los verdaderos responsables, que son la señora Ayuso y el consejero Ruiz-Escudero, que es quien está detrás de esos protocolos de la vergüenza que se dictaron en su momento.

Pero llamó mucho la atención la actitud de Ossorio, hasta un diputado de Más Madrid le grabó riéndose mientras pedían su dimisión.

Efectivamente, se estaba riendo. Yo misma le interpelé para que entendiera que lo mínimo que merecen esas familias es respeto y verdad y justicia para que no se vuelva a repetir una situación como esta. Y él se reía de una forma que no sabría ni cómo calificar. Representa la bajeza moral, ¿cómo te puedes reír? No pasa nada, si eres un gobernante y te equivocas, lo sano es rectificar, matizar las palabras, decir que no te has explicado bien. Lejos de eso, se regodeó en sus palabras. El problema no es el señor Ossorio, sino que la bancada del PP acabó el pleno aplaudiéndole por esas palabras. Hay un problema en la Comunidad de Madrid que se llama PP, que se llama Ayuso y todos sus consejeros, que muestran de esa forma tan mezquina que no tienen un ápice de empatía para estar al frente de un gobierno regional.

Pasó desapercibido pero en ese pleno Ayuso dijo que muchos de los que murieron fue porque eran mayores y tenían patologías, y que la mayoría de las muertes se produjeron en los hospitales. ¿Qué le pareció?

Me parece que Ayuso es la principal responsable de lo sucedido en las residencias y que lleva dos años tratando de ocultar que esto salga a la luz, de impedir cualquier comisión de estudio. Cerró filas con el señor Ossorio, lo que me lleva a pensar que le venían bien sus palabras para que el foco no se ponga en ella, que es la principal responsable de lo que sucedió. No puede decir que porque las personas tuvieran patologías previas y como iban a fallecer de una forma u otra, sus vidas valían menos. No es tolerable para la sociedad madrileña y mucho menos para los familiares de quienes han fallecido en las residencias. Si Ayuso tuviera la capacidad de estar al frente de una situación como esta, lo que tendría que hacer es que se investigue y esclarecer la verdad. Si un gobernante hace mal una cosa, lo que debería querer es evitar que vuelva a suceder, no distraer la atención y demostrar que le da igual. Le sucede como con los niños de la Cañada Real, cuando le leí una carta y me dijo que no gestionaba sentimientos.

Los verdaderos responsables de lo que sucedió en las residencias son Ayuso y el consejero Ruiz-Escudero, que es quien está detrás de esos protocolos de la vergüenza
Alejandra Jacinto, portavoz de UP en la Asamblea.

¿Les ha sorprendido el cambio de Vox respecto a la investigación?

Bueno, es que en realidad Vox no ha cambiado de actitud. Ha sido sumamente útil a Ayuso hasta la fecha, ha sido su mejor muleta y se sigue negando a día de hoy a abrir una comisión de investigación, que es lo que necesitan las familias, que se investigue y se conozca lo que pasó. Que se determinen las responsabilidades, no sólo penales, sino desde luego políticas para que puedan empezar a cicatrizar heridas y reparar el daño. Vox no está planteando eso. Ahora entiendo que por sus cálculos electorales quieren hacer una comisión de investigación en la que vamos a participar, porque todo estudio sobre las residencias en Madrid aporta. Porque hay que recordar que la situación sigue siendo a día de hoy lamentable, son macrocentros gestionados por fondos buitre donde se prima la rentabilidad económica de un cátering en vez de la buena calidad de la comida. Por eso apostamos por un cambio en el modelo de las residencias y salimos a la calle con las asociaciones para que sean los hogares de las personas, no lugares donde primen las cifras por encima de su bienestar. Presentamos una ley de residencias que se ha bloqueado dos veces por parte del PP y seguiremos insistiendo. Pero estoy segura que a la hora de la verdad Vox se va a situar del lado de Ayuso, porque no le interesa que se conozca la verdad.

Qué le diría a quien siga pensando que Pablo Iglesias era el responsable de las residencias. Se sigue diciendo en tertulias, lo ha negado Reyero...

Sí, Reyero mejor que nadie sabe cuáles eran las competencias del Gobierno de Ayuso y las del Gobierno central y del Ministerio de Derechos Sociales. Lo que le diría a esas personas que pueden dudar por la contaminación y el bulo extendido durante mucho tiempo, que hagamos la prueba del algodón. Abramos esa la comisión de investigación, que pase por ella todo el mundo que tuviera, en mayor o menor medida, algo que ver y que se esclarezcan las responsabilidades políticas.

Alejandra Jacinto, portavoz de UP en la Asamblea de Madrid.
  Alejandra Jacinto, portavoz de UP en la Asamblea de Madrid.SERGI GONZÁLEZ / EL HUFFPOST

¿Puedo referirme a usted como candidata de Podemos?

