36 escenas de sexo del cine que han dejado huella

Algunas han acabado en portales porno.
El orgasmo fingido de Meg Ryan en 'Cuando Harry encontró a Sally'.
El orgasmo fingido de Meg Ryan en 'Cuando Harry encontró a Sally'.

Que las escenas sexuales de Los Bridgerton (Netflix) se hayan colado en los portales porno no es nada nuevo. El cine ya se ha enfrentado muchas veces a ese problema con películas como Blue Valentine u otras más antiguas como Y tu mamá también, que acabaron con el mismo destino por mostrar de forma explícita y realista las relaciones íntimas de sus personajes.

La mayoría de los protagonistas han sido fieles al guión y han regalado a la industria secuencias con las que llegar al clímax que ya forman parte de la historia del cine.

Según los expertos, el momento sexual más realista de Hollywood es el encuentro entre Donald Sutherland y Julie Christie en Amenaza en la sombra (1973), considerado como el mejor sexo del cine comercial. Es tan real —cunnilingus incluido— que en la década de los setenta se convirtió en una película escandalosa, hasta el punto de que la British Board of Film le dio la calificación X, reservada para el cine porno.

Para los actores no es fácil enfrentarse al reto de grabar una escena de sexo con un compañero (o con varios). De hecho, Keira Knightley ha reconocido recientemente que desde 2019 tiene una cláusula de “no desnudez” en sus películas si el director es un hombre, por la incomodidad que le genera “la mirada masculina”.

Knightley sabe de lo que habla. Precisamente ella es la protagonista de una de las escenas subidas de tono más recordadas del cine: la que protagonizó junto a James McAvoy en Expiación.

Sin embargo, no todos las escenas de sexo resultan tan excitantes —como es el caso de Shame— ni han sido solamente incómodas para sus protagonistas. El séptimo arte también se ha enfrentado a momentos mucho más que reprochables.

Uno de los más reprobables, por no decir el que más, fue el de la escena de la mantequilla de El último tango en París. Maria Schneider declaró en Daily Mail en 2007 que la secuencia no contó con su consentimiento y que ni siquiera aparecía en el guión: “Me sentí humillada Y, para ser honesta, me sentí un poco violada por ambos, tanto Marlon como Bertolucci”. Las lágrimas que derrama en la película no eran las de su personaje, sino las de ella misma.

Las protagonistas de La vida de Adèle —Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos—, ganadora del Festival de Cannes en 2013, reconocieron que fue prácticamente un infierno trabajar con el director de la cinta, Abdellatif Kechiche, hasta el punto de que llegaron a estar seis horas seguidas fingiendo un orgasmo.

Dejando de lado esa cara oscura de la industria, el cine ha ofrecido grandes recreaciones de relaciones sexuales —unas veces tomándose más licencias que otras— que han dejado huella en el recuerdo de los espectadores. Aquí van 36 de ellas:

Las 36 mejores escenas de sexo del cine