Madrid vuelve al caos en Atención Primaria: “El colapso era inminente”

Mientras los contagios se desbocan, la población se ve incapaz de contactar con sus centros de salud: “La situación ahora mismo es inadmisible”.
Manifestación en defensa de la Atención Primaria, el 12 de diciembre de 2021, en Madrid.
Manifestación en defensa de la Atención Primaria, el 12 de diciembre de 2021, en Madrid.
Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images

En Madrid se ha puesto de moda una especie de reto viral que consiste en tratar de pedir cita con tu médico de cabecera y ver cuántos días hay que esperar para que un profesional te atienda, ya sea presencial o telefónicamente. Si esto no es posible, hay quien ha optado por plantarse directamente en la puerta del centro de salud, y esperar. Las colas que se han visto estos días en ambulatorios del centro de la capital para solicitar una PCR daban una idea de las dificultades para conseguir el reto, en un momento en el que los contagios por covid crecen de forma exponencial.

Mila llamó el jueves a su centro de salud, en el barrio de Carabanchel, porque la compañera de pupitre de su hijo, de 11 años, dio positivo en covid. Al ser contacto estrecho, madre e hijo se aislaron por indicación del colegio, a la espera de que este lunes les llamaran del médico para hacerse una prueba. En la centralita les dijeron que a las 8:20 de la mañana se pondrían en contacto con ellos. A las siete de la tarde aún no les había llamado nadie.

El jueves pasado, los centros de salud de la Comunidad atendieron 284.000 consultas relacionadas con el coronavirus, la cifra más alta de los últimos meses, según la propia Consejería de Sanidad. Este lunes, el Colegio de Médicos de Madrid ha hecho “un llamamiento urgente a las autoridades responsables” madrileñas para que tomen “medidas” teniendo en cuenta la “altísima transmisión comunitaria” que hay en la actualidad. La incidencia acumulada de la Comunidad de Madrid se sitúa en 651 casos por 100.000, una tasa casi 500 puntos superior a la de hace sólo dos semanas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tenía razón cuando afirmó que esta sexta ola es diferente a las anteriores. Las altas tasas de vacunación del país están frenando los casos más graves en UCI y los fallecimientos, con lo que la mayor parte del peso recae sobre los hombros de la Atención Primaria, tradicionalmente la gran olvidada dentro del ámbito sanitario.

“Los centros de salud no dan abasto”

“La realidad ahora dice Silvia Durán, portavoz de la mesa de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Madrid— es que la Atención Primaria está muy cerca del colapso”. “Con la publicidad de los test de autodiagnóstico, la población se está haciendo pruebas de forma masiva, están acudiendo a los centros de salud derivados de las farmacias, y en los centros de salud no hay suficiente personal como para dar cabida a toda esta gente”, explica Durán. Con el panorama actual —un “aumento de casos vertiginoso” y “sin refuerzo” sanitario—, “los centros de salud no dan abasto”, afirma.

Durán considera positivo que se ofrezca estos tipos de test rápidos a la población, “pero también se tiene que decir a la gente dónde ir para confirmar los casos”, señala. “Y no le puedes ofrecer un nivel [Atención Primaria] que está absolutamente agotado, que no tiene capacidad logística y que se está apoyando en el sobreesfuerzo de los profesionales”, sostiene la portavoz.

“La realidad es que la Atención Primaria está muy cerca del colapso”

Según publicó la Consejería de Sanidad madrileña el pasado jueves, si el resultado de un test de autodiagnóstico sale positivo pero se tienen síntomas leves o inexistentes, “el ciudadano debe contactar con el teléfono de Sanidad gratuito 900 102 112 para la citación de la prueba diagnóstica que confirme el positivo y cumplir aislamiento”. “En el caso de síntomas moderados, el ciudadano debe contactar con su centro sanitario, y en caso de urgencia llamar al teléfono 112”, señala.

La cuestión de los tiempos de espera no se contempla, ni la del cuasi-desabastecimiento de test de antígenos en farmacias, ni la de la responsabilidad y el miedo que recaen sobre el ciudadano que tiene sospechas de estar contagiado pero no posibilidad de confirmación ni acceso a baja médica a falta de dicho diagnóstico.

“Es desesperanzador”

Para Manuel Franco, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), con el colapso actual —ya sea telefónico o presencial— “se está dejando en una situación de desamparo tajante a la población contagiada, lo cual es desesperanzador”. Franco defiende que se refuerce “la unión entre Atención Primaria y Salud Pública”, y se invierta, para poder hacer un seguimiento adecuado de las personas contagiadas y “atender a los enfermos, covid y no covid”.

“Se está dejando en una situación de desamparo tajante a la población contagiada”

La consecuencia de las circunstancias actuales, aparte de la sobrecarga de los trabajadores y de la angustia de la población, es que los centros de salud también “se están convirtiendo en focos de alto contagio”, advierte Silvia Durán. “Ahora mismo no hay circuitos diferenciados entre covid y no covid y los centros están colapsados”, apunta . Desde la mesa de Atención Primaria del Colegio de Médicos reclaman que se habiliten centros externos, como se ha hecho en otros momentos de la pandemia, para que se realicen allí las pruebas de diagnóstico y alivien en parte la presión de la primaria.

