Oramas se dirige en este tono a Montero y ella (muy tranquila) contesta dando donde más duele

Solo necesita una frase.

La tensión es más que palpable en la sesión de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso. Precisamente, la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas ha protagonizado una de las críticas más notables contra el Ejecutivo durante su intervención, en la que ha cargado contra la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Oramas ha preguntado si “es posición o es olvido que el Gobierno de España no haya presentado excepción a la propuesta de la directiva europea que se está negociando para imponer el tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades, dadas las particularidades de Canarias”.

Al respecto, Montero le ha contestado que “es una evidencia, que el Gobierno que más ha hecho por intentar que Canarias goce de un régimen fiscal especial que le permita ir preservando todos los elementos que tienen que ver con su economía, con la prestación del Estado del Bienestar y con su consideración de región ultraperiférica ha sido este Gobierno progresista”.

La réplica

La respuesta no ha sido bien recibida por la parlamentaria canaria, que ha elevado el tono en su réplica señalando que “el día 4 de mayo en Bruselas, el director general de Fiscalidad y Unión Aduanera en la Comisión Europea manifestó y ratificó que España no ha puesto sobre la mesa las particularidades de Canarias”.

“Señora Oramas, no por gritar más fuerte se tiene más razón”

En este sentido, Oramas ha asegurado que el Gobierno canario ha manifestado que “ha sido un olvido” y ha vuelto a reproducir su pregunta inicial pero elevando aún más el tono de su voz. “Mi pregunta es, ¿es un olvido o es la posición de su ministerio”. Mientras continuaba con su interpelación, la cámara ha enfocado a Montero en su asiento, quien ha realizado varios gestos de desaprobación mirando hacia arriba.

En su respuesta, Montero no ha pasado por alto el tono empleado por Oramas y le ha contestado, sucedida de numerosos aplausos: “Señora Oramas, no por gritar más fuerte se tiene más razón”.