BLOGS
30/05/2020 09:20 CEST | Actualizado 30/05/2020 09:20 CEST

Anabel García: "La profesión de escritor es totalmente vocacional y no todos pueden vivir de ello"

Entrevista a la autora de 'A la mierda con el príncipe azul... yo quiero un lobo que me coma mejor' (Esencia).

El HuffPost

Después del exitazo de su anterior libro, El día que me calle me salen subtítulos (Esencia), con el que lleva cinco ediciones vendidas, Anabel confiesa que sintió presión al enfrentarse a su nueva obra. Por si fuera poco, a los pocos días de que se publicara A la mierda con el príncipe azul... yo quiero un lobo que me coma mejor (Esencia), ¡se cerraron todas las librerías por el confinamiento! Por eso, ha sido una gran sorpresa para la escritora que haya llegado a su segunda edición. 

Anabel comenzó su carrera literaria autopublicando en Internet y cosechando gran éxito. Después, la llamó la editorial Planeta para ficharla y ahora lo hace de las dos formas. Es responsable de comedias románticas divertidísimas y que enamoraran a miles de lectoras. Y siempre es un placer charlar con ella. Las risas están garantizadas.

 

PREGUNTA: Anabel, hace pocas semanas salió tu nueva novela con Planeta A la mierda con el príncipe azul... yo quiero un lobo que me coma mejor ¡Vaya título! ¿Cómo se os ocurrió?

RESPUESTA: (Risas) Sí, la verdad es que el título se las trae. Quería algo fresco y gamberro porque es como soy yo y al final como son mis libros. Como tú muy bien sabes, lo primero en lo que se fija un lector es en la portada y en el título, por lo que tienes que conseguir que se produzca un amor a primera vista, así que para mí el título es una parte fundamental de la novela. La historia trata de una mujer que no cree en el amor, pero no solo en el amor de pareja, sino en ningún tipo de amor, porque solo le conlleva sufrimiento. Por todo esto, su fe en los típicos hombres que van de príncipes azules perfectos es inexistente, ella prefiere al malo del cuento porque, al menos, va a cara descubierta, Ágata no tiene nada que ver con una mujer indecisa, sumisa y frágil, por lo que le llaman más la atención los villanos, ¿y qué mejor que el villano por excelencia de todos los tiempos, el Lobo Feroz? ¿Y si encima la come mejor...? Pues todo este compendio de ideas dio como resultado un título irresistible.

¿Qué se va a encontrar el lector en este libro?

Pues por lo que me han dicho los lectores, te puedes encontrar de todo. No me gusta escribir novelas en las que todo se centre en una historia de amor, me gusta muchísimo jugar con el lector, hacerle creer una cosa para que luego dé un giro y resulte ser la opuesta; en definitiva, sorprender. Mezclo muchos géneros literarios dentro del romántico, que por supuesto es el que predomina, y retuerzo los clichés al máximo para darle ese toque tan característico mío, que, según mi editora es lo que me diferencia del resto. Si a eso le añades mi humor irónico, ese tira y afloja entre mis protagonistas guerreras y mis hombres cabezotas... ¡resulta una bomba explosiva! Cuando me dijeron que el thriller nunca podía tener humor y mucho menos amor, dije ”¿que no? ¡Pues ya verás como sí!”. Y aquí está el resultado.

Amo crear mundos, crear vidas, tejer tramas, soñar con sus destinos. El olor de la novela cuando por fin la tienes entre tus manos es algo prodigioso...

Después del éxito de tu anterior libro El día que me calle me salen subtítulos, ¿tuviste presión con el nuevo?

Muchísima presión. No dormía. No comía... En serio, me pasa con cada nueva novela. Es horroroso. Siempre quiero que mis lectores se queden con la boca abierta, o al menos, que no se queden sin haber sentido nada, como si mi libro no hubiese pasado por sus vidas. Soy muy exigente conmigo misma y el nivel cada vez está más alto. Si te soy sincera, me agobia bastante pensar en este tema por el miedo a dejar de disfrutar de la escritura, que es mi pasión, para pasar a tomarlo como una especie de cárcel. Siempre que alguna de mis lectoras habituales me dice al terminar la novela: “es imposible superar esto”, me entra el pánico, pero a la vez el gusanillo del reto y cuando al siguiente libro me dicen ”¡Lo has vuelto a conseguir!”, por fin respiro tranquila.

Aunque sean novelas desenfadadas y divertidas, ¿lanzas mensajes sociales?

Son novelas desenfadadas y divertidas, pero no por ello simples ni sencillas. Tienen muchísimo trabajo de documentación e investigación detrás y también muchísimas denuncias sociales, como dices. Me gusta hacer denuncia social porque creo que es sano y cualquiera que me conozca sabe que no me corto. Si tengo que decir algo, como por ejemplo, hablar sobre el machismo y el menosprecio que sufrimos los escritores de literatura romántica, lo digo alto y claro.