“El colapso era inminente”

El concepto ‘colapso’, en todas sus formas, es el que más repite durante su conversación con El HuffPost Silvia Durán, que pide “directrices claras” por parte de las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid. “La Atención Primaria está colapsada, y se está colapsando el siguiente nivel asistencial, el hospitalario, porque la gente está acudiendo a las Urgencias para hacerse PCR”, advierte.

Con todo, la situación actual no pilla por sorpresa a los profesionales, que llevan meses alertando del agotamiento de la Atención Primaria. “Lo llevamos diciendo desde hace muchísimo tiempo. Hay una falta tremenda de profesionales en los centros de salud, así que el colapso era inminente”, recalca Durán. “Necesitamos refuerzos”.

“Hay una falta tremenda de profesionales en los centros de salud. Necesitamos refuerzos”

A Marciano Sánchez Bayle, médico pediatra y presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM), tampoco le sorprende la situación que vive la Atención Primaria en Madrid estos días. “Ante cualquier aumento de la demanda, por pequeño que sea —y este no es pequeño, se produce saturación y esperas terribles en el sistema”, cuenta.

¿Por qué? Porque la Atención Primaria está “muy deteriorada, con muy poco personal, no se han cubierto bajas, y a cada momento se plantea la rescisión de contratos covid, lo cual favorece la centrifugación de profesionales a otras comunidades autónomas que les ofrecen unas mejores oportunidades de empleo”, resume.

El pasado jueves, la Comunidad de Madrid anunció que prorrogaba durante los tres próximos meses las contrataciones de los 1.500 profesionales de refuerzo covid de Atención Primaria, después de semanas de incertidumbre, y de vincular estas renovaciones a la disponibilidad presupuestaria y a la situación epidémica. No obstante, desde el sindicato de Enfermería SATSE Madrid alertan este lunes de que algunas enfermeras de centros de salud han sido contactadas por sus Direcciones Asistenciales para comunicarles que “sus contratos covid podrían no ser renovados”.

El deterioro viene de lejos: las cuentas no salen

La Comunidad de Madrid es la que menos porcentaje de gasto dedica a Sanidad con respecto a su PIB (3,7% frente al 5,6% de la media nacional) y, dentro de eso, la que menos porcentaje dedica a Atención Primaria (un 11,2%, tres puntos por debajo de la media). Ante un incremento de la demanda, en este caso debido al importante aumento de casos covid y de enfermedades respiratorias con síntomas similares al covid, el sistema colapsa, consecuencia de una situación que “se viene arrastrando desde hace mucho tiempo”, señala Sánchez Bayle.

“La Comunidad de Madrid está preocupada por que la gente tenga libertad para ir a un bar, a una discoteca o a una gran superficie sin ningún tipo de límite, pero esa libertad se la niega a personas que necesitan atención sanitaria”, denuncia el portavoz, que alerta de que “la situación es extremadamente grave en este momento”.

“Madrid está preocupada por que la gente tenga libertad para ir a un bar, pero le niega esa libertad a personas que necesitan atención sanitaria”

La gravedad del panorama se ve aumentada por el hecho de que la presidenta de la Comunidad ha reiterado en varias ocasiones —la última, esta mañana— que no tomará ninguna medida nueva ante el aumento de casos. “No estoy en disposición de cambiar la estrategia sanitaria y económica”, ha dicho Ayuso, ni siquiera si así lo acuerdan el resto de comunidades en la próxima conferencia de presidentes que se celebra este miércoles, a dos días de la Nochebuena. Entre las peticiones que hace a la Comunidad el Colegio de Médicos de Madrid está la de “establecer restricciones a la concentración de personas, especialmente en recintos cerrados, hostelería, transportes públicos y eventos sociales”.

“La situación ya no es sólo preocupante; es cabreante”

Para Sánchez Bayle, “hay una actitud clara por parte de la Comunidad de no tomar medidas preventivas” para frenar la difusión del virus, que se suma así a la ‘actitud’ de “no aportar medios suficientes en sanidad y Atención Primaria para atender la epidemia”. “La situación ya no es sólo preocupante; es cabreante”, añade el médico.

“Hay una actitud clara por parte de la Comunidad de no tomar medidas preventivas y de no aportar medios suficientes para atender la epidemia”

“No hay visos de intentar rectificar las cosas que se han hecho tan mal, y esto se cobra en vidas”, lamenta Sánchez Bayle. El presidente de la ADSPM se conformaría, a corto plazo, si este miércoles, cuando se aprueben los nuevos presupuestos de la Comunidad de Madrid, la región aumentara en “2.500 millones” su gasto público sanitario para ponerse al nivel del resto de autonomías y destinara el 20% de ese presupuesto a la Atención Primaria. A partir de ahí, tocaría “reforzar los centros sanitarios con personal”, y “que se pueda garantizar la atención sanitaria a cada persona en menos de 48 horas”.

Al fin y al cabo, recalca Sánchez Bayle, “la Constitución española garantiza la protección del derecho a la salud”, y ahora mismo “se está yendo en contra”. “La situación actual es inadmisible, y el panorama a medio plazo pinta regular”, advierte.

Mascarillas higiénicas no reutilizables (10 unidades) Deliplus (Mercadona)

Las mejores mascarillas disponibles en el mercado, según la OCU

Popular in the Community