Vox quería censurar este cartel de Zahara. 'SPOILER': sale mal

Lo ocurrido con el cartel de su concierto en Toledo ha desatado una ola de solidaridad con la cantante.
Cartel que anunciaba el concierto de Zahara en Toledo y que ha sido retirado.
TOLEDO ALIVE
Cartel que anunciaba el concierto de Zahara en Toledo y que ha sido retirado.

“Estamos ante una nueva provocación intolerable por parte del Ayuntamiento de Toledo que ha permitido que se ataque la libertad religiosa de la mayoría de los toledanos”. Con estas palabras comienza el comunicado que Vox Toledo publicó este miércoles acerca del concierto de Zahara previsto para el 3 de septiembre en la ciudad.

En él la cantante aparece como una virgen con un niño en brazos, con una banda que le cruza el torso con la palabra Puta, que es el título de su último disco y de la gira.

Para Vox, el Gobierno socialista de la ciudad, encabezado por Milagros Tolón, estaba “siendo cómplice” de una “ofensa extrema” a la imagen de la Virgen, y “jalea viendo cómo se atacan los sentimientos religiosos”.

Alegando esos motivos, pedían la retirada del cartel y la cancelación del concierto. Éste sigue en pie, pero el cartel desapareció unas horas después. Según se ha sabido, el Consistorio trasladó al promotor el malestar de “varios ciudadanos y colectivos” y éste optó por retirarlo y crear otro.

Pero, en la era de internet, esto no es tan sencillo como arrancarlo de las paredes de Toledo para que nadie lo vea: tras empezar a circular la noticia de su retirada, las redes sociales, con su efecto amplificador, pronto consiguieron que casi toda España lo viera. Todo un efecto Streisand —un intento de censura que fracasa, ya que acaba dándole mayor visibilidad a la obra de la que hubiera tenido si no se la hubiese pretendido acallar— o, con otras palabras: un ‘si no quieres cartel, toma dos tazas’.

“Defendiendo la música y la libertad de expresión”

El HuffPost se puso en contacto con el equipo de Zahara tras lo ocurrido, pero declinó hacer declaraciones. La única referencia de la cantante a este asunto, que tampoco ha hecho ninguna alusión en redes sociales, la hizo en la noche de este miércoles durante su concierto en Valencia.

“Ojalá hubiese podido decirle a la María Zahara de 12 años que, cuando la insultaban y la llamaban ‘puta’ y nadie quería ser su amiga, ojalá haberle podido decir que en el futuro, cuando ya tuviera 37 años un día todos sus compañeros y compañeras de profesión y todas las personas que admira, todo su público y todas las personas queridas saldrían a defenderla”, comenzó.

“Muchas gracias, porque ha sido brutal la respuesta de amor que he recibido y eso es lo que me llevo del día de hoy. La única respuesta que voy a dar a eso que ha sucedido lo voy a dar en este escenario, lo voy a hacer cantando, lo voy a hacer defendiendo el arte, lo voy a hacer defendiendo la música, defendiendo la libertad de expresión”, prosiguió la cantante, llevándose una gran ovación.

La música, volcada con Zahara

La jienense mencionaba en ese agradecimiento a sus compañeros de profesión, que le han hecho llegar sus ánimos y su solidaridad, seguramente en privado, pero también públicamente con mensajes de Twitter.

Rozalén, Amaral, Vetusta Morla, Niños Mutantes o Pancho Varona son algunos de los artistas que se han puesto de su lado con mensajes como éstos:

El eco de Twitter

Durante buena parte de este miércoles y de este jueves el nombre de Zahara ha figurado entre los trending topic de Twitter, no solo por estos mensajes de otros músicos, sino porque muchos usuarios, con más o menos ironía, han llamado a difundir el cartel todo lo posible.

También ha tenido mucho eco la reflexión de la actriz Ana Milán, que ha recordado otra reciente polémica: la del cartel de la próxima película de Pedro Almodóvar, Madres Paralelas, en el que se ve un pezón.

Además, un vídeo de Zahara en un concierto en A Coruña grabado hace tan solo unos días no para de compartirse una y otra vez.

“A las bestias que niegan desde el poder la violencia machista. A las bestias que quieren un pin parental. A las bestias que cambian la Sanidad Pública por la libertad. A las bestias que le llamaron maricón antes de matarlo. A las bestias que niegan la violencia homófoba. A las bestias que nos acosan, las bestias que nos insultan, las bestias que nos señalan, las bestias que nos violan, las bestias que nos matan”, recita en ese fragmento la cantante mientras su público aplaude.