Las precauciones frente al coronavirus que debes tener en cuenta al viajar en coche

El coche se ha erigido como la forma de transporte más segura frente al coronavirus.

El coche se ha convertido en el transporte más seguro para viajar mientras dure la pandemia por coronavirus. La razón es sencilla: permite controlar con quién viajamos y el número de personas en contacto es reducido.

Esto no quiere decir que no haya que seguir tomando las medidas necesarias para evitar contagios, aunque en la mayoría de ocasiones basta con utilizar el sentido común.

Andrea Burón, médica especialista en medicina preventiva y salud pública y portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública (Sespas), apunta que antes de tomar medidas de prevención lo primero que hay que tener en cuenta es con quién viajamos.

¿Hay que llevar mascarilla?

“Si vamos a viajar con personas que son de la misma unidad familiar, con nuestra pareja o personas con las que tenemos un contacto estrecho, no tendría sentido usar mascarilla”, explica la doctora.

“Tendremos que tomar las mismas medidas que en casa”, añade Burón, que señala que tiene poca lógica llevar mascarilla en el coche con alguien con quien vamos a estar de vacaciones o a quedar habitualmente. “Como epidemiólogos, la salud mental de las personas también nos importa”, apunta.

La mascarilla sí es recomendable si viajamos “con alguien con el que tenemos contacto esporádico que no se va mantener” o con personas mayores. “Hay que tener más cuidado”, explica Burón, que en este caso recomienda llevar mascarilla y que viajen menos personas en el coche. “Si hay síntomas, evidentemente, no debemos viajar con nadie”.

Lo que sí es imprescindible es mantener la higiene de manos, aunque viajemos con contactos estrechos.

¿Ventanillas abiertas o aire acondicionado?

En las últimas semanas se ha debatido mucho sobre si el aire acondicionado contribuye a la propagación del virus. Aunque todavía no hay conclusiones claras, sí está claro que hay que utilizar aquellos que permitan la renovación del aire. También priorizar la ventilación natural en espacios cerrados como restaurantes.

En el caso del coche y con gran parte de España soportando altísimas temperaturas, también surge la duda. “En zonas con altas temperaturas o con contaminación lo mejor es dejar las ventanillas cerradas, hay que pensar en la salud del conductor”, explica la especialista en salud pública. La clave es la misma que con la mascarilla: si vamos a viajar con personas de contacto estrecho, no tendría por qué haber problema. Para Burón no hay duda: “Es mejor poner el aire acondicionado con renovación del aire”.

¿Es necesario desinfectar el coche?

Solo si hay cambio de conductor. En ese caso es conveniente desinfectar el volante y la palanca de cambios. “Si vamos a alquilar un coche, aunque las empresas han mejorado los protocolos de desinfección, no está de más llevar unas toallitas desinfectantes o un spray”, cuenta la experta.

Para la doctora Burón la clave es el “sentido común” y explica que, más que una guía sobre cómo vivir, los epidemiólogos buscan “dar a la gente unas pautas básicas para tomar sus propias decisiones”. “Es una realidad a la que tendremos que acostumbrarnos”, añade.

Para ella lo primordial es “reducir los contactos”. Por eso, el coche se ofrece como la mejor opción para los viajes largos en detrimento de tren o avión donde “hay que extremar las precauciones porque son muchas personas y desconocidas; y cuantas más personas y en según qué contextos, más riesgos asumimos”.

Cosas que no esperabas ver en la carretera