Un estudiante de 15 años diseña un aerogenerador portátil para obtener energía a bajo coste: todo lo que se sabe

Un estudiante de 15 años diseña un aerogenerador portátil para obtener energía a bajo coste: todo lo que se sabe

El invento se probará en Kenia para mejorar la vida de comunidades aisladas.

Universidad de Glasgow Caledonian (GCU)
Varios de los desarrolladores del aerogenerador posan junto al inventoUniversidad de Glasgow Caledonian (GCU)

Como decía José Mercé en su famosa bulería, “aire, aire”. Esa es la solución que ha hallado un estudiante escocés para proporcionar energía a bajo coste a las comunidades aisladas de Kenia.

Douglas Macartney diseñó en 2018 (con tan solo 15 años) un aerogenerador plano para convertir el acceso a la energía en asequible, fiable y con bajas emisiones de carbono.

Su idea ha sido elegida entre las 11.000 propuestas recibidas en un concurso nacional organizado por la organización sin ánimo de lucro Primary Engineer. Gracias a ello, el invento fue presentado en la COP26 y se beneficiará de una subvención del Gobierno de Reino Unido que reparte 26 millones de libras esterlinas (30 millones de euros) entre 64 proyectos.

Un prototipo viable

El aerogenerador ha sido desarrollado con la ayuda de varios equipos de ingenieros de la Universidad de Glasgow Caledonian (GCU), que han trabajado durante varios años en el proyecto hasta convertirlo en un prototipo viable. A raíz de los avances también se han logrado añadir dos paneles solares.

La propia GCU ha precisado en un comunicado que el dispositivo se puede instalar sin que haya que disponer de formación especializada y que “está destinado a ayudar a las áreas que se están recuperando de desastres naturales y en asentamientos rurales alejados de la conexión a la red”.

En ese sentido, la universidad se asociará con DeCourcy Alexander, una consultora de innovación sostenible con sede en Londres, y E-Safiri Charging Limited, una pyme de Kenia que se centra en la investigación y las soluciones innovadoras para brindar acceso a la energía sostenible.

De esta forma, la financiación permitirá al invento llegar hasta Kenia, “donde se espera que la turbina ayude a crear un crecimiento económico sostenible y una educación que transformará vidas”, resalta la Universidad de Glasgow Caledonian.

Permitirá alimentar una luz y dos enchufes USB

Andrew Cowell, profesor titular de GCU e investigador principal del proyecto ha detallado que “la turbina eólica ha sido concebida para generar suficiente electricidad para alimentar una luz y dos enchufes USB en una zona de ayuda en caso de desastre o un campo de refugiados”.

El proyecto se titulará ‘Angaza África’, debido a que Angaza es una palabra swahili que significa ‘dar luz, iluminar, brillar’. La fecha de inicio prevista es el 1 de marzo de 2023 y tendrá una duración de 12 meses, un periodo en el que se efectuarán pruebas sobre el terreno tanto en Escocia como en Kenia.