Cómo funciona y cuándo llegará Spaces, el Clubhouse que está desarrollando Twitter

Esta nueva función de la red social permitirá crear distintas salas de audio.
Imagen de Spaces el Clubhouse de Twitter.
Imagen de Spaces el Clubhouse de Twitter.

La fiebre del audio ha llegado para quedarse. En solo unas semanas Clubhouse, la red social que funciona para compartir audios y participar en distintas salas de conversación, se ha convertido en todo un éxito en España.

Desde programas de radio o podcast a charlas de formación han encontrado una nueva plataforma para compartir sus contenidos. Dado este revuelo, ya antecedido por una gran influencia en Estados Unidos, Twitter no ha querido perder la oportunidad y armarse frente a la competencia con Spaces, una nueva función de la red social en la que los usuarios podrán crear distintas salas para compartir mensajes de audio.

¿Cómo funciona?

Spaces es muy similar a Clubhouse en su funcionamiento y también tiene rasgos similares con su herramienta Fleets, una especie de stories que se lanzó el pasado mes de noviembre.

En la barra superior, donde actualmente se ven estas stories aparecerán en color morado las distintas salas en las que intervienen los usuarios de Twitter a los que sigues y el número de participantes en ella.

Así se vería una sala de audio en Spaces de Twitter.
Así se vería una sala de audio en Spaces de Twitter.

Una vez que se entra a una sala pinchando sobre “unirse a esta sala”, verás a los participantes distinguidos entre “oyentes”, “hablantes” y “anfitrión” (creador de la sala). Estarás, al igual que en Clubhouse, con el micrófono silenciado y para poder hablar deberás pulsar la opción “solicitar” con un micrófono en la barra inferior. Entonces, uno de los moderadores admitirá o no tu petición.

Así se vería el interior de una sala de audio en Twitter Spaces.
Así se vería el interior de una sala de audio en Twitter Spaces.

Del mismo modo, cualquier usuario puede crear una sala en la misma barra superior inicial. Mientras se escucha una charla en Spaces se puede seguir navegando por Twitter e incluso utilizar otras aplicaciones. Los controles de la sala se mantienen en la parte inferior de la pantalla de Twitter.

¿En qué se diferencia de Clubhouse?

Ambas herramientas son muy parecidas tanto en apariencia como en funcionamiento. Sin embargo, Spaces aprovecha las sinergias propias de pertenecer a esta red social. Se puede compartir el enlace a esa sala de audio mediante mensaje directo, en un tuit e incluso con otras plataformas.

Una sala de audio de Spaces compartida mediante mensaje directo y mediante un tuit.
Una sala de audio de Spaces compartida mediante mensaje directo y mediante un tuit.

Otra diferencia es que Spaces permitirá reaccionar con emojis en las salas de audio, algo que no se puede hacer en Clubhouse, pero que Twitter sí incorporó al hacerse con Periscope.

¿Cuándo llegará a España?

Por el momento no hay fecha de implantación ni en España ni a nivel mundial. La red social se encuentra aún en una fase beta. De hecho, durante la segunda semana de enero se realizó una prueba con algunos directivos de Twitter entre 200 selectos usuarios de Twitter en iOS. Aunque, según informan algunos medios especializados, en Twitter estarían trabajando a marcha forzada para poder hacerle frente a la nueva plataforma de audio y adelantarse a los movimientos de Facebook.

Una herramienta que fomente los “espacios seguros”

El clima de crispación habitual en Twitter y sus numerosos trolls no han pasado desapercibidos por los creadores cuyo principal escollo está siendo cómo detectar comportamientos abusivos en mensajes de audio.

Una de las principales medidas para que esta herramienta resulte “agradable” para todos es el control que tienen los mediadores y creadores de las salas, que pueden decidir en todo momento quién puede participar quién no e incluso reportar a algunos usuarios por comportamiento inadecuado. En este sentido, la plataforma busca crear espacios donde los tuiteros se sientan “seguros y cómodos”.

Del mismo modo, la plataforma está desarrollando una función de transcripción para que sea accesible a las personas con discapacidad auditiva.

6 datos curiosos sobre tecnología