NOTICIAS
21/03/2020 14:42 CET | Actualizado 21/03/2020 15:01 CET

Desbordados: los centros de salud madrileños, al límite

El personal denuncia la descoordinación y la escasez de material, así como la demora para recibir los resultados del test de coronavirus.

EFE
Personal sanitario

Desbordados. Los centros de salud madrileños, de los cuales 86 abren este fin de semana, se enfrentan a la “descoordinación” y escasez de material, además de quejas de los profesionales por la demora de “varios días” para recibir los resultados de sus propias pruebas PCR y conocer si tienen o no el Covid-19.

“Este sábado y domingo trabajamos en dos turnos, mañana y tarde, y haremos el seguimiento telefónico diario a los pacientes aislados en sus casas”, explican tres sanitarios (dos médicos y una enfermera) de dos centros de salud de la capital.

Se quejan de que “cada centro se está organizando de manera diferente. “Estamos desbordados y desinformados, o más bien pluri-informados porque hemos tenido constantes cambios de protocolo. El personal de cada centro se ha ido reuniendo y haciendo su protocolo, y luego los hacíamos circular por las redes por si podían ayudar a los profesionales de otros centros. Hasta hace unos días no teníamos unas instrucciones comunes”, explica el médico de familia Alfonso López.

Desinformación y demora

“Lo mismo ha pasado con la PCR. A los tres días de recibir tests para pacientes nos dicen que no se hagan. A los profesionales no nos realizaban pruebas hasta tener síntomas y sin embargo sí se están haciendo a políticos asintomáticos. Ahora vuelven a decir que se le realicen a todo el mundo”, agrega.

“Estamos en tensión todo el rato y no desconectamos, porque te vas a casa con unas normas y mañana son otras. Trabajar sin programas, sin tenerlo claro ni ellos, y sin medidas de protección, crea agobio”, explica López quien matiza que en su centro tienen más equipos de protección individual (EPI) que en otros, “no se entiende”.

Pilar, que es enfermera, señala que esta semana a la entrada de los centros se ha puesto una mesa en la que se encuentran dos profesionales sanitarios con mascarilla y guantes. “A todo el que viene se le preguntan sus síntomas, si es algo demorable, se le pasa al mostrador para citarle para más adelante y, si es patología respiratoria, se le pasa a una consulta con dos médicos con EPI”, asegura.

Hay poca protección, pocos trajes, poco personal de limpieza, nos encargamos nosotras de limpiar todo

“Las enfermeras nos dedicamos sobre todo a las agendas y al seguimiento telefónico diario, porque la persona en su casa puede empeorar mucho de un día para otro. Si vemos que va peor, se manda a un médico”, agrega.

“Hay poca protección, pocos trajes, poco personal de limpieza, nos encargamos nosotras de limpiar los picaportes, los teclados. Tenemos mascarillas quirúrgicas, que solo evitan que nosotras contagiemos al paciente pero no al revés. Para las enfermeras, una al día y para los administrativos, una a la semana, cuando están hechas para ocho horas”, asevera.

“Nos hemos organizado como hemos podido”, relata Lola, médico de familia del área Centro. “El otro día nos llegaron 7 kits de pruebas para profesionales. Somos casi veinte médicos, más las enfermeras, auxiliares y administrativos”, cuenta. “Hay compañeros que la han hecho hace siete días, no tienen los resultados y están trabajando. Y lo de los EPIS es alucinante. No sé a qué esperan para mandarnos las medidas de protección y los kits. Tenemos que saberlo porque somos vectores”.

Dudas entre el personal

“Entiendo que los laboratorios tienen que estar a tope, pero el profesional tiene que tener claro si es negativo o positivo, porque si lo que tiene es una rinitis y está aislado, se está perdiendo a un efectivo”, añade.

“La impresión es que vamos a salto de mata, improvisando día a día. No puede ser que nos manden a las trincheras sin protección ni material, ni limpieza exhaustiva de la sala confinada cada vez que vemos a un paciente con problema respiratorio”, se queja.