No (ríe). Soy candidata a candidata de Podemos. Las primarias empiezan el próximo lunes, van a ser unas semanas bastante intensas en las que quiero animar a la participación de todas las personas inscritas en Podemos para encabezar la candidatura de Podemos en la Comunidad de Madrid.

Si como todo parece resulta elegida, se enfrentará a uno de los mayores activos políticos del PP. Se lo he preguntado a los otros dos candidatos, ¿es imbatible Ayuso?

Yo creo que no. Creo que Ayuso es absolutamente batible, porque su victoria en 2021 se produjo en unas condiciones muy concretas, atravesadas por una situación de pandemia excepcional en todo el mundo, en un momento de agotamiento mental y físico, con una inseguridad tremenda para las personas. Lo cierto es que ahora hemos visto la verdadera gestión de Ayuso, porque en ese momento no la conocíamos. Cuando ganó el 4 de mayo no había aprobado ni un sólo proyecto legislativo de su Gobierno. Ahora sabemos que su modelo es de negocio que opera sobre los tres ejes principales de la Comunidad de Madrid: educación, sanidad y vivienda. Lo que hace es desplegar una estrategia económica sobre la región que pasa porque a día de hoy, en la ciudad de Madrid, haya más alumnos escolarizados en la concertada y privada que en la pública. Un modelo que pasa por un desmantelamiento sistemático y consciente de la Sanidad Pública, lo padecemos todos los ciudadanos cuando intentamos pedir cita, es escandaloso. Y en vivienda es la aplicación más rotunda del ‘sálvese quien tenga’ sin tener intención de poder garantizar el derecho a la vivienda en Madrid. Prueba de ello son los precios y que su propuesta es la nada. Sigue habiendo muchísimos desahucios en la comunidad y no hay propuesta política, es el ‘sálvese quien tenga’ más absoluto. Eso la gente lo sabe y lo está percibiendo porque lo está padeciendo.

Si activamos toda esa movilización, entre todas podemos hacer ese ‘clic’, pasar de la resignación a la esperanza y conseguir que la Comunidad de Madrid esté gobernada por gente que esté a la altura de los madrileños
Alejandra Jacinto, portavoz de UP en la Asamblea de Madrid.

Sin embargo, cunde la sensación, y se refleja en las encuestas, de que va a ganar sí o sí, de que parece imposible que no suceda.

Creo que ha habido un tiempo de resignación y todos hemos podido pensar que es imposible, que a pesar de todas las fechorías de Ayuso esto va a continuar así. Pero no es cierto, hay que trasladar un mensaje de esperanza y de que podemos hacerlo. Pero no sólo desde los partidos, los ciudadanos no pueden delegar en los partidos toda la tarea de desalojar a Ayuso y de cambiar Madrid, que es lo que necesitamos en una comunidad como la de Madrid que lleva gobernada la friolera de 27 años. Y eso lo podemos hacer si nos ponemos todas en común manos a la obra, si conseguimos movilizar y activar a sectores de la sociedad civil que salen a protestar por el cierre de las urgencias de los centros de salud, por las familias afectadas por la Línea 7B de San Fernando de Henares, por los taxistas por la desregulación del sector, por los vecinos de la Cañada Real... Si activamos toda esa movilización, entre todas podemos hacer ese ‘clic’, pasar de la resignación a la esperanza y conseguir que la Comunidad de Madrid esté gobernada por gente que esté a la altura de los madrileños.

¿Esa movilización se consigue más fácilmente con la unidad de la izquierda? En una entrevista con este periódico, Juan Lobato, candidato del PSOE, pidió a Más Madrid y a Unidas Podemos que se juntasen para las elecciones.

Nosotras llevamos desde 2019 planteando que sería más eficaz que hubiera una única candidatura a la izquierda del PSOE. Desgraciadamente hay otras formaciones políticas progresistas que no lo creen así y tenemos que ser respetuosas con esos planteamientos. Pero lo cierto es que a día de hoy, tanto la ciudad de Madrid como la Comunidad de Madrid los gobierna la derecha.

¿Lo han hablado con Más Madrid?

Bueno, en reiteradas ocasiones hemos expresado nuestro planteamiento, lo llevamos haciendo desde 2019 y saben cuál ha sido la respuesta. En todo caso, les deberían preguntar a ellos.

Alejandra Jacinto, portavoz de UP en la Asamblea de Madrid.
  Alejandra Jacinto, portavoz de UP en la Asamblea de Madrid.SERGI GONZÁLEZ / EL HUFFPOST

¿Es Madrid un paraíso fiscal en España?

