ECONOMÍA
03/12/2019 14:10 CET | Actualizado 03/12/2019 14:22 CET

Estas son las regiones españolas más competitivas en 2018... y las menos

Las comunidades que más mejoraron sus índices con respecto a 2017 son Extremadura y Castilla-La Mancha.

EFE
Varias personas pasean con bolsas de compras por la céntrica calle Preciados de Madrid.

Madrid, Navarra y País Vasco fueron, en este orden, las regiones más competitivas en 2018, según el Informe de Competitividad Regional editado por el Consejo General de Economistas, el cual señala que las comunidades que más mejoraron sus índices con respecto a 2017 son Extremadura y Castilla-La Mancha.

En rueda de prensa, el director técnico del informe, José Carlos Sánchez de la Vega, ha explicado este martes que Navarra ha pasado del tercer al segundo puesto como la región más competitiva, un cambio que se da no solo por la mejora del índice de la comunidad foral sino también por el estancamiento del País Vasco, que desciende a la tercera posición, repitiendo Madrid como primera.

Según Sánchez de la Vega, el estancamiento en la competitividad vasca se explica en parte porque las comunidades “con economías más avanzadas llegan a cierto agotamiento con un ritmo de crecimiento menos intenso”, con un potencial que va “mermando”.

“Las que tienen más que ganar”

Ello también se muestra en las comunidades que presentan indicadores de competitividad más bajos y que, a la vez, son las que más crecen “porque son las que tienen más para ganar”, como Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía, Canarias y Baleares, todas ellas en el grupo de las cinco regiones con más bajo índice.

Cataluña repite como la cuarta economía más competitiva, al igual que en el informe del año pasado, aunque, como el País Vasco, “evidencia estancamiento” en buena parte por “el clima de crisis institucional”, que según Sánchez de la Vega “hace mella en la competitividad”.

En ese sentido, el economista ha asegurado que España exhibe un “triángulo de la competitividad”, con los vértices en Madrid, País Vasco y Cataluña, “pero este triángulo tiende a centrarse más en Madrid”, cuyo indicador se dispara con respecto al del año pasado y se distancia aún más del resto.

Competitividad estructural

El coordinador del informe, Patricio Rosas, ha señalado que la competitividad estructural en promedio de las 17 comunidades autónomas ha aumentado un 5,2% en 2018 con respecto al año anterior, situándose “por encima del incremento medio de los últimos diez años”.

Además, ha recordado que los indicadores empleados “no reflejan el posible impacto de los recientes sucesos ocurridos en Cataluña a raíz de la sentencia del Tribunal Supremo”.

Entre los ejes que conforman el índice, el informe destaca que, “como viene siendo habitual desde el inicio de la fase de recuperación, los ejes mercado de trabajo y capital humano vuelven a ser los pilares competitivos más dinámicos”.

Sin embargo, y basado en los resultados obtenidos, Rosas ha alertado que “la brecha entre las comunidades de nivel alto con las de nivel bajo es muy grande” y que se podría decir que “la competitividad en España tira en cuatro o cinco regiones”, remarcando la “diferencia de valor muy importante” entre la primera (Madrid) que triplica a la última (Extremadura).

El siguiente listado recoge las puntuaciones obtenidas por las comunidades autónomas en el Índice de Compatibilidad Regional (ICREG) 2018, elaborado por el Consejo General de Economistas:

Madrid 14,4

Navarra 12,2

País Vasco 12,0

Cataluña 10,4

Aragón 9,8

La Rioja 8,7

Castilla y León 7,8

Galicia 7,7

Cantabria 7,7

Asturias 7,6

C. Valenciana 7,2

Murcia 6,4

Baleares 6,1

Castilla-La Mancha 5,8

Canarias 5,6

Andalucía 4,8

Extremadura 4,5

Los perjuicios del bloqueo político

El presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich i Rosell, ha alertado este martes por la caída de la competitividad de la economía española debido al bloqueo político y que esto “seguro se reflejará el año que viene” en el informe al respecto que suele hacer esa institución.

En rueda de prensa al presentar el nuevo índice de competitividad regional que elabora el consejo que preside, Pich ha dicho que no quiere “ser pesimista” pero que “seguro en 2019″ los datos serán peores que los actuales, ya que con la situación política actual “es difícil gestionar las cosas”.

“No me canso de repetir que el sector público gestiona poco menos del 40 por ciento del PIB, pero también es decisivo en tanto marca las reglas del juego de cómo funciona la sociedad y la economía”, ha enfatizado, y ha considerado que “despistes excesivos en los gestores de lo público tienen efectos directos”.

Pich ha explicado que “el hecho de no disponer de administradores públicos con la tranquilidad suficiente”, en alusión a no tener un Gobierno investido, “tiene efectos” en cuestiones como las representaciones de España en el exterior, en normativas de aplicación y en las decisiones de los operadores económicos.