POLÍTICA
30/09/2020 20:55 CEST | Actualizado 30/09/2020 21:46 CEST

Madrid se rebela y dice que no cumplirá las restricciones por no ser "jurídicamente válidas"

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, acusa al ministro Illa de "mentir".

Respuesta inmediata. Madrid se rebela ante Sanidad y asegura que el documento aprobado por el Gobierno para restringir la movilidad y otras actividades en la región “no es jurídicamente válido”.

Así lo ha defendido el consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, que ha acusado a Salvador Illa de “mentir”. Lo ha hecho hasta en un par de ocasiones después de la rueda de prensa del ministro. “El ministro ha dicho que se ha tomado una decisión colegiada y es falso. Dijo que Madrid se mostró satisfecha con la reunión del martes y es falso. El documento del Consejo Interterritorial no se ha aprobado por consenso y por tanto no es válido”.

El documento del que hablaba anuncia medidas restrictivas en Madrid capital y otros nueve municipios de más de 100.000 habitantes especialmente afectados por el coronavirus. “Recoge decisiones que atañen a libertades fundamentales y libertades de millones de personas. El ministro ha aprovechado la reunión para imponer decisiones que afectan a muchos españoles”, ha espetado durante la rueda de prensa el consejero. 

Cinco millones de habitantes pendientes de la orden

Las localidades afectadas, a falta de la entrada en vigor de la orden, son Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Madrid, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz. Casi cinco millones de habitantes que no podrán ni entrar ni salir de sus municipios salvo causa justificada. En esos 10 lugares también se limitan las reuniones sociales a seis personas, máximo, y el aforo de los bares, al 50% dentro (sin servicio de barra) y al 60% en las terrazas.

Son los únicos puntos seleccionados después del Consejo Interterritorial de Salud, en el que Gobierno y comunidades han aprobado “por una amplia mayoría, del 70%” las restricciones sobre las grandes urbes con mayores índices de afectación por el virus. Pero ese 70% ha topado con la negativa de Cataluña, Andalucía, Galicia, Ceuta y el propio Madrid, motivo al que se agarra Ruiz Escudero para negarle efectos jurídicos vinculantes.

Los datos nos invitan a decir que la situación comienza a estabilizarse y hay una cierta mejoríaEnrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de Madrid

Madrid se moverá si Sanidad publica la orden

Ruiz Escudero ha descartado el “obligado cumplimiento” de las medidas, como había apuntado Illa en su rueda de prensa. Al respecto, el representante del Ejecutivo madrileño ha insistido en que el documento “no ha sido aprobado por consenso y como señala el artículo 14.1 en medidas sobre salud pública si no hay consenso, jurídicamente no es válido”.

Sin embargo, no descarta que esa orden ministerial sea publicada en el BOE (algo que ha aseverado Salvador Illa, sin precisar fecha). “Llegado el caso de que se publicase, se estudiaría desde la Abogacía General de la Comunidad de Madrid para tomar el tipo de medidas que fueran necesarias”.

El responsable autonómico sobre Sanidad ha insistido en que no ha habido deslealtad por parte de Madrid al rechazar el plan de Moncloa, sino del propio Ministerio: “Al ministro le propusimos seguir hablando para seguir mejorando el documento; eso puede entenderse como principio de acuerdo, pero era una llamada a negociar más. Nosotros hemos apostado por mejorar el documento, pero no nos han dado la oportunidad. Seguimos ofreciendo el diálogo pese a no haber sido escuchados ni avalar con equipos médicos las medidas que quieren aprobar”.

El documento del Consejo Interterritorial no se ha aprobado por consenso y por tanto no es válidoEnrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de Madrid

“El Ministerio plantea unos indicadores que están muy lejos de lo que proponíamos”, continuaba el responsable autonómico. Estamos de acuerdo con el ministro en que Madrid está en una situación excepcional y por eso mismo había que tomar indicadores excepcionales, que además valiesen para el resto de España. Esa urgencia del Gobierno de cerrar Madrid sin apoyo de medidas técnicas van en contra de los españoles”. 

Los criterios calificados como insuficientes por la Comunidad eran los planteados por el Ejecutivo central: una incidencia superior a 500 casos por 100.000 habitantes, una tasa de positivos superior al 10% y una ocupación de camas UCI por covid superior al 35%.

“Evolución positiva”

“Soy el primero que conoce al detalle la evolución de los contagios y de cómo está nuestro sistema da respuesta. Además, contamos con otros parámetros y todos estos indicadores muestran una evolución favorable. El mensaje pesimista no es el mensaje que tiene que ser”, ha proseguido Ruiz Escudero. 

En detalle, ha defendido llevar “varios días en el que el número de ingresos es menor al que se produjo en la semana anterior y en los que el saldo entre ingresos y altas hospitalarias es favorable”, se ha felicitado. “Con la debida prudencia los datos nos invitan a decir que la situación comienza a estabilizarse y hay una cierta mejoría”.

NUEVOS TIEMPOS