A Ayuso le gustaría que fuera un paraíso fiscal con derecho de admisión para ese 1% de ultrarricos que viven muy cómodos en Madrid, pero no lo ha conseguido. Si de algo estoy orgullosa es de la reforma fiscal que acabamos de llevar a cabo en el Gobierno de coalición para impedir que Madrid acabe convirtiéndose en ese paraíso fiscal. Haciendo dos cosas fundamentales que entiende todo el mundo, bajarle los impuestos a los trabajadores, autónomos y pymes, es decir, a la gente que necesita aliviar esa presión fiscal, pero subiéndoselo a la gente que está muy cómoda, a las grandes fortunas. Estamos hablando de rentistas improductivos que tienen más de tres millones de euros y que no contribuyen en la Comunidad de Madrid al sostenimiento de los servicios públicos y del Estado del Bienestar que también necesitamos en Madrid. Es una propuesta que encaja con la idea de justicia fiscal y social que está en nuestra Constitución. Yo creo que si le preguntamos a cualquier persona por la calle te dirá, pues hombre, claro, tendrá que pagar más el que más tiene y menos el que menos tiene. Me atrevería a decir que alguno de esos ultrarricos que no paga impuestos entiende la propuesta y podría entender que tiene que contribuir más para el sostenimiento de la sociedad. La que no lo entiende es Ayuso. El plan se le ha frustrado a su pesar, pero menos mal, porque si no podríamos encontrarnos en una situación como la de Reino Unido, donde Liz Truss en una deriva similar a la de Ayuso consiguió hundir la libra en menos de 48 horas.

¿Recuperarían el Impuesto de Patrimonio?

Es Ayuso la que tiene que tomar esa decisión. Pero sería lo suyo, porque en realidad el Impuesto de Patrimonio, si se recupera, va a significar que todos esos ingresos que van a ir a parar al impuesto de solidaridad, en lugar de ir al Estado, va a ir a parar al Impuesto de Patrimonio del gobierno autonómico. Eso significa que esos ingresos irán destinado al sostenimiento de los servicios públicos madrileños. Al final esa gente va a tributar. Entonces, si Ayuso quiere que esa recaudación vaya a los servicios públicos madrileños, lo único que tiene que hacer es recuperar el Impuesto de Patrimonio. Y eso no le va a suponer ni un sólo euro más a ningún contribuyente, porque lo que ya se paga por el impuesto de solidaridad, se pagaría por el Impuesto de Patrimonio. ¿Sería lo más adecuado para los madrileños? Sí. ¿Ayuso va a volver a hacer lo que nos perjudica a los madrileños? Creo que también.

A Ayuso le gustaría que fuera un paraíso fiscal con derecho de admisión para ese 1% de ultrarricos que viven muy cómodos en Madrid, pero no lo ha conseguido
Alejandra Jacinto, portavoz de UP en la Asamblea de Madrid.

¿Bajar impuestos es de izquierdas?

El debate no es bajar o subir impuestos, sino a quién se los subes o a quién se los bajas. Si se los bajas a quien llega mucho más ahogado a fin de mes, puede ser una política progresista. La clave está en compensar. Lo que no puede suceder es que nadie pague impuestos. El Estado del Bienestar se sostiene porque todos pagamos impuestos, pero algunos tendrán que pagar más que otros y eso estamos planteando con la reforma fiscal.

Le quería preguntar por los gritos machistas en el colegio mayor Elías Ahuja de Madrid. Ha habido una cierta unidad en la respuesta de la clase política, incluso hemos visto a un PP muy duro, ¿qué le ha parecido este asunto?

Lo que demuestra es una evidencia meridiana que algunos parece que todavía la necesitaban para entender que necesitamos políticas de igualdad, educarnos en el feminismo y políticas que apuesten por la educación sexual. Hay que recordar que porque la ministra Irene Montero dijera algo similar, hordas mediáticas y de determinados partidos hicieron un bulo de esas declaraciones y vinieron a reflejar que no estaba apostando por esa educación sexo-afectiva. Yo creo que los hechos ocurridos en ese colegio mayor ponen de relieve la necesidad imperiosa de avanzar en esas políticas de igualdad y en valores que no permitan que se profieran ese tipo de cánticos absolutamente machistas que alimentan la cultura de la violación. Afortunadamente tenemos un Ministerio de Igualdad que tienen muy claras estas tareas y que está demostrando que se puede gobernar con estas perspectivas. La necesidad de avanzar en estas políticas parece evidente cuando vemos este tipo de cánticos.

Desde que apareció el vídeo han salido testimonios diversos de experiencias de insultos homófobos y machistas por parte de este y otros centros similares, las famosas novatadas, que no dejan de ser actos vejatorios y humillantes, sino delictivos. ¿Hay un problema con los colegios mayores en Madrid?

Yo no diría que exista un problema con los colegios mayores, creo que existe un problema con el machismo o con las actitudes xenófobas o de abusos contra otras personas, como el bullying. Creo que por eso es más necesario que nunca apostar por políticas que consigan educarnos a la sociedad en valores de respeto, igualdad y derechos humanos. Creo que va por ahí, ser capaces de educarnos de forma saludable para no tener situaciones que reproducen ese tipo de actitudes y prácticas machistas, misóginas, machistas y tránsfobas.