Pablo Fernández: "Desde que cogobierna Vox, el ambiente político en Castilla y León es irrespirable"

El líder de Podemos en la región tilda a García - Gallardo de "déspota, autoritario y con una agresividad verbal impropia de un vicepresidente”
El procurador de Podemos en las Cortes de Castilla y León, Pablo Fernández
El procurador de Podemos en las Cortes de Castilla y León, Pablo Fernández
EFE

“PP y Vox han convertido las Cortes en su cortijo”. Pablo Fernández, líder de Podemos en Castilla y León, se muestra rotundo al hablar de la “desagradable” situación que vivió el pasado miércoles en la sesión de las Cortes de Castilla y León, donde fue insultado por parte de procuradores de la derecha mientras hablaba en la tribuna y sin recibir la protección del vicepresidente de la Cámara. El dirigente fue interrumpido en varias ocasiones a gritos de “estás buscando el vídeo”, “venga, fuera” o “deja de hacer el ridículo”.

En una entrevista a El HuffPost, el portavoz de la formación morada lamenta que los políticos transmitan esta imagen a la ciudadanía y cree que “se está pervirtiendo el parlamentarismo”. “Los miembros de PP y Vox insultan, gritan, provocan algaradas y no te dejan hablar sin que el presidente o el vicepresidente de la Cámara hagan algo”, explica.

Aunque los rifirrafes en la Cámara suelen ser recurrentes, Fernández sostiene que desde la entrada de Vox en el gobierno autonómico, “el ambiente político en Castilla y León es irrespirable”. “Hay más agresividad verbal y mayor crispación. Pero lo verdaderamente anómalo es que desde la presidencia de las Cortes se permita todo a la derecha y ultraderecha mientras la oposición queda desprotegida”, lamenta.

Con este comentario, Fernández también hace alusión al insulto que el vicepresidente de la Junta Juan García-Gallardo (Vox) profirió contra el representante de Ciudadanos, Francisco Igea, en la sesión del día anterior. El dirigente de Vox llamó “imbécil” desde su escaño a su antecesor en el cargo sin que el presidente de la Cámara censurara su actitud o le pidiera retractarse. “Me causa extrañeza y mucha indignación”, lamenta Fernández, tras verse también víctima de la misma desprotección.

“García Gallardo es déspota y autoritario”

En la misma conversación con El HuffPost, el líder de Podemos no duda en cargar contra García-Gallardo, de quien dice que es “déspota, autoritario y con una agresividad verbal impropia de una persona que ostenta el cargo de vicepresidente”. “Se piensa que la Junta de Castilla y León es suya y se le olvida que está ahí de forma temporal. El gobierno autonómico no es su coto de caza”, asegura. Preguntado por si llegaría a reunirse con él, Fernández es claro: “Es el vicepresidente y me sentaría a negociar con él cualquier cosa que fuera beneficiosa para los ciudadanos de Castilla y León. Pero sólo desde un ámbito institucional”, subraya.

También mantiene una postura muy crítica con el presidente Alfonso Fernández Mañueco, de quien dijo en la tribuna de las Cortes antes de la algarada que no sabía “ni leer” y que siempre ha vivido de la política. “El hecho de que Mañueco sea un muy mal orador y que a veces no lee con fluidez sus discursos es algo insoslayable. Es una realidad palmaria y creo que esto es una crítica que entra dentro del debate político. No es un insulto, constato una realidad”, afirma.

Una coalición “deplorable y penosa”

García - Gallardo y Fernández Mañueco
García - Gallardo y Fernández Mañueco
Europa Press News via Getty Images

Tras más de cien días de gobierno de PP y Vox en Castilla y León - el primero en España con la ultraderecha en el poder - Pablo Fernández hace un balance “deplorable y penoso” de la coalición. “Han deteriorado lo público, han recortado derechos y libertades y su gestión económica y social ha sido pésima”, detalla. Destaca, entre otras cosas, su ineficacia este verano ante los trágicos incendios que arrasaron 95.000 hectáreas y provocaron la muerte de tres personas. “Los efectivos trabajaron sin medios y el operativo fue insuficiente, pese a que desde la oposición llevábamos tres años avisándoles de que debía haber una operativo vigilante todo el año”, explica. También critica la manipulación en la televisión pública de Castilla y León - denunciada esta semana por los propios trabajadores de la corporación - o la denominada ley de concordia que deroga el decreto de la memoria histórica y “pone al mismo nivel al franquismo y sus víctimas”.

Todo en un Ejecutivo tensionado por el manifiesto desencuentro entre Mañueco y Gallardo. Sin embargo, Fernández sólo cree que habrá un adelanto electoral si el líder del PP lo ve beneficioso para sus intereses. “Mañueco hará lo que crea que sea mejor para Mañueco. Y es algo muy lamentable porque nunca piensa en el bienestar de los castellanos y los leoneses, sino en su propio beneficio y en mantenerse en el poder”, explica.

“La marca ‘Unidas Podemos’ está consolidada”

Lo que sí habrá en Castilla y León serán elecciones municipales el próximo 28 de mayo. Podemos aspira a revalidar el resultado de hace cuatro años, además de “gobernar en varias ciudades e irrumpir con fuerza en las diputaciones provinciales”. “Vamos a concurrir con otras fuerzas hermanas y vamos a ensanchar el ámbito político de Unidas Podemos aglutinando candidaturas plurales, heterogéneas y diversas. En definitiva, ofreciendo opciones progresistas para hacer de contrapeso a las nocivas políticas de la derecha”, explica.

Sobre el debate abierto en Podemos e IU de enterrar el nombre de la coalición - “Unidas Podemos” - para esta cita electoral, Fernández recuerda que es una marca “consolidada” y que bajo ella se han conseguido numerosos avances como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la reforma laboral, la ley ryder o la del “sí es sí”, entre otras. “Si hay una marca reconocible en cuanto al fortalecimiento de derechos y libertades, la protección de la ciudadanía y la profundización democrática esa es ‘Podemos’”, subraya.

Por último, sobre el nuevo proyecto político de Yolanda Díaz - que este viernes presentó a sus equipos de trabajo - Fernández recuerda que la actual vicepresidenta segunda “es nuestra candidata”. “Yolanda y su proyecto son nuestros aliados electorales. Vamos a poner todas nuestras fuerzas para que ella sea la próxima presidenta del Gobierno”, ha concluido.