También te auto publicas y con mucho éxito, ¿cómo lo decidiste?

Pues lo primero que auto publiqué fue la trilogía Solo tuya (2014), sin saber lo que era Amazon, ni las redes sociales. Soy una lectora empedernida desde que tengo uso de razón y siempre he escrito mis cosas porque soy muy introvertida. Pero esta historia comenzó un buen día a susurrarme al oído y yo me transformé en la medium del chico de los ojos violetas que me contaban sus vidas. Un buen día, mi marido me animó a subirlo a la plataforma y hoy en día sigue estando en el puesto 9 del top ventas de los más vendidos de Amazon. ¡Cada vez que lo cuento no puedo creerlo! Después fue Rambhá que estuvo durante dos meses seguidos en el número 1 del mismo ranking y que todavía hoy está entre los 20 primeros del top. Después arriesgué con una novela de fantasía y sucedió lo mismo... Con esto te quiero decir que no sé cómo lo he hecho, yo solo escribo dejando en cada novela mi alma, lo demás lo consiguen ellos solitos. Es magia.

¿Cuál ha sido tu libro auto editado más vendido?

La Trilogía Solo Tuya y la bilogía Rambhá, más o menos por igual. Es una bestialidad lo que se ha vendido y lo que se sigue vendiendo. Es algo abrumador que todavía no me termino de creer. No tendré nunca palabras de agradecimiento suficientes para mis lectores, que encima me dicen unas cosas tan bonitas...

¿Cómo ves la romántica en la actualidad?

La romántica hoy en día está muy modernizada y muy acorde a la sociedad en la que vivimos. Aún siendo lectora empedernida de los grandes clásicos románticos, gracias a Dios ya no se escriben ciertas cosas que en nuestra época serían impensables. Creo que el género está muy denostado y yo soy defensora a ultranza de él, ya que es el más vendido cada año y al que menos galardones dedican. Pero esto sería abrir un melón en el que podría tirarme días escribiendo, así que, si te parece, lo dejamos aquí.

¿Es duro el camino de un escritor?

Pues... ¿qué te voy a contar? Duro no, durísimo. Al menos para los escritores que no somos mega estrellas de una editorial y que no vendemos millones. Todo el proceso de creación es durísimo, te absorbe la energía de tal manera que solo nosotros lo entendemos. No pensamos en otra cosa que no sea la novela, día y noche, y eso repercute en muchos aspectos de tu vida. Después viene el trabajo de promoción que es mucho peor, pues no todo el mundo está interesado en dar voz a ciertos autores, por eso agradezco tanto que estés haciendo algo tan bonito como dar voz a una humilde autora de romántica. Y todo para ganar un porcentaje muy bajo de royalties. Creo que esta profesión se lleva en el corazón, es totalmente vocacional y no todos pueden vivir de ello. Yo, gracias a mis lectoras sigo ahí, sin ellas y sin su apoyo incondicional, no podría permitirme seguir escribiendo y tendría que volver a trabajar en mi profesión. Así que jamás les estaré lo suficientemente agradecida, las amo.

Creo que esta profesión se lleva en el corazón, es totalmente vocacional y no todos pueden vivir de ello.

¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?

Lo que más disfruto es enamorarme mientras lo hacen los personajes, porque yo me enamoro de verdad, en serio, todavía sigo sintiendo esas mariposillas revolotear en mi estómago cuando se dan el primer beso. Río y lloro con ellos. Amo crear mundos, crear vidas, tejer tramas, soñar con sus destinos. El olor de la novela cuando por fin la tienes entre tus manos es algo prodigioso... Todo el conjunto es simplemente maravilloso y un privilegio que me ha concedido la vida.

Cuando pase todo ¿habrá firma de tu último libro?

¡Espero que sí! Las firmas y los eventos literarios son mi oportunidad de achuchar a todas mis chicas y también de conocer a gente nueva. Me dan tanto cariño que hay veces que me planteo si estoy deseando publicar una nueva novela solo para estar con ellas. Este año tenía que ir a Sant Jordi, a las ferias del libro de Madrid, Valencia, Murcia, Sevilla, Cáceres... Un montón de eventos que había organizados... Y como se ha detenido todo, la novela se ha quedado presa en los almacenes. Así que me da un poco de miedo que se quede en el olvido, pero bueno, son las circunstancias que nos han tocado vivir y ahora hay que dar prioridad a lo que realmente la tiene, que es la salud y la vida. Ya retomaremos las firmas y los abrazos cuando se pueda.

Aprovecho este espacio, Daniel, para animar a toda la gente que no me haya leído a que lo haga, porque estoy segura de que pasarán un buen rato, se enamorarán y se reirán a carcajadas. Y sobre todo, para agradecerte con todo mi alma esta gran oportunidad que me has brindado. Además de gran escritor, eres muy generoso como compañero, y ya como persona ni te cuento, por eso te deseo todo lo mejor, siempre. Gracias.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST