INTERNACIONAL
07/06/2019 17:34 CEST | Actualizado 07/06/2019 18:13 CEST

La NASA abrirá la Estación Espacial Internacional a turistas en 2020

Incluye la estancia en órbita, la comida, el agua y todo el sistema de soporte vital a bordo... previo pago, claro.

La NASA ha anunciado este viernes que a partir del año que viene autorizará, previo pago, el uso de la Estación Espacial Internacional a turistas y empresas, una medida con la que busca obtener financiación.

“La NASA abre la Estación Espacial Internacional a oportunidades comerciales”, ha anunciado en Nueva York Jeff DeWit, director financiero de la agencia estadounidense. 

Las misiones durarán hasta 30 días, precisa la agencia. Potencialmente, hasta una docena de astronautas privados podrían visitar la estación cada año. “La NASA autorizará dos misiones cortas de astronautas privados por año”, ha señalado Robyn Gatens, director adjunto de la estación.


Se trata de una medida con un fin evidente: ampliar las fuentes de financiación de un proyecto en riesgo tras las amenazas lanzadas por la Administración Trump.

El Ejecutivo estadounidense mostró, meses atrás, su intención de dejar de financiar directamente la EEI a partir de 2025. Esta estación se nutre de fondos de, entre otros, EE.UU, que gestiona en colaboración con otras agencias espaciales. Y la intención de Donald Trump es que la Estación Espacial acabe siendo convirtiéndose en un ente privado.

Estos “astronautas privados” serán transportados por las dos compañías que actualmente están desarrollando vehículos para la NASA: SpaceX, con la cápsula Crew Dragon, y Boeing, que construye la Starliner. 

Estas empresas elegirán a los turistas y les cobrarán el viaje, que será la parte más cara de la aventura: cerca de 58 millones de dólares, la misma tarifa que la NASA pagará a estas compañías por el transporte de sus astronautas.

35.000 dólares por noche y por astronauta 

Los turistas pagarán a la agencia espacial la estancia en órbita, la comida, el agua y todo el sistema de soporte vital a bordo. “Costará alrededor de 35.000 dólares por noche y por astronauta”, ha explicado DeWit.

La Estación Espacial Internacional no pertenece en exclusiva a la NASA. El proyecto se inició junto a Rusia en 1998, y otros países participan y envían también astronautas. Pero Estados Unidos posee y controla la mayoría de los módulos.

Sin embargo, aunque muy llamativa, esta noticia no es la primera que surge en relación a la EEI. En 2001 el empresario estadounidense Dennis Tito estuvo en la estación tras pagar a Rusia cerca de 20 millones de dólares.

Photo gallery Las mejores fotos de España que tiene el archivo de la NASA See Gallery