Vamos a salto de mata, improvisando día a día

“Los centros de salud abren de lunes a viernes, y la asistencia durante la noche, sábados y festivos corresponde a los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) de las distintas zonas, pero ahora el personal del mismo pasa a estar con el Summa 112 porque están diezmados y los necesitan, por eso nos convocan”, continúa.

“Es cierto que pánico en la Atención Primaria no hay, pero estamos desbordados y bajo una tensión tremenda. Echamos de menos instrucciones claras”, concluye Lola.

Sindicatos denuncian UCIs casi completas en varios hospitales madrileños: “La situación es dramática”

Lo cierto es que el balance de la situación de los principales hospitales madrileños realizado por diversos sindicatos indica que las UVIs y zonas habilitadas para Cuidados Intensivos (REAS, URPAS) se encuentran ya casi completas o completas, mientras no quedan prácticamente áreas “limpias” de covid-19. Desde algunos centros apuntan a que la situación empieza a ser “dramática”.

Según indica CC.OO, las zonas de cuidados intensivos ya están llenas en el Hospital Severo Ochoa,en el Hospital de Móstoles, en el 12 de Octubre y en el Príncipe de Asturias, mientras que en el Gregorio Marañón están habilitando una zona oncológica recién terminada. El sindicato asegura que el Hospital Infanta Leonor está desbordado y no tiene medios de ningún tipo.

Además, advierten que no quedan casi “zonas limpias” en los principales hospitales de Madrid para ubicar a los pacientes sin coronavirus y con patologías graves, por lo que en todos los hospitales se han habilitado pasillos y gimnasios.

En concreto, en el Clínico cada vez abren más gimnasios y zonas comunes con nuevas camas para que los pacientes con coronavirus no se mezclen con los  que están graves y no son positivos.

Las urgencias están “a rebosar”, según esta organización sindical, que pone como ejemplo que este viernes el Severo Ochoa tenía 236 personas a las 10.00 horas, cuando normalmente hay 90 personas.

Batas con bolsas de basura

En cuanto a los equipos de protección de los profesionales, destacan que en el Hospital Príncipe de Asturias y de Getafe se está reutilizando material y se están haciendo batas con bolsas de basura.

Al mismo tiempo, recuerdan que sigue sin abrir la Torre 4 Infanta Sofía con capacidad para 200 camas y el Instituto Oftálmico del Gregorio Marañón con capacidad de hasta 70. En Sanidad indican que para habilitar esa zona hay que hacer obras, y que eso lleva varios meses acometerlo.

Desde los principales hospitales de Madrid hacen un llamamiento a que se contrate más personal de limpieza.

La lista de los 86 centros de salud que abren hoy y mañana en la capital y algunos municipios, en su horario habitual, se puede consultar en internet:

La Comunidad de Madrid niega que las UCI estén “al límite”

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha asegurado que las UCI de los hospitales madrileños no han llegado al límite de su capacidad dado que la cifra con la que se cerró este viernes es de 790 camas y hay medios para estar “bastante por encima” de las 1.000.

Así lo ha detallado en declaraciones a la Cadena Cope el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, para recalcar que la cadena asistencial de hospitalización, Urgencias, y camas UCI se ha adaptado a la pandemia del coronavirus.

Para ello, se han dimensionado los recursos para albergar a pacientes de Covid-19, se han eliminado operaciones no urgentes y se han transformado los espacios de tránsito desde el momento en que se sale de la UCI al pasar a planta para atender la presión asistencial.

Según sus cálculos, las camas UCI en la región ronda las 790 pero existe capacidad de superar ampliamente las 1.000, dado que eran conscientes de la repercusión en pacientes críticos a tenor de la evolución de la enfermedad en China e Italia.

Además, Ruiz Escudero ha desvelado que 16 pacientes ingresados en UCI ya han sido dados de alta, un dato que permite “empezar a ver la luz al final del túnel”.

“Todavía hay capacidad en la UCI. Para nosotros resulta descorazonador que se diga que se está al límite de la capacidad cuando no es cierto”, ha recalcado Escudero subrayando que en el hospital provisional que se instala en Ifema habrá 500 camas específicas de UCI en caso de que sea necesario.

Photo gallery Famosos que han dado positivo por coronavirus See Gallery