TENDENCIAS
05/05/2020 12:58 CEST

Ciencia de datos, el sector al que miran todas las empresas del mundo

Ser científico de datos en los tiempos que corren es prácticamente tener un pie dentro de cualquier empresa de renombre

El HuffPost
Ciencia de datos

Los tiempos cambian y, con ellos, también cambian las soluciones y las necesidades. Allá por el año 2018, el mundo profesional comenzaba a hablar del boom de la ciencia de datos. Con la cantidad de información recopilada sobre las personas a través de los medios digitales, tener a profesionales capaces de leer esa información para extraer datos interesantes de cara a cualquier empresa, negocio o sector, se antojaba algo bastante interesante.

Ese boom se citaba hace tan solo dos años, pero se sigue manteniendo a día de hoy. Ser científico de datos en los tiempos que corren es prácticamente tener un pie dentro de cualquier empresa de renombre, es ser alguien capaz de ayudar en campos tan distintos como el estudio de la propagación del coronavirus o la detección de tendencias de consumo sobre una marca. Es algo más interesante que nunca.

La demanda de científicos de datos crece, pero ¿por qué?

Para entender por qué ha aumentado la demanda del perfil de científico de datos, podemos hacer algo tan simple como hablar precisamente de datos. Según ILS, la media de búsquedas por segundo en Google de 2018 era de cerca de 70.000, actualmente esa cifra ha aumentado todavía más. Parece una nimiedad, pero hablamos de un número que alcanza los 6.000 millones de búsquedas al día con bastante facilidad.

El cómputo general es de unos 2,5 quintillones de bytes de datos diarios, o lo que es lo mismo, 10 millones de Blu-Ray repletos de información. Son cifras mareantes, son cifras en las que estos profesionales se mueven como pez en el agua, dado que es su especialidad. El científico de datos es ese experto capaz de leer dichos datos para extraer información importante de ellos. Su especialidad es dar forma a tantas búsquedas, tantas cifras, tantos aspectos aparentemente inconexos, para detectar patrones, segmentar, ordenar, clasificar...

Eso es lo que está haciendo que el suyo sea un perfil tan demandado por las empresas. En la actualidad, siendo internet el medio imperante en tantos aspectos, todo negocio relevante que se precie debe contar con un especialista de este tipo, ya que puede hacer que este crezca tanto dentro como fuera de lo digital. La información que puede llegar a manejar es crucial para una empresa, no solo por el tipo de cliente que esta pueda tener, sino también por ayudar a captar nuevas miradas de la forma más eficaz.

Alta demanda, pero siempre de perfiles bien preparados

Las empresas buscan a los mejores para trabajar con ellos. Por eso, siempre optan por los profesionales que hayan cursado un buen master en ciencia de datos. Sin ese nivel de formación, la empleabilidad no es tan alta; pero, si se pasa por un estudio de postgrado bien especializado en la materia, podemos hablar de una probabilidad de contratación del 100%. Algo que puede dar una buena idea de cómo se mueve la demanda de este tipo de perfiles actualmente.

Propuestas como el Master en data science y business analytics de IMF e Indra son la que se antojan perfectas para tener esa cifra de probabilidad tan positiva de cara al sector laboral. Esta formación no solo perfila al estudiante de la mejor manera posible, le presenta las herramientas más modernas, lo forma con los mejores profesores y, además, lo prepara perfectamente para el día a día en su profesión. No importa el sector en el que se vaya a mover, siempre será capaz de conseguir esa información tan necesaria.

Prepararse para ejercer como científico de datos no siempre garantiza un empleo, a no ser que se curse un máster en una entidad que tenga cierta reputación en la materia. Cada vez hay más empresas creciendo y necesitando a este tipo de profesionales, pero también están más preparadas en la materia y conocen mejor cuáles son las mejores propuestas formativas para preparar a los mejores en la materia.

Un puesto bien retribuido

Las cifras lo dejan claro. El salario de un profesional de la ciencia de datos es muy elevado tanto en Estados Unidos como en todos los países de Europa. La relevancia de este perfil queda más que patente viendo cómo, por ejemplo, países como Corea del Sur han recurrido a él para trabajar a contrarreloj con el fin de detener la propagación del coronavirus en el país. Y alguien capaz de ayudar en algo tan importante es alguien al que siempre se le acompaña de un sueldo má que digno.

Cualquier estudio que se observe lo demuestra, las retribuciones de un científico de datos son mucho más altas que la media. Aun así, cabe mencionar que no todos los perfiles de científicos de datos cobran lo mismo, ya que la experiencia que tengan y su antigüedad influyen muchísimo, algo lógico, ya que también determina sus competencias dentro de una empresa.

Así, tomando como referencia a Estados Unidos, el salario medio del profesional en su nivel más bajo es de unos 5.700 dólares mensuales, bastante elevado sabiendo que la media en el país ronda los 3000-3500 dólares. El perfil junior de científico de datos eleva considerablemente esa cifra, ya que puede llegar a cobrar una media de 10.000 dólares mensuales.

El último escalón, el de los científicos de datos sénior, es el que trae el número más alto, con una media salarial de 13.500 dólares al mes. Los números se trasladan de forma muy similar al continente europeo, siendo Alemania, Reino Unido y Suiza los países que mejor pagan a los profesionales de este tipo dentro de Europa.

En definitiva, si eres alguien que todavía no tiene claro cómo orientar su carrera y siempre ha tenido interés por el sector digital, probablemente te interese este perfil tan buscado. La demanda es altísima, y la relevancia también. Sin duda, los científicos de datos han podido demostrar su versatilidad, adaptándose incluso a crisis sanitarias, sociales y económicas como la del coronavirus para ayudar marcando la diferencia. Si tú también quieres formar parte de ese sector, ya sabes que puedes encontrar la mejor formación sin salir del país.

NUEVOS TIEMPOS