Huevos rotos con carabineros, patatas encebolladas, salsa de su propio jugo y piquillos

Una receta de Andrés Madrigal.
Huevos rotos con carabineros, patatas encebolladas, salsa de su propio jugo y piquillos.
Huevos rotos con carabineros, patatas encebolladas, salsa de su propio jugo y piquillos.

12 carabineros pelados, eviscerados y troceados. Guardar las cabezas

6 huevos

5 patatas

2 cebollas

6 pimientos del piquillo

3 dientes de ajos laminados

10 cl de nata

1 pizca de perejil muy picado

Aceite de oliva

Sal

Pimienta negra recién molida

Pelar la cebolla y cortar en juliana fina. Reservar.

Pelar las patatas y limpiar con un paño húmedo. Cortar las patatas por la mitad en sentido longitudinal y estas en trasversal, consiguiendo láminas de patata finas aproximadamente de 5 milímetros de grosor.

Poner un wok con el aceite de oliva a fuego medio. Introducir las cebollas, dejar pochar unos 8 minutos y a continuación, las patatas. Remover con cuidado cada 5 minutos y añadir sal a gusto. Al cabo de 30 minutos, las patatas estarán listas. Escurrir las patatas y las cebollas (el aceite sirve para otra preparación y no más…).

En una sartén, dorar los ajos con 12 centilitros de aceite de oliva y, a continuación, las cabezas de los carabineros. A los 2 minutos, sacar las cabezas y freír 2 huevos y los carabineros troceados. Escurrir los huevos y carabineros y en la misma sartén, con el aceite de freír todo calentar las patatas encebolladas.

Cortar los piquillos en laminas y hervirlos con la nata durante 5 minutos. Salpimentar y licuar. Filtrar y reservar.

En un plato llano, depositar una cucharada de salsa de piquillos muy caliente y en el corazón del plato, disponer 2 cucharadas grande de patatas encebolladas. Terminar depositando los huevos fritos encima, las cabezas de carabineros y alrededor el carabinero troceado. Espolvorear de perejil y pimienta negra.

Recetas para hacer en el microondas