VIRALES
25/10/2020 15:14 CET

Sánchez pide a todo el mundo que no se use el término "toque de queda" y propone esta otra expresión

La palabra de moda.

Seguramente sea la palabra que más vas a oír en los próximos días, semanas y quizá meses: toque de queda. Todo ello después de que el Gobierno haya aprobado la declaración de estado de alarma en la reunión del Consejo de Ministros extraordinario celebrado este domingo en La Moncloa.

La medida incluye un toque de queda nocturno que irá de las 23:00 horas a las 6:00 de la mañana y que podrá ser modificado por las comunidades, teniendo un margen de una hora para iniciarlo y finalizarlo. Este toque de queda se aplicará a todas las autonomías salvo a Canarias. 

Sin embargo, en su rueda de prensa, Pedro Sánchez ha pedido a los españoles que no utilicen la expresión “toque de queda”. “Si me permite, yo creo que podemos ir acuñando todos una expresión más contemporánea que nada tienen que ver con lo que representan, sobre todo para generaciones con más experiencia, con más vida a sus espaldas, como es el toque de queda”, ha empezando diciendo el jefe del Ejecutivo.

“Esto es una restricción de movilidad nocturna. Me gustaría pedir además a los medios de comunicación que pudiéramos hacer entre todos este ejercicio de pedagogía porque nada tiene que ver con un toque de queda, que tiene otra serie de componentes y otra serie de, digamos, significados, en la mente de todos”, ha reclamado.

Durante esas horas sí podrán circular quienes tengan un motivo justificado, es decir, ir o volver del trabajo, ir a por medicamentos o por cuidado de mayores o menores de edad. 

El nuevo decreto de estado de alarma establece que las autoridades delegadas serán los presidentes autonómicos y el órgano para la coordinación entre autonomías será el Consejo Interterritorial de Salud. 

Las autonomías serán quienes decidan si limitan o no la entrada y salida de sus territorios o si quieren confinar ámbitos geográficos menores. Las excepciones serán las mismas que para el toque de queda. 

Las comunidades también podrán limitar las reuniones sociales, pero con un límite máximo de seis personas, salvo que sean convivientes. 

Photo gallery Pedro Sánchez, con el papa Francisco See Gallery

EL HUFFPOST PARA EVO